SIC multaría a las empresas según un porcentaje de sus activos

Andrés Barreto, jefe de la entidad, dijo que el actual sistema de multas fijas que tiene el país va en contra de la práctica internacional. 

Andrés Barreto, superintendente de Industria y Comercio.

Andrés Barreto, superintendente de Industria y Comercio.

Claudia Rubio/CEET

POR:
Portafolio
octubre 15 de 2018 - 07:50 p.m.
2018-10-15

Con poco más de tres semanas al frente del cargo, el nuevo superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto, propone una reorganización interna de la entidad con una nueva delegatura de cumplimiento y una reparación de las víctimas de prácticas empresariales.

En diálogo con Portafolio, también planteó la posibilidad de cambiar la manera en que se vienen sancionando a las compañías que incurren en prácticas desleales.

Esto al modificar las sumas fijas que hay actualmente por un sistema de multa sobre un porcentaje de las utilidades o los activos de la compañía, algo que se asemeja a lo que sucede a nivel internacional.

(Andrés Barreto González, nuevo Superintendente de Industria y Comercio). 

¿Cuáles van a ser los pilares en su gestión?

Hay que articular totalmente la legalidad, la equidad y el emprendimiento. Esta entidad en buena hora es transversal a esa propuesta de lo que será el plan de desarrollo del Gobierno de Iván Duque.

En legalidad, por supuesto propendemos por la formalización, administramos justicia, velamos como policía administrativa por el cumplimiento de la ley; en equidad, a través de que las personas estén formalizadas, paguen sus tributos, no incurran en conductas anticompetitivas y haya libertad de empresa, y en emprendimiento, porque yo tengo un tema muy importante que es el de propiedad industrial.

A través del sistema SIPI, podemos verificar qué tanto estamos avanzando como país en creatividad, en desarrollo, en innovación, en registros marcarios, que al final del día es transversal a otro tema del Gobierno que es la ley 1834, la ley naranja.

Por este camino veremos cómo las ideas se hacen no solamente reales sino también rentables; queremos dinamizar este tema de la propiedad industrial.

¿Qué metas tiene a corto y a mediano plazo?

Quiero que esta Superintendencia prontamente pueda tener una reorganización interna, en el sentido de mirar si nos vendría bien una nueva estructura. De pronto pensar en una nueva delegatura que fuera de cumplimiento, para que eso sirviera a dos propósitos.

El primero, que la SIC pudiera generar la doctrina y las líneas de cumplimiento para que las empresas las adopten realmente.

Y que eso también les sirva a ellos desde un punto de vista garantista, en el sentido de que si llegasen a incurrir en prácticas que deban ser investigadas por la entidad, puedan ser tenidas como un atenuante de su responsabilidad a la hora de sancionarlas.

La segunda, que hay que tener otro mecanismo resarcitorio y reparatorio, en el sentido de que las multas le ingresan al presupuesto general de la Nación, pero no necesariamente reparan a las víctimas.

Sería muy importante que por la vía del cumplimiento pudiéramos implementar programas en donde se hiciera una reparación, aun cuando fuese simbólica de muchas de las conductas que llevan, es decir, que implementen estos programas o se adopten, o nos coayuden por ejemplo en temas de capacitación o en otras materias.

Hay que decantarlo mejor, pero es un tema que ha caído bien en el ambiente académico, de los abogados que litigan en derecho de la competencia y esto es un tema que se ha vuelto prioritario en el mundo, porque garantiza también transparencia y legalidad.

¿Cuándo podría darse esta reorganización?

Cuando el trancón legislativo me lo permita, porque tenemos que esperar que salga el plan de desarrollo, la ley general del presupuesto y yo orgánicamente ver cómo, anclado a lo que el plan de desarrollo finalmente traiga, pudiéramos absolver mucho por esta vía.

Además de eso, que es un poco más grueso y que es un tema sustancial, es la reforma 1340 del 2009, el régimen de competencia que de pronto ya merece una revisión, porque, por ejemplo, una de las cosas que allí llama la atención es que nosotros, contrario a lo que es la práctica internacional, tenemos unas multas de suma fija y tal vez lo importante sería pasar a un porcentaje sobre activos o ventas de las compañías que sean sancionadas.

Hace poco se anunció que Avianca y Latam entrarían a la plataforma SIC Facilita, ¿cómo la entidad puede ayudar a que los servicios de transporte aéreos sean mejores en el país?

Es una herramienta muy importante porque los mismos proveedores se inscriben y nos permiten tener una facilidad de trazabilidad en las quejas y en el seguimiento. Con el tema de servicio y transporte aéreo hay que hacer una claridad. La autoridad que investiga y sanciona es la Aeronáutica Civil, no la SIC.

Podemos avocar conocimiento por protección al consumidor, pero el consumidor del tiquete aéreo es competencia de la Aerocivil. Celebramos que en la última semana se hayan inscrito Latam y Avianca. Eso es muy importante porque nos da muestra de que hay un avance en esa cultura corporativa de mejorar el servicio.

PRODUCTOS DE ORIGEN

La Superintendencia de Industria y Comercio ha declarado la Protección de 27 Denominaciones de Origen Colombianas, de las cuales 16 corresponden a productos agroindustriales y 11 a productos artesanales.

Actualmente la Delegatura para la Propiedad Industrial se encuentra tramitando la Declaración de Protección de 2 Denominaciones de Origen. Estas son el Cangrejo Negro de Providencia y la Cerámica Negra de la Chamba (Tolima).

La SIC aclaró que estos procesos están en estudio, por lo que todavía no es definitivo
el hecho de que vayan a tener el sello de Denominación de Origen, que es clave para los productos colombianos, tanto a nivel nacional como internacional. 

Siga bajando para encontrar más contenido