Producción en Reficar redujo la importación de combustibles en 2018

En la asamblea de accionistas, la compañía reveló sus resultados, en los que se destacaron aumentos en los ingresos operacionales.

Reficar

El margen de refinación fue de US$11 por barril, lo que representó un aumento de 15,4% respecto a 2017.

Ecopetrol

POR:
Portafolio
marzo 26 de 2019 - 11:25 a.m.
2019-03-26

Reficar informó que la durante el 2018, la refinería aportó el 34% del diésel que se consumió en Colombia y el 23% de las gasolinas.

“Este aporte se tradujo en ahorros para el país al reducirse la importación de combustibles, por aproximadamente más de US$2.000 millones (costo total aproximado de importar el volumen entregado por Refinería de Cartagena S.A.S.)”,
manifestó la compañía, tras la asamblea de accionistas.

La empresa destacó también su aporte por la producción de combustibles limpios.
En algunos meses del año, gracias a la producción en Cartagena se entregó diésel de 10 y 15 ppm, equivalente al mejor de países como Estados Unidos.

En 2018, la refinería registró ingresos operacionales por US$4.373 millones, que representaron un aumento de 41%, con relación al año anterior.

De otra parte, la carga promedio alcanzó los 151.331 barriles día, es decir, un aumento de 11,5% con respecto a 2017.

Con relación a los volúmenes vendidos, llegaron a más de 59 millones de barriles total año, de los cuales 32 millones de barriles se destinaron al mercado interno y 27 millones de barriles se exportaron.

Otros indicadores también tuvieron comportamientos positivos, como el EBITDA que alcanzó los US$148 millones, cuando un año atrás había sido de US$4 millones.

Por su parte, el margen de refinación fue de US$11 por barril, lo que representó un aumento de 15,4% respecto a 2017.

Por su parte, la compañía presentó una pérdida neta de USD$262 millones asociada principalmente, a la depreciación y al reconocimiento del cálculo anual del impairment, que es el resultado de comparar el valor razonable de la compañía vs el valor neto de la propiedad, planta y equipo al cierre del periodo contable.

Este reconocimiento está regido por la normatividad financiera nacional e internacional, es de orden estrictamente contable y no afecta la caja o liquidez de la empresa.

En 2018 la pérdida neta antes del cálculo del impairment fue de USD$47 millones, que comparado con una pérdida neta antes de la recuperación por impairment de 2017 (que fue de US$416 millones), representa una mayor utilidad en 2018 por US$369 millones, debido principalmente al mayor EBITDA, al ajuste del impuesto diferido y a menores gastos financieros.

El avance en el desempeño financiero de la empresa refleja la estabilización de las operaciones y el inicio del periodo de optimización, labor que continuará durante el 2019.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido