close
close

Economía

Radiografía de la desnutrición infantil crónica

Bogotá Cómo Vamos y Fundación Éxito presentaron un panorama de la situación de la primera infancia.

Hambre y desnutrición, los retos de la región para crecer
POR:
Portafolio
enero 03 de 2020 - 05:19 p. m.
2020-01-03

La cifra que más preocupa del informe ‘Primera infancia en Bogotá: balance de la última década’, de Bogotá Cómo Vamos y de la Fundación Éxito, es el aumento de la desnutrición crónica en los niños que incluye talla baja para la edad y bajo peso al nacer. Los dos indicadores vienen creciendo en los últimos años.

(Lea: PIB de Bogotá creció 3,6% en el tercer trimestre)

Esta radiografía les fija un reto importante a los futuros gobernantes de la ciudad. El tema alimentario debería ser una prioridad a la luz de estos resultados y, además, el esfuerzo debe estar localizado. ¿La razón? El informe muestra una brecha entre localidades. La inequidad se concentra en San Cristóbal, Ciudad Bolívar, Usme y Bosa, y la situación de pobreza va de la mano.

Eso se evidenció en el trabajo de campo, así como que los hogares con niños y niñas menores de cinco años superan el promedio de pobreza multidimensional y monetaria de la capital.

Los hogares pobres con niños y niñas menores de cinco años superan el promedio de pobreza multidimensional y monetaria de la ciudad. Más de la cuarta parte de los hogares de la ciudad con población en la primera infancia se encuentran en condición de pobreza monetaria (28,2 %).

Las cinco localidades con la peor situación en este ítem son: Ciudad Bolívar (45,5 %), Usme (47,5 %), Santa Fe (43,7 %), San Cristóbal (35,5 %) y Rafael Uribe Uribe (33,2 %). Sorprendió, por ejemplo, que en una localidad como Chapinero haya bajo desempeño en varios indicadores de bienestar de la primera infancia, entre ellos, mortalidad infantil, bajo peso al nacer y desnutrición crónica y que en Sumapaz la desnutrición crónica y aguda sea un tema que merece especial atención.

Pero si en este último tema las cifras no son alentadoras, menos lo son cuando se habla de violencias hacia la población infantil en niños menores de cinco años.
Una de las conclusiones es el incremento de los casos de maltrato y abuso sexual.

En 2018 se registraron 715 casos de maltrato infantil (dos casos diarios de maltrato contra la primera infancia) y 723 dictámenes por presunto abuso sexual (cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal).

De 2015 a 2018, el número de homicidios de niñas y niños de la primera infancia ha fluctuado entre los 4 y los 7 casos por año; en accidentes de tránsito, las cifras han variado entre los 3 y los 6 casos anuales y en muertes accidentales, se reporta un promedio de 13 casos por año en este mismo periodo.

¿Qué opinan los bogotanos?

Cuando se les preguntó a los ciudadanos qué opinaban de la nutrición en los niños menores de 5 años se evidenció que el 37 % de los capitalinos considera que Bogotá es una ciudad amigable con los niños y niñas menores de 5 años, mientras que un 30 % considera que la capital no es amigable con los infantes. Según los expertos, esto es un desafío institucional, pues la población infantil constituye el 5,7 % de la población.
Este trabajo también evidenció el desconocimiento de los ciudadanos en el tema.

Por ejemplo, cuando se les pregunta por qué un niño o una niña tiene una estatura menor a la esperada para su edad, el 67 % considera que ese retraso es sano y que se debe a otras razones; el 28 % afirma que se debe a problemas de nutrición y el 5 % desconoce las razones que explican una menor talla para la edad.

También persisten mitos del pasado. El 17 % de los bogotanos consideran que un ‘niño gordito’ es saludable y el 15 % considera que es responsabilidad de los infantes decidir si comen o no.

Por el contrario, 3 de cada 10 están de acuerdo con que hay que obligar a los niños y niñas a comer todo lo que hay en el plato y 4 de cada 10 están en desacuerdo con esta afirmación. Según los expertos, este tipo de respuestas evidencia que la voluntad política no es suficiente. “Falta formación para modificar imaginarios relacionados con la salud y la alimentación de niños y niñas”.

En algo tan importante como la lactancia materna, todavía el 1 % de bogotanos considera que las mujeres que lo hacen en lugares públicos se comportan de manera inapropiada; el 5 % cree que, además de ser inapropiado, ellas deberían cubrirse.

BOGOTÁ@BogotaET

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido