Economía

‘Acceso de la región a financiación global no está garantizado’

Según José Darío Uribe, presidente del Flar, la recuperación económica va más lenta que en otras zonas. Dice que la entidad puede ayudar con liquidez.

José Darío Uribe

José Darío Uribe es el presidente de Fondo Latinoamericano de Reservas (Flar).

Cortesía

POR:
Rubén López Pérez
agosto 10 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-08-10

Si en algo coinciden los expertos sobre la pandemia, es que no hay nada seguro. Y uno de los aspectos que los países de la región no deben dar por garantizado es su acceso a los mercados financieros internacionales.

(Lea: ¿Cuándo se recuperará la región del desplome de 9,4% de este año?)

Así lo afirma el presidente del Flar, José Darío Uribe, quien deja claro que una situación así podría volver a darse si empeora la crisis. También asegura que la entidad, por su buena calificación crediticia, podría servir como puente para que los países obtengan liquidez con unas tasas favorables.

(Lea; Multilateralismo, ¿un modelo solo para tiempo de bonanza?)

¿Cree que ya ha pasado lo peor para la economía de América Latina o todavía ve que puede haber un mayor golpe?

El indicador de actividad económica construido con información de Google muestra una recuperación moderada de América Latina. Algo similar se deriva de los índices de producción industrial y de confianza de los consumidores en varios países. Esto parece sugerir que desde mayo o junio la actividad de la región empezó una senda de recuperación gradual.

Sin embargo, qué pasará en los siguientes meses es incierto. América Latina está en este momento en el epicentro de la pandemia, la recuperación que estamos viendo es más débil que la observada en otras regiones del mundo, y el margen de política es limitado en un buen número de países.

¿Ve que la situación actual ponga en riesgo la estabilidad?

La producción y el empleo han caído fuertemente, y buena parte de las economías funcionan muy por debajo de su capacidad productiva. Sin embargo, en un buen número de países la inflación y las expectativas de esta están bajo control. Por lo tanto, en estabilidad macroeconómica, el lado productivo y laboral están mal, pero el monetario está bajo control, con algunas excepciones.

En cuanto a la estabilidad financiera, afortunadamente la pandemia tomó gran parte de la región con sistemas financieros en buenas condiciones. No obstante, en los países donde la recuperación sea excesivamente lenta y los niveles de deuda muy altos, los sistemas financieros pueden enfrentar tensiones.

Con caídas en las exportaciones, mayores endeudamientos y déficits, ¿le preocupa la situación de la balanza de pagos en países de América Latina?

En muchos países de la región, los ingresos por exportaciones de bienes, remesas o turismo han caído considerablemente. Sabemos también que los sentimientos de los inversionistas internacionales pueden cambiar súbitamente, y algunos países o la región entera pueden enfrentar salidas o paradas súbitas de capitales.

Por eso es importante contar con una red de seguridad financiera fuerte, conformada por niveles apropiados de reservas internacionales, el FMI y el Flar. Infortunadamente, la fortaleza de esta en la región es desigual y, por ejemplo, solo 8 países en estos momentos pertenecen al Flar.

Ustedes acaban de ampliar su capacidad de préstamos. ¿Tienen peticiones de recursos de los países de la región?

Todavía no. La mayoría de los países miembros del Flar han tenido en estos meses acceso a recursos externos y saben que en un futuro pueden contar con el apoyo financiero ágil del Flar.

Varios países tienen perspectiva negativa y un grado de inversión débil. ¿Ve posibilidad de que se les cierren los mercados internacionales?

América Latina ha tenido que enfrentar muchas veces episodios de cierre de los mercados financieros internacionales. El más reciente fue en marzo pasado, que afortunadamente duro poco por una respuesta sin antecedentes de la Reserva Federal de los Estados Unidos.

Pero nada garantiza que episodios de iliquidez internacional no vuelvan a ocurrir. Podría pasar, por ejemplo, si se recrudece la crisis de la covid-19 que está enfrentando el mundo entero, o por otras razones.

Además de posibles préstamos, ¿cómo puede ayudar el Flar a Latinoamérica, o lo está haciendo, en esta crisis?

El directorio del Flar aprobó en mayo la ampliación de la capacidad de financiamiento, así como la creación de una línea de crédito excepcional para enfrentar los problemas de balanza de pagos derivados de la crisis de la covid-19. Además, por su alta calificación crediticia (AA), podría eventualmente desarrollar mecanismos financieros complementarios para canalizar mayor liquidez global hacia la región.

¿Cuáles cree que serán los principales efectos económicos y sociales que dejará esta crisis al conjunto de Latinoamérica?

No hay que pensar solo en los efectos negativos de la crisis. Debemos verla también como una fuente de enseñanzas y oportunidades. Sabemos que en la región va a aumentar mucho la pobreza, la desigualdad del ingreso y el desempleo. Y sabemos también qué si la recuperación económica es lenta, la deuda pública y privada en algunos países crecerá de manera insostenible.

Es fundamental entonces que los países de la región avancen en reformas estructurales que han tenido aplazadas por años, en los campos laboral, de salud, de protección social y fiscal, entre otros.

¿Qué retos se le plantean a los países para recuperar sus economías en los próximos años?

Los retos en este y los años siguientes son enormes. En este momento, la mayor parte de los países luchan contra la expansión del virus y ofrecen alivios a las personas y las empresas más afectadas. Ya, o muy pronto, deberán plantear el tema de la recuperación económica sin perder los avances en el control de la pandemia.

Algunos sectores y empresas productivas sufrirán reducciones sostenidas, llevando a la necesidad de ver cómo se adaptan y se reasigna en la economía el empleo y el capital perdido. Y, por supuesto, el diseño y la implementación de las reformas estructurales mencionadas antes implican enormes retos políticos.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido