Reforma tributaria

Tributaria golpearía áreas clave de la transformación digital

Voces del sector de la tecnología creen que la reforma iría en contravía a políticas que buscan el cierre de la brecha digital y la reactivación.

Comercio electrónico

"Las ventas digitales han mantenido muchos empleos y el tejido empresarial ahora serían el más afectados”, dijo la CCYC.

iStock

POR:
Portafolio
abril 27 de 2021 - 06:30 p. m.
2021-04-27

El objetivo que se ha venido adelantando de conectar el 70% de Colombia y avanzar en la transformación digital del país podría verse opacado por la reforma tributaria.

(Lea: Inician las discusiones de la reforma tributaria en el Congreso)

Esto opinan varias voces del sector, quienes apuntan que la propuesta de gravar diversos productos y servicios tecnológicos iría precisamente en contravía de objetivos como el cerrar las brechas y llegar a zonas rurales.

(Lea: Los otros caminos que podría explorar la reforma tributaria)

Y es que si bien los voceros de la industria tecnológica comparten la necesidad de buscar nuevas formas para financiar a la Nación, el proyecto de ley preocupa por el encarecimiento de estos servicios y productos relacionados con las TIC.

“Nuestra principal preocupación desde el sector TIC es en torno a cómo esta reforma terminaría dificultando el acceso a la tecnología de diversas maneras. En el caso de los servicios, se dividen en dos tipos: los primeros relacionados con TI como son la provisión del hosting de páginas web, los servicios de cómputo en la nube, la adquisición de licencias de software y la creación de contenido digital, y la segunda es que se encarecerán las comunicaciones para el estrato tres”, explica Alberto Samuel Yohai, presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones, CCIT.

En el caso del alojamiento (hosting) de páginas web, que hoy no está generando IVA, de aprobarse la reforma tributaria como se propuso, este servicio empezaría a estar sujetos a la tasa de 19%, lo mismo que ocurriría con otros como los planes de internet y telefonía fija, apunta la CCIT.

Y esto no ocurre solo desde el punto de vista de servicios, sino también en cuanto a los productos. Al tener en cuenta que hoy un buen porcentaje de la población sigue teletrabajando y estudiando a distancia, se prevé que el proyecto va a encarecer artículos de tecnología como smartphones, tabletas, laptops y PC’s.

Por ejemplo, los teléfonos inteligentes y tabletas que gozan de la exclusión del IVA, los que tienen un valor igual o inferior a 22 Unidades de Valor Tributario (UVT), unos $798.000, se empezarían a gravar con IVA. Lo mismo sucedería con PCs y laptops que están en el umbral de 50 UVT, alrededor de $1.800.000.

Esto, como indican los expertos, no solo tendría un efecto en el acceso del conjunto de la población a estos productos, sino también golpearía a los miles de colombianos que hoy hacen ventas a través de celular o necesitan estos equipos para su labor.

Según Samuel Hoyos, presidente de Asomóvil, no se puede seguir con una mentalidad de recaudo que dificulte el acceso de los hogares más pobres a la conectividad y a la tecnología.

“El Gobierno ha sido promotor de la conectividad y el cierre de brechas, y hemos hecho un gran esfuerzo por cumplir la meta de 70% de cobertura, pero vemos la posibilidad de que se graven los teléfonos inteligentes de gama media y los computadores en un momento clave de teletrabajo y teleeducación. La conectividad no es un lujo, es una necesidad, y no es negocio que por recaudar algo de IVA se castigue a los colombianos”, apuntó Hoyos.

Por su parte, Carlos Zenteno, presidente de Claro Colombia, señaló que la medida afectará a los operadores de telefonía, “porque la presencia que tenemos en 1.075 municipios en algunos casos es a través de internet móvil y de celular. El teléfono es el instrumento de menor costo para poder acceder al servicio y más que afectar a las compañías, lo hará a las personas que necesitan conectarse”.

Asimismo, Fabián Hernández, CEO de Movistar Colombia, apuntó que “las medidas no deben afectar el crecimiento del sector. En cifras, con un 1% que crezca la conectividad en el país, el PIB lo hará en 0,32%, y aumenta la productividad laboral en 0,26%. Por eso es importante que este servicio no se vea como algo suntuario”.

Otra de las preocupaciones del sector con la tributaria está en pasar de exentos a excluidos los servicios domiciliarios de hogares en estrato 1 y 2, porque según Hoyos, se traduce en mayores costos y menos acceso.

“El año pasado el Gobierno le quitó el IVA a los servicios móviles por debajo de los 2 UVT para facilitar el acceso, y ese tipo de iniciativas son las que se deben mantener. De hecho, la Ocde señala que aumentar la penetración de internet 10% sumaría un punto porcentual al crecimiento del PIB. Lo que recojan con IVA será muy poco comparado con los beneficios de bajarle al precio y fomentando el acceso”, apuntó Hoyos.

A su turno, Galé Mallol, presidenta ejecutiva de Asotic, afirmó que preocupa la reforma, especialmente en el contexto de reactivación.

“Se ha dicho que la tecnología será parte de la reactivación, pero en las propuestas vemos un freno enorme para ella. También nos extraña que no veamos las recomendaciones de la Ocde frente al impuesto a las grandes plataformas, se dejó a un lado esta discusión como una opción para enfrentar la crisis”, indicó.

La directiva enfatizó en que imponer un impuesto temporal a las grandes compañías puede ser mucho mejor que afectar a los operadores y los usuarios, que ya tuvieron una cargas dura en esta pandemia.

El MinTIC, que avanza en expediciones de conectividad en zonas rurales y que tiene como meta el acceso al servicio móvil 4G antes del 13 de mayo en 539 localidades de Putumayo, Caquetá, Guainía y Vichada, fue consultado sobre la tributaria, pero se abstuvo de dar a conocer su opinión.

COMERCIO ELECTRÓNICO

Otra de las industrias que se disparó en la pandemia y que se vería afectada por la reforma es la del e-commerce. Según Camilo Rodríguez, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección, “el desincentivo de las ventas de los canales digitales podrían a Colombia en contravía de la dinámica de fortalecerlas”, dijo.

Según un informe de PayU, en Colombia el crecimiento en la cantidad de clientes vía digital fue del 32%, “pero con la reforma eso queda en entredicho, ya que se propone pasar de excluidos a gravados con el 19% comisiones percibidas por la utilización de tarjetas de crédito y débito, suministros de páginas web, hosting, computación en la nube y los servicios de mensajería”, afirmó Rodríguez.

El directivo señaló que en 2020, miles de empresas trasladaron su comercialización al entorno virtual y se registraron $29,05 billones de compras en línea, un alza de 30,6% frente a 2019, cuando las ventas fueron por $22,23 billones.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido