Cuarentenas disminuyeron los 'robos hormiga' en comercios del país

Conozca a qué se expone una persona que cometa este delito, cuyas pérdidas superan los $219.000 millones al año.

Robo Hormiga

En los meses de marzo, abril, mayo y junio (tiempo de lo que va la cuarentena) este delito disminuyó en un 29% frente al mismo periodo del año pasado.

El Tiempo

POR:
Portafolio
julio 15 de 2020 - 09:46 a. m.
2020-07-15

El video de un joven probando jugos en un supermercado de Risaralda y que indignó al país el pasado fin de semana, pone en evidencia una realidad que enfrentan a diario los almacenes y supermercados del país: los llamados ‘robos hormiga’.

(Video de hombre que prueba jugos en supermercado indigna al país). 

Si bien, la grabación de este hombre causó revuelo en Colombia, prácticas como comerse los alimentos antes de pagarlos en las cajas registradoras o sustraer productos de las estanterías, son muy comunes en los establecimientos de comercio.

Según el último Censo Nacional de Mermas de Fenalco, las pérdidas de los establecimientos por este tipo de prácticas superan los $219.000 millones al año.

Sin embargo, por cuenta de la cuarentena, este flagelo ha ido cayendo. De acuerdo con Alto Colombia, empresa dedicada a la prevención de mermas y pérdidas de la industrias, en los meses de marzo, abril, mayo y junio (tiempo de lo que va la cuarentena) este delito disminuyó en un 29% frente al mismo periodo del año pasado.

(Pérdidas son gigantes por los llamados robos ‘hormiga’). 


Para Jorge Segura, director jurídico de Alto Colombia, debido al aislamiento obligatorio, el hurto a establecimientos comerciales disminuyó a pesar de que en algunas ciudades como Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla se presentaron incidentes en donde primó la modalidad de camuflar la mercancía en prendas de vestir.

“En el análisis de información, a través de nuestra plataforma Alliance, vemos que el mes en el que se han presentado más eventos durante el tiempo que llevamos de cuarentena fue en junio con 443 registros; un mes donde la ciudadanía esperaba regresar a la normalidad luego de las dinámicas de aislamiento y las distintas estrategias por parte de las autoridades para controlar la emergencia sanitaria que afrontamos”, señaló Segura.

(Aumentan los casos de robos a supermercados). 


Aunque las autoridades vienen realizando grandes esfuerzos para mantener la judicialización de quienes cometen este tipo de actos que infringen el Código Penal, en algunas ciudades y municipios la pandemia ha afectado la operatividad de las autoridades, que han tenido que cambiar abruptamente su forma de trabajo, adoptando servicios técnicos de audiencias virtuales, streaming y videoconferencias por parte de los servidores judiciales y el público en general, situación que hoy dificulta los procesos de judicialización.

Pero, ¿a qué se expone una persona que cometa este tipo de delito?

De acuerdo con el director jurídico de Alto Colombia, quien sea sorprendido en flagrancia infringiendo la norma se enfrenta a un proceso de judicialización, con investigación penal en su contra, que podría terminar en una sentencia condenatoria que oscila entre 31 y 108 meses de prisión, más el pago de multas, daños y perjuicios significativos dentro del proceso.

Así mismo quedará detenido en una Unidad de Reacción Inmediata -URI- hasta por un término de 36 horas, en donde se definirá su situación jurídica.

TECNOLOGÍA, UN ALIADO CONTRA EL DELITO

Por su parte, para David Rojas, country manager de Alto, una de las herramientas que pueden ayudar a combatir este flagelo en almacenes y supermercados, en los que con frecuencia entran varias personas, es la tecnología.

“Hemos venido implementando una solución tecnológica que llamamos ‘Alto Alliance’, la cual permite integrar la información de diferentes fuentes, sistemas o plataformas, y analizarla a través de una inteligencia artificial para que las empresas tomen acciones y decisiones basadas en tiempo real”, dijo Rojas.

Estos modelos tecnológicos, que poco a poco han venido adoptado los almacenes y supermercados permiten crear algoritmos de procesamiento de imágenes y redes neuronales para reconocimiento facial, detección de patrones de conducta, conteo de personas/objetos, entre otros, que permiten una mayor vigilancia y control a través de inteligencia artificial y modelos prescriptivos.

“El reconocimiento facial, el tráfico de personas en un establecimiento comercial, mapas de calor donde se identifiquen los lugares más frecuentes de una tienda; son desarrollos de nuestro equipo de DataLab que contribuyen a la toma de decisiones no solamente en cuestión de seguridad sino también para capitalizar oportunidades de marketing, eficiencia en producción, control de inventario, transporte, entre otros”, concluyó Rojas.


Portafolio.co

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido