Productividad, la razón del rezago económico
de América Latina

Informe de la CAF muestra que el indicador para Colombia, por cada hora de los trabajadores, es de 0,19 frente al dato de Estados Unidos.

El presidente Duque, durante su discurso en la conferencia CAF.

El presidente Duque, durante su discurso en la conferencia CAF.

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 08 de 2018 - 12:18 a.m.
2018-11-08

Para la CAF, la baja productividad que presenta la región es la principal razón que explica el hecho de que el desarrollo económico de Latinoamérica esté muy por debajo de los indicadores que presentan países como Estados Unidos, así como otras naciones europeas y asiáticas.

De acuerdo con el Reporte de Economía y Desarrollo (RED 2018) que elabora el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el PIB per cápita de la región en 1960 era del 20% del de Estados Unidos, una situación que, 60 años después, mantiene un rezago similar, explicado principalmente por la brecha en productividad.

(Políticas públicas y educación, claves para aumentar la productividad). 


“La idea de que el menor crecimiento en los últimos 60 años ha implicado que no se haya convergido con los países desarrollados, tiene que ver con una productividad débil, la cual está medida como la eficiencia con la que se usan los recursos en empresas y gobiernos. Es un tema central para entender el rezago económico de Latinoamérica”, indica Pablo Sanguinetti, vicepresidente de Conocimiento de CAF.

Y esta situación sigue sin cambiar. Tal como indica el RED 2018 de la CAF, “casi el 80% de la brecha de ingreso entre América Latina y Estados Unidos se debe a una baja productividad total de los factores”.

“Si miramos los últimos 15 años de crecimiento económico, el bien más escaso que podemos encontrar es el de la productividad. En un reciente informe, de 115 países, Colombia ocupa el puesto 70, por lo que este es uno de los mayores retos que enfrentamos en la actualidad”, pone de relieve el viceministro de Desarrollo Empresarial, Saúl Pineda, quien estuvo presente ayer en la conferencia de CAF en Bogotá.

Para ver de una forma más clara esta diferencia, el reporte muestra que la productividad por hora de los trabajadores en América Latina en promedio se reduce a 0,26 respecto a la de Estados Unidos, que se marcaría como 1. Obviamente, hay países que presentan un peor desempeño, como ocurre con Colombia, que para este caso presenta un dato de 0,19.

Perú (0,17) y Ecuador (0,18) tendrían también cifras inferiores, mientras que otros como Argentina (0,39), Chile (0,34) o Venezuela (0,33), se encontrarían muy por encima de la situación nacional.

“Cuando utilizamos los factores productivos de una forma más eficiente, dos más dos puede llegar a ser ocho, que es lo que ocurre en los países desarrolllados. Sin embargo, en América Latina, dos más dos históricamente ha sido cuatro o incluso 0, lo que claramente no es suficiente para lograr la prosperidad”, resalta Luis Carranza, presidente ejecutivo de la CAF, quien instaló el evento.

(Los retos de las ciudades para avanzar en productividad). 


Partiendo de esta problemática, el informe de la CAF ahonda la razón de este problema y una de sus principales conclusiones es que la situación está explicada por la forma en la que se produce en la región. “Lo que hemos encontrado en el informe es que la baja productividad es transversal a todos los sectores. Aunque hay diferencias, como que la productividad de la minería sea del 50% comparado a EE. UU. o que frente a las manufacturas sea el 37%, todos presentan malas cifras. Y, ante esto, muchos dicen que Latinoamérica tiene poca industria o que se apoya en la agricultura, pero esto no es problema de qué producimos, sino de cómo lo hacemos”, dice Sanguinetti.

El informe de la CAF presenta diversos datos que dejan claro este rezago en la región y, por tanto, en Colombia. Tomando de nuevo como ejemplo EE. UU., la efectividad del Gobierno nacional sería de 0,51 respecto al nivel del país norteamericano. Por sectores, el promedio del producto por trabajador que se genera en Latinoamérica, ajustado por paridad de compra, sería de 0,21 para el caso de la agricultura, 0,37 para la construcción o 0,29 para los servicios del comercio, lo que muestra las diferencias con Estados Unidos.

RAZONES DE LA BAJA PRODUCTIVIDAD

Tal como resalta el vicepresidente de Conocimiento de CAF, hay dos razones principales que, según los descubrimientos del informe, generan la menor productividad: una hacinación de recursos entre las empresas formales y, por supuesto, unos grandes niveles de informalidad en las distintas economías.

“Esta es una situación que encontramos en todos los sectores, incluso en las manufacturas, área en el que llega al 37%. Es por esto que tenemos que reasignar recursos al interior de cada industria hacia las empresas formales, eso daría un salto de productividad de casi 35%”, aseguró.

Sumado a esto, el reporte que presenta la CAF emite sus propias recomendaciones de políticas públicas que los países de la región deberían tomar en cuenta, las cuales deben ser “transversales a todos los sectores de la economía”.

En este sentido, el primer punto tiene que ver con un impulso de la competencia al interior de los distintos sectores; de igual forma, apunta que es fundamental mejorar el acceso a los insumos para las compañías, los cuales no solo tienen que ser bienes, sino también servicios.

Asimismo, pone de relieve la necesidad de impulsar un mejor funcionamiento del mercado laboral, pues, como indica Sanguinetti, “gran parte de la informalidad se produce por regulaciones muy exigentes que hacen que muchas empresas no puedan cumplirlas y se vuelvan informales”.

Por último, cabe resaltar que la CAF hace énfasis también en el tema del financiamiento, pues no todas las empresas tienen a su alcance los mejores instrumentos para lograr “el capital que les permita apalancar sus crecimientos”.

En este sentido, el RED 2018 muestra que el Índice de Desarrollo Financiero de Colombia alcanza una proporción de 0,23 sobre 1, lo que baja al 0,15 en cuanto al acceso a las instituciones financieras del país.

“Colombia tiene una tasa de informalidad de las más altas de toda Latinoamérica, la cual está en torno al 50%, pero también ha hecho reformas importantes como la impositiva o la laboral, que han supuesto una ayuda importante para impulsar una mejora paulatina de los indicadores de su economía”, explica el experto de la CAF.

Con todo lo anterior, como resalta Carranza en el informe de la institución, “para lograr ganancias considerables de productividad se requiere una adecuación del entramado institucional, que se traduzca en un mejor entorno productivo, que incentive más innovación y más eficiencia en la asignación de recursos. Este cambio institucional es complejo y demanda de importantes consensos políticos. Alcanzarlos será más fácil si existe evidencia sobre cuáles iniciativas y mejores prácticas son las más apropiadas”.

AMENAZA DE LO INFORMAL 

El presidente Iván Duque también estuvo presente en la conferencia –que inició ayer CAF y que terminará hoy–, y afirmó que hoy en día, la informalidad es la mayor amenaza de los índices de productividad de los países.

“Colombia podría llegar a ser un país de ingresos per cápita superiores a los US$20.000 en cerca de 30 años, creciendo al 4,6% anual o en 20 años, creciendo alrededor del 6%. Pero lo cierto es que no vamos a llegar a esos niveles de ingreso si no logramos altos índices de productividad, y para eso se necesitan herramientas e instrumentos, que empiezan por el principal: la informalidad. Y lo peor es que esta situación es incluso más grave al tomar en cuenta las zonas rurales, donde la mayor parte es informal”.

Siga bajando para encontrar más contenido