Proyectos con certificado Leed crecieron 23%

En el 2018, este sello se otorgó a 32 construcciones del país que aportan al ahorro de agua y energía, entre otros.

Centro Empresarial Colpatria

Centro Empresarial Colpatria, en el norte de Bogotá, que cumple estándares sostenibles.

Archivo

POR:
Portafolio
enero 15 de 2019 - 09:53 p.m.
2019-01-15

Los proyectos que cumplen estándares sostenibles en Colombia, es decir, que permiten ahorros de agua, energía y otros recursos, ya suman 6,2 millones de metros cuadrados.

Así lo anunció ayer el Consejo Colombiano de Construcción Sostenible (CCCS), que recopiló los datos de los últimos diez años para evaluar el desempeño de una apuesta que, en el 2088, fue identificada como “de largo aliento”, mientras las firmas edificadoras y sus directivos entendían la importancia del tema.

Hoy, no solo forma parte de las estrategias de las compañías de los sectores inmobiliario y constructor, sino que también está en la agenda del Estado.

(Lea: Novartis Bogotá, con certificación LEED

Para Viviana Valdivieso, quien asumió la dirección del CCCS a finales del año pasado, los retos son cada vez mayores, si se tiene en cuenta que el listado oficial del certificado estadounidense de liderazgo en energía y diseño ambiental (Leed), ya tiene registrados 366 proyectos del país.

Analistas consultados consideran que, efectivamente, se trata de un proceso gradual que va en la dirección correcta y que tiene un potencial grande, pues el área aprobada para construcción –según los datos del Dane– sigue en aumento. De hecho, a pesar de algunas complicaciones del mercado, anualmente este indicador supera los 20 millones de metros cuadrados.

(Lea: Herramienta que impulsa la sostenibilidad

Por ejemplo, entre enero y octubre del año pasado se licenciaron 18,3 millones para todo tipo de edificaciones, donde el área aprobada para vivienda disminuyó 5,9%, mientras que para los destinos no habitacionales aumentó 3,3%. Esto, de paso, demostró algo que el CCCS también reveló en su reporte: “El 33% de las construcciones del registro Leed son comercio y 49,7%, oficinas”. Aun así, hay que reconocer que poco a poco la vivienda está aportando.

TIPO DE OFERTA

En cuanto a negocios recientes, en el primer caso se destaca el anuncio de Viva Malls, patrimonio autónomo de Grupo Éxito y del FCP Fondo Inmobiliario Colombia, administrado por Itaú Fiduciaria para desarrollar y operar centros comerciales en el país bajo la marca Viva, que al cierre del año recibió el aporte de activos adicionales valorados en más de $321.000 millones.

Al margen de la sumatoria de propiedades (12 centros comerciales y 6 galerías), un punto importante es la apuesta ‘verde’. Para citar solo un proyecto, vale resaltar Viva Envigado, que tras la certificación Leed oro cumplió altos estándares sostenibles.

Por ejemplo, “el edificio tiene una planta fotovoltaica de 1.700 metros cuadrados que suple el consumo de hasta el 20% de las zonas comunes en horarios de máxima radiación solar”, dice un informe de la compañía.


Pero no es el único mercado que mueve el negocio ‘verde’. Las oficinas también han impulsado transacciones de gran alcance, como la reciente inversión en la torre 3 del Centro Empresarial Colpatria, ubicado en la calle 127 con carrera 53, en el norte de Bogotá, por parte del Fondo Inmobiliario Comprar para Arrendar gestionado por Old Mutual Fiduciaria y Kiruna Capital Partners.

El edificio, que cuenta con el apoyo de la firma CBRE para la gestión y de Colliers International, para la administración, tiene el certificado Leed oro.

El tercer segmento es la vivienda, cuyos desarrolladores han entendido la importancia de la sostenibilidad. Incluso, un dato reciente está relacionado con Casa Colombia, un sistema de certificación reconocido como modelo de gestión para el mercado residencial que ha ganado terreno.

Aquí es claro el impulso del sector público, a través del documento Conpes 3919 conocido como Política Nacional de Edificaciones Sostenibles. Tras ese impulso, suma más de 25 desarrolladores en proceso de registro y, según Valdivieso, la idea es que los proyectos representen más de 7.000 unidades. “Hay una vivienda unifamiliar certificada (prototipo rural), de la cual DOW Química y Azembla son gestores. A estas se suman tres obras más: Torres Xiagua del Grupo Contempo, y otras dos de vivienda social en Soacha, de la Fundación Compartir, y en Manizales, de CFC&A”.

Otra demostración de la apuesta de diferentes compañías, varias del exterior, fue la llegada de la firma asesora Efizity a finales del año pasado, con un portafolio en campos como la asesoría en eficiencia energética, gestión energética, negociación de contratos de suministro eléctrico y certificaciones sustentables (Leed y Edge, que es otra de las que hace presencia en el mundo y el país). Una demostración de que el desarrollo sostenible llegó para quedarse.

COLOMBIA, CADA VEZ MEJOR

La importancia de Colombia en el ámbito mundial se confirmó en el reciente estudio World Green Building Trends 2018 de Dodge Data Analytics, en el cual el CCCS ofició como socio local. Allí, destaca que Colombia está en el ‘top’ 5 de los países en los cuales se manejan beneficios como los bajos costos de operación y la mejora en la salud de los ocupantes de las construcciones. “El primer aspecto fue seleccionado por el 74% de los participantes y el segundo, por el 63%”, señala.

Sobre la dinámica general del mercado, Vicente Walker, gerente de la firma Efizity en Colombia, anota que “detrás de cada cliente o inversionista hay distintos incentivos que los llevan a incorporar características ‘verdes’ en sus edificios”.

En Twitter: @GabrielFlorezG

Siga bajando para encontrar más contenido