Ser buena persona pesa igual que un título en un proceso de selección

Las habilidades relacionadas con el ser también son valoradas por su aporte al crecimiento de las compañías.

Transmisión elempleo

Encontrar empleo es un trabajo de tiempo completo

123rf.com

POR:
Portafolio
mayo 30 de 2019 - 09:45 a.m.
2019-05-30

Pensamiento analítico, creatividad, recursividad, comunicación asertiva, capacidad para trabajar en equipo, responsabilidad, honestidad, compromiso y proactividad para generar ideas innovadoras que ayuden al crecimiento de la organización. Esas son apenas algunas de las habilidades de las personas que empiezan a pesar tanto como los estudios académicos en los procesos de selección de las compañías.

(Lea: Las 12 competencias más evaluadas)

También conocidas como habilidades blandas, estas capacidades son diferenciadoras para las empresas que buscan un profesional integral y que aporte desde todos los ámbitos al crecimiento de la organización.

(Lea: Coschool busca desarrollar las habilidades blandas en los jóvenes)​

De acuerdo con el estudio ‘Se buscan personas, los robots las necesitan’, que consultó 19.000 empleadores en 44 países, de la firma ManpowerGroup, aquellos candidatos que pueden demostrar mayores habilidades cognitivas, creatividad y capacidad para procesar información compleja, junto con adaptabilidad y simpatía, pueden esperar un mayor éxito a lo largo de sus carreras.

(Lea: El perfil del nuevo ejecutivo)

“Para 2030, la demanda de habilidades humanas (competencias sociales y emocionales) crecerá en todas las industrias un 26% en Estados Unidos y 22% en Europa”, indica el documento.

Al respecto, Marco D´Andrea, Gerente de Executive Search de Experis, la marca de ManpowerGroup y experto en talento profesional, en los procesos de selección la tendencia es a dar una mayor importancia a las competencias blandas o del ser, sobre todo para cargos de liderazgo. Esto en razón de poder garantizar entornos laborales que tengan un buen clima, un adecuado salario emocional y por ende que fortalezcan la marca empleadora.

En ese sentido D´Andrea explica que Las habilidades blandas no están relacionadas con “saber hacer” sino con el “ser”. “Se encarga de definir nuestra interacción con el mundo, son características que se obtienen a lo largo de la vida y se pueden fortalecer y desarrollar con capacitación y trabajo psicoemocional”, dice.

Y agrega que “de allí radica la importancia que tiene para las organizaciones y la vida profesional de las personas, pues las habilidades blandas influyen directamente en la productividad del trabajador y en el resultado de los objetivos que alcanzan los grupos a los que pertenece”.

De acuerdo con PageGroup, firma de reclutamiento, esta tendencia global de enfoque en habilidades blandas que ha ido adquiriendo el mercado colombiano ha generado una mayor conciencia empresarial sobre su importancia dentro de las compañías. Por ello, las inversiones en desarrollo de competencias de gestión y liderazgo son hoy prioridad dentro de las organizaciones en el país.

“Las capacitaciones en habilidades blandas permiten mejorar la eficiencia y productividad de los empleados, fomentar el compromiso de los colaboradores con la empresa y mejorar la cohesión a nivel de equipos”, dice la firma.

Además, puntualiza en que al final son estas habilidades las que permiten a una persona ajustarse en realidad a un cargo y una empresa y son las que más cuestan encontrar y desarrollar, mientras los conocimientos técnicos son adquiridos más fácilmente.

“En pocas palabras, las habilidades duras te ayudarán a conseguir la entrevista, pero serán las habilidades blandas las que seguramente te ayudarán a diferenciarte y a conseguir el trabajo”, puntualiza la reclutadora.

Siga bajando para encontrar más contenido