Proteger el tejido empresarial, prioridad para la reactivación

La crisis deja un mal balance en el número de compañías que desaparecerán, especialmente en los sectores más afectados.

Empresas

Entre el 1 de abril y el 20 de agosto hubo 474 solicitudes de insolvencia en Colombia.

POR:
María Camila Pérez Godoy
agosto 27 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-08-27

A partir de la próxima semana empieza una nueva etapa para hacerle frente a la pandemia. En esta próxima fase, el Gobierno y toda la economía volcarán su atención a la recuperación del tejido empresarial para dinamizar los indicadores.

(Lea: Crédito del Emisor, la fórmula de la Andi para salvar empresas)

No obstante, el reto es inmenso si se tiene en cuenta que el balance que deja la pandemia en cuanto a la destrucción de empresas en el país, sumado al que todavía no se conoce, no es nada favorable.

(Lea: Recuperación económica: ¿qué se necesita?)

De acuerdo con el reporte de la Superintendencia de Sociedades, entre el 1 de abril y el 20 de agosto hubo 474 solicitudes de insolvencia en Colombia. El 81,2% de ellas corresponden a peticiones de reorganización, mientras el 18,7% restante se refiere a compañías en liquidación.

(Lea: Mejora la confianza comercial e industrial en Colombia)

Bogotá es de lejos la ciudad que más reporta el mayor número de empresas que han tenido que cerrar, con el 49,4% del total nacional, aunque Medellín, Cali y Bucaramanga, entre otras, también tienen solicitudes.

“Cuando los restaurantes empezaron a funcionar únicamente a domicilio, nosotros nos hicimos a la idea de que nuestro negocio con ese modelo ni siquiera alcanzaría el punto de equilibrio, nos saldría más caro abrir que mantenerlo cerrado. Acá funcionamos por volumen, por lo tanto, no soportaríamos solo con un fin de semana o con la nueva estrategia de jueves a domingo”, resalta Brenda Pérez, administradora de Doratto, un restaurante en el centro de Bogotá.

Y es que a raíz del confinamiento, el sector gastronómico ha sido, junto al de turismo y al de entretenimiento, uno de los más afectados por los efectos del coronavirus. A julio, el gremio que agrupa a estos establecimientos en el país registró que 41.000 no volverán abrir y que 16.500 permanecían sin operar.

“Los estragos de esto todavía no los hemos visto ni en las cifras de desempleo, ni en las del PIB. Vienen unas temporadas bastante complicadas, pero lo primero de acá en adelante es que hay que saber qué pasó, cuántas empresas sobrevivieron, y cuántas no”, anota Guillermo Sinisterre, profesor investigador de la Universidad Javeriana.

Dichos vacíos en la cuantificación son uno de los ejes de los gremios. En este sentido, Rosmery Quintero, la presidenta de la asociación que agrupa las micro, pequeñas y medianas empresas (Acopi) dice que vienen trabajando junto con las cámaras de comercio para la consolidación de la información.

Es importante resaltar que a medida que se han venido dinamizando algunos sectores, las perspectivas también vienen mejorando. Prueba de ello se evidencia en el último reporte de Fedesarrollo, que muestra que la confianza comercial se ubicó en 7,1%, 10,1 puntos porcentuales por encima de junio.

Sin embargo, esto contrasta con la situación real. Tomando la capital como referencia, Fenalco Bogotá reporta que el 31% de los afiliados ha optado por cerrar definitivamente. Además, en su bitácora del agosto el gremio destaca el impacto de ventas en algunos sectores como el de la moda, que en el séptimo mes de este año no alcanzó a facturar el 40% de lo obtenido en el mismo mes del 2019.

Esto es respaldo por los datos de la Asociación Colombiana de Industriales del Calzado el Cuero y sus Manufacturas (Acicam), que dicen que de las 5.100 empresas del sector en Colombia, el 21% cerró a causa de la pandemia, siendo 25 de ellas afiliadas al gremio.

TURISMO Y ENTRENAMIENTO

Si bien desde el primero de septiembre el turismo tendrá mayor dinámica con la reapertura, no se puede desconocer que es uno de los sectores que ha tenido mayores impactos.

Según el sondeo de Cotelco, con corte a julio, el 2% de los establecimientos hoteleros del país habría manifestado que no volvería a abrir sus negocios.

“El Gobierno debería tener a partir del próximo año unas líneas para el turismo, los restaurantes y para el entretenimiento que son los sectores que estuvieron parados por más tiempo (…). Hubo un error estratégico de no haber dado créditos directos a las empresas, sino a través del sistema financiero que no los otorgaba a pesar de las garantías”, resalta el experto de la Javeriana.

En el caso del transporte intermunicipal, no hay datos referentes al número de compañías que han tenido que liquidar sus negocios por esta crisis. No obstante tanto Aditt como Asotrans manifiestan que el 100% de las 523 compañías se encuentran muy afectadas porque su número de pasajeros solo está llegando a un 5%.

“Hubo manifestaciones de algunas firmas de entrar en insolvencia, pero no tengo la información exacta. Muchos dicen que en este trimestre de fin de año se verán las consecuencias de la crisis y es posible que se hagan visibles las empresas que no pudieron sobrevivir y se declararán en quiebra”, dice Marino Quintero, presidente de Asotrans.

Y como en los casos anteriores, el entretenimiento no se queda atrás en la destrucción durante este periodo. De acuerdo con el tercer reporte de Economía Naranja del Dane, la variación de abril frente al mismo mes de 2019 en el número de ocupados en este sector fue de -34,7%.

“En enero habíamos alquilado una bodega para el teatro, pero la pandemia nos cogió pagando un arriendo de casi $6 millones y nos tocó tomar la decisión de reversar todo. Ahora, lo que ha salido respecto a la reactivación no es viable para nosotros, eso es como un sálvese quien pueda”, resalta Juan Carlos Agudelo, director del teatro la Casa del Silencio.

Finalmente, Juan Camilo Duque, project manager de Superkarts, otro negocio dedicado al entretenimiento, asegura que “desafortunadamente somos el último sector en la fila del Gobierno Nacional. Esperemos que tal como nos ha tocado aguantar, así haya bastantes ayudas para el entretenimiento recreacional”.

María Camila Pérez Godoy
camgod@eltiempo.com

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido