Reforma tributaria

Exministros de Hacienda y economistas dan su 'fórmula' de tributaria

Concuerdan en que el proyecto debe ser austero y piden que con ella se garanticen el empleo formal y las ayudas a empresas y hogares más pobres.

Reglamentación, el lunar de la reforma tributaria
POR:
Portafolio
mayo 26 de 2021 - 12:30 p. m.
2021-05-26

Aunque todavía no se conocen los detalles de la nueva reforma tributaria, pues el Gobierno todavía avanza en lograr consensos con los distintos sectores, el Congreso citó la segunda sesión de un foro para discutir con algunos expertos el tema.

Al evento invitaron principalmente a exministros de Hacienda, así como a economistas destacados que dieran su punto de vista sobre lo que se viene para el país.

En el evento, los panelistas estuvieron de acuerdo con que esta reforma ya no puede ser una estructural, como se había presentado previamente, sino que solucione los problemas urgentes de déficit fiscal, por lo que se tendría que hacer una tributaria en la próxima Presidencia.

El primero en dar su punto de vista fue Óscar Iván Zuluaga, exministro de Hacienda de Álvaro Uribe y quien señaló que esta reforma debería recaudar aproximadamente $14 billones, reforzar el plan de austeridad del Gobierno y acoger las ideas de unos impuestos temporales para empresas y personas de altos ingresos.

Los panelistas coincidieron en que la reforma tributaria debe solucionar problemas urgentes de déficit fiscal y la próxima Presidencia debería hacer una

COMPARTIR EN TWITTER

En esa misma línea, Juan Camilo Restrepo, ministro de la administración de Andrés Pastrana, dijo que la iniciativa podría recoger alrededor de $15 billones, deberá ser breve y tomar las medidas más urgentes para atender la crisis por la que está atravesando el país.

Y, contrario a lo que dijeron otros panelistas, comentó que la iniciativa se debería presentar ante el Congreso el próximo 20 de julio, y no en esta legislatura, que va hasta el 20 de junio.

Por su parte, Juan Carlos Echeverry, exministro de la administración de Juan Manuel Santos, manifestó que la reforma debe continuar con las ayudas a las empresas, hogares más pobres y vulnerables, así como impulsar el trabajo formal. Además, planteó que el Gobierno debe estar concentrado en los efectos de la pandemia, para así tomar decisiones.

Juan Carlos Echeverry

Juan Carlos Echeverry es reconocido como uno de los más importantes economistas del país.

Archivo particular

A su turno, Mauricio Cárdenas, exministro también de Santos, apuntó, al igual que sus colegas, que la reforma debe concentrarse en solucionar los problemas urgentes, así como impulsar el empleo formal, que ha caído por cuenta de la pandemia por coronavirus.

En ese sentido, resaltó la necesidad de que se extienda el subsidio a la nómina, que se terminó en marzo, así como mantener el ingreso a las familias que se han visto más golpeadas por la pandemia.

LO QUE DICEN LOS ECONOMISTAS

Además de las voces de los exministros, también participaron en el foro los economistas Alberto Bernal, Luis Jorge Garay (investigador del Centro de Política Fiscal), Marcela Eslava (decana de Economía de la Universidad de los Andes) y Fernando Jaramillo Mejía (profesor de la Universidad del Rosario).

Para la decana de Economía de los Andes, “no debería ser una reforma tributaria meramente fiscalista, que garantice un mayor recaudo a futuro y financiación de las necesidades, pero no imponer esas nuevas necesidades de recaudo, sino que garantice ingresos hacia adelante”.

Eslava propuso, concretamente, que los impuestos que se planteen no sean transitorios, sino permanentes. Asimismo, plantea que se deben dar algunos avances en conseguir un sistema tributario más progresivo, que además garantice recursos para las familias más golpeadas por la pandemia.

Marcela Eslava, decana de Economía Uniandes

Marcela Eslava, decana de la facultad de Economía de la Universidad de los Andes

Universidad de Los Andes

Por eso, sugiere que el impuesto al patrimonio sea permanente, se eliminen los “excesivos privilegios” de algunos sectores, se haga un ajuste a la renta exenta y haya un foco especial en que las rentas no salariales paguen más impuestos.

El economista Garay, por su parte, hizo énfasis en la urgencia de establecer una renta básica para el segundo semestre de este año. “El costo fiscal de esto es del 0,7% del PIB para esos meses siguientes, y eso se puede mirar según la línea de pobreza. En segundo lugar, se deben reforzar los programas de empleo y también será clave para la eficiencia del gasto social”.

En ese sentido, agregó que “dada la situación fiscal del país, se debe hacer un esfuerzo para una reforma tributaria que cumpla los principios constitucionales, que recoja 2% adicionales del PIB, con una financiación más estructural de mediano plazo y que toque, sobre todo, al 5% de las personas naturales y jurídicas más ricas del país”.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido