Pulso en Gobierno por manejo del presupuesto de inversión

El Minhacienda aseguró que a Planeación se le quitaría la responsabilidad de asignar dicho rubro.

Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda y Gloria Amparo Alonso, directora de Planeación.

Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda y Gloria Amparo Alonso, directora de Planeación.

Cortesía Minhacienda / Cortesía DNP

POR:
Portafolio
enero 30 de 2019 - 09:32 p.m.
2019-01-30

La posibilidad de que el Departamento Nacional de Planeación Nacional (DNP) deje de administrar el rubro de inversión del Presupuesto General de la Nación podría dejar a esta entidad ‘sin dientes’, motivo por el cual, desde ya, varios expertos y exdirectivos prendieron las alertas.

La propuesta fue ventilada por el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, quien aseguró hace unos días que “el plan contempla la unificación del proceso presupuestal de inversión y funcionamiento en una sola entidad, el Ministerio de Hacienda, con el objetivo de fortalecer la institucionalidad presupuestal en el país y lograr un gasto público más eficiente”.

(Lea: ¿Una Ley de Financiamiento para solo dos años?)

Esto se lograría por medio de la ley del Plan Nacional de Desarrollo ‘Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad’, que comenzará a discutirse el miércoles de la próxima semana, y para lo cual el Gobierno ya convocó a sesiones extra en el Congreso.

EN PLAN DE DESARROLLO

El Legislativo tendrá, entre otras, la tarea de avalar o negar la posibilidad de que la tarea en mención se le quite a Planeación y, según dijo el Minhacienda, esto hace parte de la meta de fortalecer los instrumentos para lograr una asignación más estratégica y responsable del gasto público.

(Lea: Presupuesto de regalías crecería en más del 60%

De hecho, este cambio sería uno de los pilares del plan del Gobierno para apretarse el cinturón durante el cuatrienio, que según el presidente Duque, ascendería a unos $8 billones.

Sin embargo, la idea fue controvertida por diferentes expertos. Un exdirector del DNP aseguró que “esa idea va en contravía del actual diseño de Planeación Nacional, entidad que tiene varios roles y uno de los cuales consisten en elaborar justamente el PND. En este se incluye, entre otros, uno de los elementos más claves del Gobierno que es el plan plurianual de inversiones, es decir, la visión de inversión que hará el Ejecutivo y cómo materializará esos planes que se traza”.

Y agregó que precisamente por esta responsabilidad, “quitarle el presupuesto de inversión al DNP desnaturalizaría una de las funciones esenciales de esa entidad, que incluye, además, el seguimiento de la política pública. En definitiva, este rubro debería continuar en Planeación”, concluyó el exdirector, quien pidió no ser identificado.

(Lea: El Gobierno deja más de $90 billones comprometidos para las próximas tres décadas

Esta propuesta también fue recibida de forma negativa por otro exdirectivo de Planeación, conocedor del área de finanzas públicas e inversión, quien le aseguró a este diario que los argumentos del Minhacienda no tienen mayor fundamento, en aras de mejorar la calidad del gasto público.

‘REENCAUCHE’

Incluso, aseveró que “este es un tema que se ha discutido desde hace 40 años y cada Ministro de Haciendo lo pone en la agenda, pero luego se cierra. De hecho, hubo una época en la que algunas multilaterales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial tuvieron la idea de que eso mejoraba la coordinación y podía facilitar la planeación, pero con el tiempo se dieron cuenta que la experiencia de otros países muestra que existen la unificación de estos presupuestos no da garantías de una mayor calidad del gasto”.

En su concepto, atar el rubro de inversión del Presupuesto –que este año es de cerca de $47 billones (una quinta parte de todo el Presupuesto de la Nación del 2019)– al DNP tiene que ver con una coordinación de las políticas de planeación que hace esta entidad con la realidad de cómo ponerlas en marcha, y de cómo hacerles seguimiento una vez se asignan los recursos públicos.

“Planeación Nacional es una entidad técnica y tiene unidades técnicas que cuentan con los conocimientos necesarios sobre las regiones, los sectores y los proyectos que se necesitan y que se deben priorizar; el Minhacienda no tiene esa capacidad, entonces si lo que se quiere es mejorar la calidad del gasto y de la inversión es vital contar con ese conocimiento. Ese engranaje se conoce como ‘sistemas integrados de gestión financiera pública’ y lo tienen países avanzados para evitar dispersiones del gasto oficial”.

De aceptarse la idea del ministro Carrasquilla, el Gobierno Nacional estaría adoptando una de las propuestas hechas en su momento también por la Comisión del Gasto y la Inversión Pública, que indicó que la existencia de la dualidad presupuestal tiene un impacto negativo en la organización fiscal.

No obstante, el exdirectivo del DNP reiteró que esa tesis no ayudaría -en realidad- a mejorar la calidad del gasto público y en su lugar propuso, por ejemplo, seguir implementando estrategias de mejoras tecnológicas y de seguimientos, tal y como lo han hecho los últimos directores de Planeación Nacional.

“En la entidad se vienen realizando exámenes de impacto y de resultados por cada uno de los sectores, sumado al seguimiento de los recursos que hace mensualmente. Es esa información la que debe usarse a la hora de tomar decisiones, de tal modo que los programas que van mal se les frenen los giros, y a los que van bien, se les desembolsen. Ese tipo de mejoras sí permiten una mejor asignación del gasto público”, concluyó el experto.

COMISIÓN DEL GASTO

La Comisión del Gasto y la Inversión Pública ya le había dado su espaldarazo
a esta propuesta. De hecho, en su informe final aseguró que es necesario “reducir la fragmentación del proceso presupuestal y transitar hacia un presupuesto de funcionamiento e inversión unificado por programas en el que haya mayor agilidad y responsabilidades para los gerentes y ejecutores, todo ello bajo un esquema de controles que desestimulen las malas prácticas en su ejecución. Para que esto funcione, la ley orgánica de presupuesto debe enfocarse en la aprobación de los rubros agregados por programas y por regiones”.

Siga bajando para encontrar más contenido