Economía

“Se acordaron pagos en el 25% de los arriendos”

Según Fedelonjas, en 49% de los contratos del sector no residencial se dio un incumplimiento en la cancelación de cánones de renta.

Daniel Vásquez, presidente de Fedelonjas

Daniel Vásquez, presidente de Fedelonjas, dijo que los hogares ven el arriendo como opción.

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 02 de 2020 - 06:53 p. m.
2020-11-02

El sector inmobiliario, tanto hogares como comercios y oficinas se vio afectado por el covid-19. Según la Federación Colombiana de Lonjas de propiedad Raíz (Fedelonjas) cerca de una cuarta parte de los contratos de arrendamiento tuvo que someterse a acuerdos, y según comentó a Portafolio su presidente, Daniel Vásquez, el recaudo por cánones de arrendamiento podrá caer 20% este año.

(Arriendos en estratos 1, 2 y 3 los que más han subido en el país). 

¿Cómo afectó al sector la pandemia?

El impacto fue grande, en los primeros meses sobretodo. Las actividades inmobiliarias no podían desarrollarse, las notarias y oficinas de registro estaban cerradas, realizar contratos de compra y venta de inmuebles no era una alternativa.

Con la reapertura se empezó a ver desde mayo una lenta recuperación. Con corte a finales de septiembre podemos decir que en los últimos meses hubo un incremento en las operaciones, se han empezado a ver transacciones, personas que tenían su decisión de compra lista, sobretodo con vivienda.

(Compra de vivienda: no hay espacios para cometer errores).


En el arrendamiento el principal efecto fue el no pago de cánones, en abril se presentaron niveles de 26% de no pago, cuando el histórico era 8% o 9%. Ese porcentaje fue disminuyendo y llegó a 12,5% en septiembre, muy cerca a los niveles históricos. Esto es una buena noticia.

¿Y en no residenciales?

En inmuebles no residenciales, comercios y oficinas, el impacto fue mucho más fuerte. En abril, de una muestra de 13.000 contratos administrados por nuestras inmobiliarias, se llegó a 49% de no pago. En mediciones posteriores se fue reduciendo paulatinamente y para septiembre el porcentaje ya estaba en 26%, que sigue siendo un indicador preocupante. La buena noticia es que en locales como centros comerciales ya está casi en niveles de cero las terminaciones de contratos.

¿Les preocupa el impacto de nuevos cierres?

La experiencia que hemos adquirido en estos meses esperamos que deje unos mensajes que ojalá el gobierno haya interiorizado. Al principio teníamos incertidumbre de cómo enfrentar la pandemia, y ahora que hay una posibilidad de rebrotes y nuevos contagios creemos que el gobierno nacional y los locales han entendido que el cierre de los sectores no sería el único camino para controlar los rebrotes.

(¿Cómo evitar contagios durante las asambleas de copropietarios?). 


El sector inmobiliario ha demostrado que genera enormes beneficios a la economía, creció en el PIB durante el covid, y no genera aglomeraciones. Esperamos que tenga una liberación para que con protocolos se pueda desarrollar.

¿Tienen un balance de los acuerdos de pago?

Sí, mes a mes hacíamos una encuesta de diagnóstico inmobiliario que con los afiliados a nuestras lonjas. Con la medición de 900 inmobiliarias vimos que podíamos hablar de que mensualmente entre 20% y 25% del stock de contratos de arrendamiento era objeto de acuerdos de pago. En septiembre no hubo ya reportes de acuerdos, se dio una normalización ya de los contratos.

¿Cuánto podría afectar la pandemia el recaudo en cánones de arrendamiento?

Para 2019 en cánones de arrendamiento de vivienda estábamos hablando de $27 billones. Evidentemente va a haber una reducción en lo que se venía recaudando, que se puede estimar estará del orden de 20%, creemos que estará cerca de $22 billones, pero sigue siendo una cifra que es clave porque mueve la economía.

La Corte tumbó la disposición para dar terminación a los contratos, ¿Cómo afecta esto al sector?

Ese decreto era muy puntual para terminaciones unilaterales, que siempre es una opción. Lo que traía era la posibilidad de que si se terminaba unilateralmente un contrato de arrendamiento para actividades específicas, inmuebles destinados a discotecas, bares y actividades que no había posibilidad de realizar, la indemnización sería de un mes y no la pactada en el contrato.

La importancia del fallo, que fue posterior a cuando el decreto ya no tenía efecto, fue que dejó un mensaje claro al legislador, no puede haber disposiciones normativas que modifiquen acuerdos entre particulares. Ante una segunda eventual emergencia queda ese precedente.

Con esta coyuntura y el auge de los subsidios y proyectos, ¿pueden bajar los precios de la vivienda?

Desde que inició la reapertura, los precios de viviendas nuevas y usadas han permanecido estables, hay mayor margen de negociación pero no hubo descalabro en los precios. En la vivienda nueva con los subsidios se está viendo que sobretodo en no VIS se ha generado que las personas tomen una decisión aplazada. De seguro esos subsidios se van a agotar rápidamente y no habrá problemas de precios.

¿Hay más preferencia por vivir en arriendo?

Hay 5,7 millones de hogares en arriendo. Hay personas que no tienen la posibilidad de adquirir una vivienda y optan por el arriendo, pero también se ha convertido en una opción válida para tener una vivienda digna, las preferencias van cambiando, algunos prefieren ahora para invertir o generar emprendimientos.

En Colombia hace unos años viene cambiando el perfil del consumidor inmobiliario, se redujo el tamaño de las familias y han crecido los hogares unipersonales, eso ha cambiado el diseño de las residencias, prefieren formatos más pequeños a cambio de ubicación y zonas comunes. El consumidor ahora exige ciertas áreas.

Hoy inicia el Congreso anual inmobiliario ¿Cómo será esta edición?

Este congreso, que por primera vez lo haremos online, tiene en tres líneas de fondo. Contaremos con el Presidente, el Ministro de Vivienda y el Superintendente Financiero para tener las perspectivas para 2021. Tendremos expertos internacionales que nos darán una visión de lo que pasa en todo el mundo con relación a la crisis. También habrá un componente de tecnología y cómo ha cambiado el sector inmobiliario y una tercera línea con cifras y perspectivas del sector.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido