Economía

Reactivación: así es la hoja de ruta de las 4 grandes capitales

Obras públicas y proyectos de infraestructura son la columna vertebral. Asimismo, cámaras de comercio plantean sus salidas.

Reactivación

Las cámaras de comercio plantean que haya un impulso a la demanda, a través de mayores condiciones de estabilidad.

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 02 de 2020 - 08:06 p. m.
2020-11-02

Una de las salidas de emergencia que cuatro de las ciudades principales del país, como Bogotá, Medellín, Barranquilla y Cali, han tomado para enfrentar y mitigar los efectos de la pandemia por coronavirus en sus planes de reactivación, son los proyectos de obras públicas y de infraestructura.

(Concejo de Bogotá aprobó Plan Marshall de reactivación económica). 

Y aunque hay otros focos en el área digital y algunos alivios tributarios para ciudadanos y empresas, este diario consultó a las cámaras de comercio de esas cuatro ciudades y coinciden en que será clave fomentar la formalización, impulsar la demanda y darle un mayor apoyo a los micronegocios.

Mientras el plan de reactivación nacional da pasos en algunos frentes, tanto las alcaldías como el sector privado también arman su hoja de ruta para recuperar su economía, teniendo en cuenta que Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca y el Atlántico pesan el 54% del PIB en 2019, según el Dane.

(Gobierno lanza estrategia para reactivación de micronegocios del país). 

Precisamente, Bogotá -que aporta el 26% de la economía- logró subir su cupo de endeudamiento a $10,8 billones para financiar parte de su plan de desarrollo y la reactivación, que incluye recursos para obras como el Transmilenio por la 68, el corredor verde de la séptima y los estudios para prolongar el metro a Suba y Engativá, entre otros.

Ese aumento de deuda se complementa con un plan de recuperación que concibe algunos alivios tributarios, exenciones de renta, e incluso el incremento del pago del impuesto de industria y comercio para sectores que vieron aumentos en sus ingresos por la pandemia, como el de reaseguros, el financiero y las plataformas digitales, un punto que ha generado debate.

(Obras departamentales, la clave para la reactivación). 

Pero ese plan de reactivación debería ir acompañado de otras iniciativas, según expertos y el sector privado. La Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) le reveló a este diario algunas propuestas de política pública para lograr un crecimiento sostenible. Una de ellas es fomentar unas condiciones de estabilidad para impulsar la demanda y priorizar 146 proyectos de movilidad e infraestructura por $56 billones.

Otro de los ejes será reducir la informalidad, sobre todo de micronegocios, que son la gran parte del tejido productivo de la ciudad. “El formal hace aportes para sostener las cargas públicas. La crisis ha corroborado que la informalidad es una de las causas de vulnerabilidad de la economía”, señala la CCB. En ese sentido, ponen sobre la mesa la creación de un registro de micronegocios informales.

MÁS OBRAS Y MIPYMES 

La Alcaldía de Medellín también ha hecho sus apuestas por la reactivación a través de la infraestructura con el Metro de la 80, la transformación educativa y el fortalecimiento de la capacidad de los sectores de salud y la creación del “Valle del Software”, con la que planean posicionarse en las TIC.

Como lo reconocen en su plan de desarrollo, el 67% del tejido productivo son micronegocios y el 85% del PIB de Antioquia lo aporta el sector privado. Por eso, la Cámara de Comercio de Medellín calcula que la economía de la ciudad podría caer entre 6% y 7%. Proponen más programas público-privados para acompañar a pequeñas empresas, así seguir con las ayudas para el empleo formal.

Asimismo, insisten en que será crucial que se siga enfocando en infraestructura y minería, que traen “dinamismo a la economía”.

Barranquilla, a su turno, también tiene un plan que enfoca sus esfuerzos en infraestructura, pues concibe una inversión pública por $5,2 billones en al menos 10 proyectos de ese tipo, que incluye la recuperación de la Ciénaga de Mallorquín, trabajos en el sistema público de transporte y obras en acueducto y alcantarillado, entre otros.

Y en planes concretos para la reactivación, invertirá más de $50.000 millones para la reconstrucción del tejido empresarial, reducir la informalidad, atraer inversión extranjera a través de la estrategia ‘nearshoring’ y algunas iniciativas para los jóvenes y población vulnerable.

Por su parte, la Cámara de Comercio de Barranquilla lanzó un plan de reactivación dirigido especialmente a mipymes, con el que se apalancarán $1.500 millones en créditos para el departamento y la ciudad. Asimismo, impulsarán la transformación digital de pequeños negocios.

Cali, que tiene la tasa de desempleo más alta de las cuatro ciudades, también tiene los ojos puestos en las obras, pues el proyecto de acuerdo que presentaron ante el concejo de la ciudad es para lograr tener recursos por más de $650.000 millones, que estarán destinados en una gran parte en vías y en infraestructura.

Ante esto, la Cámara de Comercio de Cali, pese a que también tiene un foco en la construcción, dice que será necesario impulsar la generación de empleo a través de la transformación digital de las mipymes, y articular el sector educativo y el privado.

Y pese a que expertos y varios centros de pensamiento, como Fedesarrollo, han insistido en que la infraestructura es clave para la reactivación, también lo será la reducción de la informalidad y el apoyo a mipymes. “Ahí se concentra la posibilidad de recuperar rápidamente la economía”, apuntó la CCB.

María Camila González Olarte
Twitter: @CamilaGolarte

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido