Economía

Gobierno no ve con buenos ojos la reducción de la jornada laboral

El Ministerio de Hacienda envió concepto desfavorable y advirtió sobre el impacto negativo en el empleo.

Manufacturas globales se contagian de la crisis
POR:
Portafolio
diciembre 07 de 2020 - 11:29 a. m.
2020-12-07

A falta de dos debates para que la iniciativa que busca reducir la jornada laboral en el país sea aprobada por el Congreso, se conoció un concepto que el Ministerio de Hacienda envió al legislativo el pasado 20 de agosto en el que advirtió sobre la inconveniencia del proyecto para el empleo y las empresas.

(Le recomendamos: Avanza en el Congreso proyecto que reduce jornada laboral en el país)

El pasado viernes, el proyecto avanzó en el Senado en el segundo de cuatro debates en medio de una aguda polémica entre los empresarios y el Congreso.

De acuerdo con el Ministerio de Hacienda, el proyecto de ley que rebaja las horas de trabajo semanales de 48 a 40 y que presentó en su momento el expresidente y exsenador Álvaro Uribe, desaceleraría la producción del país, por lo que “presenta un concepto desfavorable” frente a este punto.

“Si esta se reduce, el costo laboral aumentaría, debido la necesidad de contratar más trabajadores, lo cual incrementaría el costo de la nómina en un contexto difícil para el desempleo”, dice el concepto enviado por el viceministro de Hacienda, Juan Pablo Zárate.

En el documento también se hace referencia a los efectos que ha tenido sobre el empleo la pandemia del coronavirus, pues la tasa de desempleo del segundo trimestre de 2020 duplicó a la registrada en el mismo periodo de 2019, por lo que el proyecto aumentaría esas cifras.

“Por esta razón no es prudente impulsar este tipo de iniciativas. En todo caso, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público manifiesta la disposición de colaborar con la actividad legislativa dentro de los parámetros constitucionales y legales de disciplina fiscal vigente”, precisó.

Cabe aclarar que esta reducción de la jornada no implica ningún cambio en los salarios que actualmente devengan los trabajadores, es decir los empleados seguirían ganando lo mismo pero con menos tiempo de jornada.

La reducción de la jornada laboral se hará de manera progresiva. De esta manera, cuando entre en vigencia, las horas máximas de trabajo semanales serán 45; a partir del segundo año, bajarán a 42 y a partir del tercero, serán de 40.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido