¿Qué significaría perder el grado de inversión?

Se traduciría en financiación mas costosa, con un gran impacto directo en el país.

Calificadoras de riesgo.

Calificadoras de riesgo.

Archivo particular

POR:
Portafolio
abril 02 de 2020 - 09:25 p.m.
2020-04-02

Este miércoles el país recibió una noticia que estaba siendo esperada ya por muchos analistas: la rebaja de la calificación de Colombia a BBB- por parte de Fitch Ratings, lo cual ubica a Colombia ad portas de perder el grado de inversión. A lo anterior se sumó que la firma mantuvo la perspectiva en negativo, es decir, que podría seguir disminuyendo su nota a futuro.

(Fitch bajó la calificación de Colombia y mantuvo perspectiva negativa). 

A pesar de lo anterior, esta no es la única calificadora de riesgo que tiene en el radar al país con datos negativos, aunque en días pasados Standard and Poor’s mantuvo su nota hacia Colombia en BBB-, revisó su perspectiva pasándola de estable a negativa.

Entre los temas que les preocupa a ambas firmas están las débiles métricas fiscales del país y el bajo crecimiento económico, que por el choque de la pandemia y los bajos precios del petróleo harían que los indicadores en mención se deterioren aún más. Debido a que las calificadoras ya citadas tienen la perspectiva en negativo, en caso de que el país no mejore los indicadores descritos en los próximos meses, es probable que se pierda el grado de inversión.

(¿Qué son las calificadoras de riesgo y por qué le importan a Colombia?). 

Pero, ¿qué pasaría si este se perdiera? Según explicó Camilo Pérez, director de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá, esto implicaría un aumento en los costos de financiamiento del Gobierno y por ende de la economía. “Aterrizándolo hacia la gente esto podría significar mayores tasas de interés. Cuando el país ganó el grado de inversión los tipos eran un poco más bajos que cuando no se tenía el grado”.

En línea con lo anterior, Daniel Velandia, director de Estudios Económicos de Credicorp Capital, comentó que “en la medida en que la tasa de interés de los bonos del Gobierno son la tasa de referencia de las demás tasas de mercado y también de los créditos, el costo de financiamiento aumentaría. Esto implica que tanto empresas, como Gobierno y personas empezaríamos a pagar mayores tasas de interés por nuestra deuda y crédito, obviamente es algo desfavorable para todos”.

En otras palabras, perder el grado de inversión haría que los inversionistas vieran con mayor riesgo de incumplimiento de pagos a Colombia, razón por la que se demandaría una prima mayor, materializada en mayores tasas de interés. Cabe decir que la calificación crediticia es una nota que termina convirtiéndose en una especie de sello de calidad de la deuda.

Velandia además explicó que “las calificadoras suelen dar entre 12 meses y 2 años para tomar una decisión, lo que implica que, el Gobierno tiene que tomar medidas estructurales una vez salgamos de esta coyuntura para aumentar ingresos estructuralmente o reducir el gasto”.

Respecto a qué se debería hacer para mejorar estos indicadores, el experto en mención considera que las calificadoras no van a permitir que siga habiendo aumentos de ingresos o reducciones de gastos temporales.

Añadió que “todo esto implicaría o bien hacer una reforma tributaria, pero que recoja un importante monto de ingresos, impuestos nuevos, estamos hablando mínimo de un punto del PIB lo que sería requerido; o por el otro lado, recortar gastos, como temas de subsidios que tanto ha hablado el ministro Carrasquilla, pero quitarlos de manera definitiva a ciertos segmentos de la población que no deberían estarlos recibiendo, esa es la discusión, eso es lo que se debería hacer”.

De otro lado, Pérez dijo que “es difícil pensar en este momento en mejorar las métricas fiscales, eso difícilmente va a pasar ahora. Más bien, como se sabe que se van a deteriorar, por eso las calificadoras están actuando. Yo creo que en este momento hay que ser más pragmáticos y es que el Gobierno se enfoque mucho en cómo evitar que la economía se impacte de mayor forma y para esto tiene que hacer un estímulo fiscal grande, es decir, gastar más”.

Por último, recordó que las calificadoras estarán pendientes de qué es lo que se viene de ahora en adelante, qué va a hacer el Gobierno, cuáles son sus planes y cómo lo va a financiar.

​ASÍ LE IRÍA AL PAÍS ESTE AÑO 

De acuerdo con las calificadoras en mención, en sus más recientes reportes, se espera que el PIB de Colombia sea de 0,7% según Standard and Poor’s y de -0,5%, de acuerdo con Fitch Ratings. Respecto a la deuda con proporción del PIB, ambas firmas estiman que esta se ubicaría por encima del 50%. Según detalló Standard and Poor’s en su informe entregado hace unos días, “una respuesta política oportuna y adecuada por parte de las autoridades colombianas podría facilitar un ajuste macroeconómico para limitar el impacto negativo de los ‘shocks’ externos”.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido