close
close

Reforma tributaria

Lo bueno, lo malo y lo feo de la reforma tributaria

Portafolio consultó con expertos sobre los elementos positivos, negativos y problemáticos que trae el proyecto que radicó el Minhacienda esta semana. 

Reforma tributaria

La reforma tributaria representa un avance importante en torno a la eliminación de gastos tributarios.

iStock

POR:
Portafolio
agosto 12 de 2022 - 08:46 p. m.
2022-08-12

Portafolio habló con expertos sobre los elementos positivos, negativos y problemáticos que trae el proyecto de reforma tributaria que radicó el Ministerio de Hacienda esta semana ante el Congreso. 

(Lea: Reforma a la Presidencia: los cargos que desaparecen o se fusionan). 


Estos son los puntos que destacaron algunos:

Lo bueno

Dentro de los puntos positivos, por ejemplo, Leopoldo Fergusson, director del Centro de Estudios sobre Desarrollo Económico (Cede) de los Andes y docente de la facultad, destaca que “se aprovecha la oportunidad política que tiene el Gobierno, que nunca escondió desde la candidatura su interés de hacer una reforma, lo cual le da transparencia y legitimidad a la iniciativa”.

El académico destaca además que, en aras de un estatuto “más justo y eficiente”, se inicia por pedir una contribución más elevada de sectores de la sociedad que hoy en día tienen privilegios por encima de otros.

Con esto coincide Jairo Higuita Naranjo, socio fundador de Jiménez, Higuita, Rodríguez y Asociados, quien destaca como “bueno” que el proyecto se enfoca en gravar “a las personas de ingresos más altos, especialmente a las personas naturales”. Además, calificó como positiva la modificación en la exención de renta de las pensiones, pues dijo que esta es bastante alta.

Hay también opiniones que ven como positivo “que los dividendos, y ganancias ocasionales tengan un trato simétrico como lo tienen las rentas laborales y de capital”, como menciona Oliver Pardo, director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana. Pese a ello, Pardo asegura que esto “sería fantástico, siempre y cuando se redujera la tarifa general de renta a personas jurídicas”. El académico fue claro en que “unas cosas pueden ser buenas o malas según de cómo se mire, pero todo está conectado en una reforma y tiene diferentes efectos”.

Jorge Espitia, profesor de la Universidad Nacional e investigador del Centro de Pensamiento de Política Fiscal, opina, por el contrario, que algo positivo del articulado es que “reconozca un impuesto a las exportaciones mineroenergéticas, que generan externalidades al medio ambiente”.

Lo malo

En el caso de lo “malo” del proyecto se destaca el nivel de carga impositiva que asumirá el sector corporativo. Higuita señala como “lo malo es que se castiga al empresario, pues grava dividendos sumando todas las rentas generales, lo que puede derivar en que se pague una tarifa de impuesto de renta entre la sociedad y el socio cercana al 60%”.

(Lea: La fórmula de Ecopetrol para reducir impuesto propuesto sobre el crudo). 

Y en el caso del sector financiero, el abogado cuestiona la tarifa de 3 puntos adicionales. “Es malo porque no puede ser que haya una tarifa diferencial solo para un sector”, dice, y también menciona el caso de los impuestos a las exportaciones extraordinarias del sector minero, “si bien se grava a este sector por ser altamente productivo, no se ponen impuestos a otros sectores que también son productivos”, dice.

En esta misma línea, Fergusson asegura que la propuesta de reforma como está hoy “resulta costosa para algunos sectores empresariales, la otra cara de la moneda de un compromiso para reducir exenciones injustificadas en algunos sectores empresariales debe ser el reducir la tasa general, pero no se proponen cambios en esa línea, y el estatuto tributario tiene una carga muy alta”.

Espitia aseguró, por otro lado, que un elemento negativo, “y con lo que hay que tener mucho cuidado”, es la base de ingresos a partir de la cual se va a cobrar el impuesto de renta.

“Esto quiere decir que una familia que tiene un ingreso unipersonal de $10 millones se puede considerar como rica, pero si esa persona tiene a otras cinco personas a cargo, es decir que cada miembro tiene un ingreso de menos de $2 millones, la reforma castigaría más a un hogar con un solo ingreso que a otro donde más de una persona perciba ingresos por debajo de los $10 millones”, cuestiona el académico.

Lo feo

Algunos puntos del proyecto de reforma tributaria no son del todo buenos pero tampoco malos, son ambiguos, poco claros, problemáticos, o incluso, feos. Espitia cuestiona los mensajes en torno al manejo de la tarifa efectiva de tributación para las empresas. “No es ni tan feo, ni tan malo, pero sí hay que tener mucho cuidado no queda claro como se va a manejar eso”, asegura.

(Además: Reforma tributaria reforzaría medidas contra evasión de impuestos). 

La manera en que se ha elegido comunicar la reforma, es un asunto que también inquieta a Fergusson, por lo menos, dice, en el tema de contribuciones a personas, y tiene que ver con la observación que también planteaba Espitia como negativa.

“Hay una distinción que no es la adecuada, se plantea todo en términos muy disyuntivos entre los que tienen lo suficiente para pagar impuestos y los que no. En torno a, si se gana más o menos de $10 millones debe contribuir ahora, pero si percibe menos, no se preocupe, y fácilmente desde ahí se deriva una discusión de si esto es suficiente para ser rico o no, cuando el punto más apropiado sería hablar de una reforma justa que le pida más a los sectores con mayor capacidad de pago”, dice el director del Cede.

Desde el Observatorio Fiscal de la U. Javeriana, Pardo señala también la importancia de que “no mirar quienes ganan y quienes pierden, sino cuánto ganan y cuánto pierden”, como en el caso de las bebidas azucaradas, cuyo nuevo gravamen tendría un impacto puntual en los hogares pobres, que puede no tener el mismo peso para alguien de altos ingresos.

El experto también indica como la reforma tiene un vacío en relación a los tratamientos preferenciales del IVA. “Hay un potencial de $50 billones según la comisión de expertos en beneficios tributarios que se pueden aprovechar y que esta reforma no toca para nada”.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido