Economía

Por cuenta de la Covid-19 cae demanda de energía

De continuar bajón en consumo de corriente, se presentaría una reducción mayor del PIB.

Energía eléctrica

El freno a la operación de la mediana y gran industria le está pasando cuenta de cobro a la demanda de energía eléctrica.

Archivo particular

POR:
Portafolio
abril 02 de 2020 - 12:27 a. m.
2020-04-02

La desaceleración del aparato industrial y comercial del país por cuenta del aislamiento obligatorio preventivo (cuarentena) ya tiene entre sus principales consecuencias la caída en la demanda de energía.

(Lista línea de transmisión desde central Hidroituango). 

La razón, el consumo de electricidad en el territorio nacional, que usualmente va al mismo ritmo de la actividad económica, cayó un 15% en los últimos días.

Pero lo que más llama la atención para los analistas macroeconómicos, es que de prolongarse ese bajón en la demanda de corriente, se presentaría una contracción del Producto Interno Bruto (PIB).

LA CAÍDA EN CIFRAS 

Para XM, operador del Sistema Interconectado Nacional (SIN), la implementación de las medidas preventivas encaminadas a reducir la propagación de la covid-19 ha impactado la demanda de energía eléctrica en el país.

(Los ganadores de la subasta para la operación de Electricaribe). 


“Desde el pasado 20 de marzo, fecha en que comenzó la cuarentena, la demanda de energía en el país ha bajado de forma considerable”, resaltó Jaime Uribe, gerente del Centro Nacional de Despacho (CND) de XM.

El vocero agregó que al mirar el comportamiento por regiones (semana del 23 al 27 de marzo), los principales mercados de consumo del país registraron reducciones, como en la Zona Caribe que fue del 9%, Cundinamarca 22%, Antioquia 23%, y en el Valle del Cauca del 20%.

Uribe Zapata subrayó que la industria manufactures redujo su consumo de energía en un 39% y la de explotación de minas y canteras, en un 12%.

“Por sectores económicos, en la Zona Caribe la mediana y gran industria contrajo la demanda en un 24%, en Cundinamarca ha sido del 33%, en Antioquia del 35%, y en el Valle del Cauca, del 29%”, indicó el técnico de XM.

Y añadió que “por su parte los usuarios residenciales, comerciales y la pequeña industria redujeron el consumo en un 6% en la Zona Caribe, 17% en Cundinamarca, 18% en Antioquia, y 17% en el Valle del Cauca”.

FRENO A LA PRODUCCIÓN 

Analistas del sector de energía en el país le explicaron a Portafolio que días antes de iniciar la cuarentena, como consecuencia de la covid-19, el nivel de consumo de electricidad ya registraba un decrecimiento.

Una de las fuentes consultadas precisó que ya, para el miércoles 25 de marzo, día en el cual inicio el aislamiento preventivo obligatorio, la demanda diaria del país había disminuido en un 16,5 % respecto a los valores de la semana del 9 al 15 de marzo, como consecuencia del simulacro de cuarentena que se inició en algunas ciudades del país desde el viernes 20 de marzo, y por todo ese fin de semana (21-23 de marzo), así como las medidas individuales que algunas empresas tomaron de forma anticipada respecto a esta situación.

Y recalcó que, históricamente, el consumo de electricidad total se divide en 70% de demanda regulada (hogares y pequeños comercios e industrias) y 30% de demanda no regulada: grandes consumidores.

El experto indicó además que a partir del lunes 16 de marzo, 10 días después de que el primer caso de coronavirus en Colombia fuera confirmado, la demanda regulada viene disminuyendo en promedio 0,95 puntos porcentuales cada día, mientras que la demanda no regulada ha tenido una afectación mayor con un descenso de 2,5 puntos porcentuales por jornada, en comparación con el mismo día de la semana del 9 al 15 de marzo.

Al respecto, Alejandro Castañeda, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras de Energía (Andeg), la caída en la demanda de energía, más en el sector industrial y comercial, llama la atención ya que era un indicador que venía con un buen comportamiento y creciendo desde hace más de un año, hasta que se presentó la crisis.

“La desaceleración ha estado más por el sector productivo no esencial (según el decreto presidencial). También ha disminuido el consumo desde el lado de las grandes industrias, así como el de los restaurantes, hoteles, bares, y esta caída no se compensa con el consumo del lado residencial”, explicó el dirigente gremial.

Y agregó que “estamos llegando a niveles de casi 165 gigavatios hora día (Gw/h-d), cuando hace más de 45 días estos eran de 205 Gw/h-d. Es decir que el decrecimiento en el consumo de energía eléctrica ha estado en alrededor del 18%”.

Castañeda también señaló que hay un lado bueno de la noticia y que está en el mercado, ya que paradójicamente el decrecimiento en la demanda de energía le permitirá a los embalses recuperarse más rápido.

“En la actualidad su nivel está en un promedio del 35% y lo que se espera es que en el mes de abril, cuando se intensifiquen las lluvias, el volumen crezca porque se estará consumiendo energía en el país mucho menos de los habitual”, dijo el director de Andeg.

EFECTO EN EL PIB 

Un efecto colateral de continuar la caída en la demanda de energía sería la disminución marcada del PIB.

“La economía ha comenzado a contraerse desde la segunda mitad de marzo una vez las medidas de aislamiento social para contener la covid-19 implican que las empresas no pueden funcionar normalmente al mismo tiempo que se reduce el consumo de los hogares”, indicó Daniel Velandia, director de Investigaciones Económicas de Credicorp Capital.

El analista subrayó que bajo este escenario “sin precedentes” es previsible una contracción de la economía este año hasta que la actividad comience a normalizarse gradualmente. “Todo dependerá de la duración de la actual coyuntura”, dijo.

Frente a una expectativa de crecimiento que se tenía trazada del 3,5%, Fedesarrollo resaltó que en un escenario optimista esta podría estar entre el 1,2 y el 1,5%. Pero si la crisis por la covid-19 se alarga, el PIB caería al 0,4%. Por su parte la Asociación Nacional de Instituciones Financieras indicó que la reducción lo dejaría en un 0,5%.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido