Redes sociales toman fuerza como canales de venta

Durante el 2017, se realizaron 44'987.786 operaciones de comercio electrónico, lo que representa un crecimiento de 37 por ciento respecto al 2016.

Comercio electrónico

Durante el 2017, las ventas realzadas a través de canales electrónicos en Colombia alcanzaron los 14,6 billones de pesos.

El Tiempo

POR:
Portafolio
octubre 01 de 2018 - 02:54 p.m.
2018-10-01

Sin darnos cuenta, en algún momento hemos adelantado una transacción que contribuye al comercio electrónico. Lo es cuando hacemos transferencias, compramos minutos a celular, un pin para adquirir un juego u obtenemos una suscripción para ver televisión a través de internet.

(Lea: Por un e-commerce más inteligente)

La confianza tomada en estas pequeñas transacciones ha llevado a muchas personas a dar el paso para comprar en este mercado un producto, un salto que no es para menos y que cada vez más colombianos se atreven a dar.

(Lea: ‘Colombia puede ser una potencia del comercio electrónico’)

Durante el 2017, las ventas realizadas a través de canales electrónicos en Colombia alcanzaron los 14,6 billones de pesos, que equivalen al 1,5 por ciento del PIB del país y representan un aumento del 14 por ciento frente al año anterior, según el Cuarto Estudio Transacciones Digitales en Colombia.

(Lea: ¿Qué hay tras el éxito de los gigantes del ‘e-Commerce’?)

No obstante, la subutilización de la banca le pone freno al importante crecimiento que ha tenido el sector y a su evolución en los últimos años. Andrés Vásquez, director General de Nequi, plataforma que hace parte del Grupo Bancolombia, señala que la poca bancarización en Colombia no es un problema, pues el número de personas que tienen cuentas no es tan bajo.

La gente tiene cuentas, pero al final de mes cuando le pagan retira todo y eso en realidad es la barrera para el comercio electrónico. Con el nivel de bancarización que hay deberíamos tener unos niveles de comercio electrónico mucho mejores de los que tenemos”, dice.

De acuerdo con el estudio, la cantidad de transacciones de ‘ecommerce’ en 2017 crecieron 37 por ciento respecto al 2016, lo que permite evidenciar un auge en las mismas. En total, se realizaron 44.987.786 operaciones.

Para Victoria Eugenia Virviescas, Presidente Ejecutiva de la Cámara de Comercio Electrónico, Colombia ha tenido una evolución importante en el comercio electrónico frente a los demás países de la región, ocupando el cuarto puesto después de Brasil, México y Chile.

“Los segmentos líderes en ‘ecommerce’ son turismo, tecnología y moda. Frente a las transacciones no presenciales, el 71% de ellas corresponde a recaudo, es decir el pago de impuestos y servicios públicos a través de Internet y el 29% restante a la compra de bienes y servicios”, sostiene respecto al informe.

Virviescas además señala que las Pymes han venido entendiendo la importancia de realizar una transformación digital y los beneficios que esto trae. “Sin duda, estos negocios digitales impactan directamente la economía del país y la dinamizan, son nuevas empresas que generan más empleo, oferta de servicios y bienes para los consumidores”, añade.

Sobre este tema, Vásquez apunta que las plataformas de pago están generando un efecto positivo sobre la bancarización en el país. “Sobre todo aquellas que se están volviendo como monederos, que están promoviendo algún tipo de transacción que empieza a generar confianza sobre el comercio electrónico”, comenta.

De acuerdo con los resultados del Cuarto Estudio de Transacciones Digitales en Colombia 2016 – 2017, se evidencia que el 94% de las transacciones de comercio electrónico se realizan con tarjeta de crédito con un valor promedio de 334.411 pesos, mientras el 6% restante se realizan con débito a cuentas bancarias, por valor promedio de 221.763 pesos.

Caso contrario sucede en el recaudo por el pago de impuestos y servicios públicos a través de Internet, donde el 2% de las transacciones se realiza con tarjeta de crédito, frente al 98% que se realizan con débito a cuenta bancaria.

‘SOCIAL COMMERCE’

Dentro del comercio electrónico existe una subcategoría que está tomando fuerza en el país. Se trata del ‘social commerce’, que se refiere a la utilización de las redes sociales por parte de los negocios y personas para aumentar las ventas. En este caso, las plataformas de pago están jugando un papel cada vez más importante.

“En los modelos tradicionales de pago de tarjetas de crédito y demás, la vinculación de un comercio obliga demasiada formalidad, los obliga a tener un sitio físico, un registro y todas esas cosas. Las soluciones que nosotros estamos llevando es que la gente casi que llenando un formulario por internet se convierta en cobrador, utilizando las plataformas bancarias de transferencias de fondos”, explica Velásquez.

Y agrega que una persona que está en Instagram, que lo sabe manejar muy bien, que sabe presentar sus productos con buenas fotos siendo influenciador se quedaba corto, pues mostraba los productos pero no podía terminar las transacciones. “Ese tipo de soluciones genera que esas personas puedan tener acceso a realizar las transacciones”, anota.

Al respecto, Virviescas señala que la resistencia que existe por parte de los consumidores a usar los medios electrónicos se ha identificado que parte de ello radica en una barrera cognitiva, en razón a que las personas no cuentan con el conocimiento pertinente frente a la mitigación de riesgo al fraude por parte de la industria y la garantía del Estado al consumidor y esto se materializa en la falta de confianza.

“Frente a este tema, la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico ha venido haciendo una importante gestión para brindar la información necesaria a los consumidores para que conozcan sus derechos y deberes, los cuales están dados por el Estatuto del Consumidor, Ley 1480 de 2011”, puntualiza.

Siga bajando para encontrar más contenido