close
close

Reforma tributaria

Lo que deberán destinar hogares pobres a impuestos saludables

La reforma tributaria que aprobó el Congreso incluye una gravamen a alimentos ultraprocesados y bebidas azucarados. Este será su impacto. 

Alimentos ultraprocesados

Alimentos ultraprocesados

iStock

POR:
Portafolio
noviembre 26 de 2022 - 04:42 p. m.
2022-11-26

El más reciente informe del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana mostró algunas consecuencias que dejaría la reforma tributaria del gobierno de Gustavo Petro que fue aprobada por el Congreso. 

(Lea: El salario a partir del cual aplicará retención en la fuente en 2023). 

Uno de los focos fueron los impuestos saludables, que incluyen los alimentos ultraprocesados y las bebidas azucaradas. Un gravamen que busca que se desincentivar el consumo de ciertos productos que en exceso son perjudiciales para la salud. 

Desde el Observatorio indican que esto tendrá un efecto en el consumo y sus consecuencias a largo plazo serán beneficios para la salud de los consumidores.  

Estos beneficios se manifiestan a través de menores tasas de sobrepeso y obesidad. También se ha documentado que la regresividad en el impacto económico de este impuesto en las personas más pobres es superada por el ahorro de recursos públicos y privados destinados a atender los problemas de salud”, explican. 

(Además: ¿Qué comeremos en 2050? Estos serían los alimentos que se acabarán). 

No obstante, también aseguran que habrá un efecto importante para quienes deseen adquirir estos productos, sobre todo en los hogares con menos ingresos: “Como consecuencia de estos impuestos, los hogares más pobres necesitarán de $5.000 mensuales adicionales para continuar con los mismos patrones de consumo”. 

Ahora bien, si esos 5.000 representan el 0,6 % de los gastos mensuales, para los hogares más pobres al momento de tasarlos en sus ingresos representarán el 3 % del total. Junto a ello, los hogares más ricos necesitarán de $19.000 mensuales adicionales. 

Este dinero adicional representa el 0,07 % de sus ingresos y el 0,15 % de sus gastos. Estos resultados asumen que se conservan los mismos niveles de consumo de este tipo de bienes y no tienen en cuenta los posibles beneficios en el largo plazo”, puntualiza el informe. 

En 2023 los impuestos a las bebidas azucaradas comenzarán a operar con un aumento del 3 % en el precio de los productos con bajo nivel de azúcar y del 6 % para el precio de los productos con alto nivel de azúcar. Asimismo, para 2024 y 2025 estos impuestos tendrán un alza.  

(Siga leyendo: ¿Reforma tributaria tocaría los costos de financiamiento?). 

“La preocupación en este punto consiste en que el impacto no sea lo suficientemente grande para disuadir a los consumidores de dejar de comprar este tipo de productos. En efecto, la OMS ha establecido que el diseño apropiado para este tipo de impuestos debe incrementar el valor de su venta en al menos un 20 %”, explican desde el Observatorio. 

Finalmente, el informe resalta que no se hizo un estudio riguroso para medir el impacto sobre el consumo y la salud, por eso debería seguir abierta la posibilidad de ajustar este tiempo. 

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido