Sin ingresos ni empleo, hogares podrían frenar la recuperación

Por la crisis, las familias han dejado de percibir al menos $24 billones. Expectativa por reunión de Comisión de Salvamento.

Comercio

Hasta el momento, el Gobierno ha desembolsado $11,1 billones a hogares y empresas en ayudas por la crisis.

CEET

POR:
María Camila González Olarte
octubre 05 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-10-05

Si bien el país se ha enfocado en reactivar la producción y el comercio, analistas y empresarios llaman la atención sobre la necesidad de buscar medidas adicionales para impulsar el consumo, que se ha visto golpeado por la destrucción de empleos y la caída de los ingresos, la cual a agosto era ya de $24,1 billones, según Anif.

(Lea: Recuperación económica de Colombia puede tomar entre 2 y 5,2 años)

A propósito de eso, hay expectativa por la reunión que tendrán este jueves empresarios, expertos y Gobierno en la Comisión Consultiva para el Financiamiento Empresarial, que ya tiene al menos 30 propuestas sobre la mesa para impulsar la recuperación y que, entre las iniciativas, también se hace un énfasis en la necesidad de impulsar la demanda en los hogares, como lo reveló este diario en días pasados.

(Lea: La recuperación, con espacio para el optimismo)

“Si bien el análisis y foco de esta mesa está en el financiamiento, es indispensable abordar la urgencia de reactivar la demanda. Se podría decir que más que crédito, para muchas empresas lo que se necesita es recuperar una competitividad que les permita pelear en mercados sumamente deprimidos. Y más que préstamos, lo que las empresas necesitan son ingresos”, señala el documento que los empresarios le entregaron al Gobierno.

Y es que según el Dane, entre marzo y agosto se perdieron 3,7 millones de empleos, lo que ha impactado en el nivel de ingresos de los hogares, pues de acuerdo con cálculos de Anif con datos del departamento estadístico, esta reducción representaría 2,4 puntos del PIB. De hecho, solo en abril los hogares perdieron $5,7 billones de ingresos, y en agosto se contuvo la caída y fue de $2,6 billones.


Si bien la confianza de los consumidores, que mide la disposición que tienen las familias de comprar bienes de cualquier tipo, ha ido mejorando en los últimos meses según se muestra en la Encuesta de Opinión al Consumidor de Fedesarrollo -pasó de -32,7% en julio a -25,4% en agosto-, todavía hay incertidumbre de cómo lograr que haya una mayor demanda, cuando las personas prefieren ahorrar ante la crisis.

Camilo Herrera, presidente de la junta directiva de Raddar y experto en temas de consumo, explica que la dinámica del gasto de los hogares está determinada por el ingreso de salario, la capacidad de comprar y sus preferencias.

“Con la apertura, las restricciones se han reducido bastante, aunque todavía hay prohibiciones para los bares y cines, por lo que hay un cambio en las dinámicas de compra. Por otro lado, nosotros vemos que el 35% de los hogares tuvo una reducción en sus ingresos, y eso afecta la demanda”.

LO QUE SE VIENE

Dentro de las medidas urgentes que tomó el Gobierno para proteger a los hogares más vulnerables, están los giros extraordinarios de programas sociales como Colombia Mayor, Jóvenes en Acción y Familias en Acción, además de lanzar Ingreso Solidario e implementar la devolución del IVA.

Por otro lado, se lanzaron iniciativas para impulsar la compra de vivienda de interés social y otra para la de estratos medios y altos, con el fin de estimular un sector que tradicionalmente crea empleos para momentos de crisis como el actual, además de los subsidios a la nómina y a la prima.

Sin embargo se ve que, por ejemplo, en la segunda edición de Pulso Social del Dane, en agosto solo el 4,6% de los consultados dijo que sí estaba interesado en comprar, remodelar o construir casa en los próximos dos años.

Juan Daniel Oviedo, director del Dane, dijo en días pasados que en el pulso empresarial que publicó recientemente el Dane también se ve que el 63% de los empresarios han visto una reducción significativa de la demanda.

“Por eso es que en ese escenario se están sentando con las agremiaciones, y están llevando propuestas para ver cómo se le da incentivos a la demanda, porque si no se reactiva de nada sirve producir para acumular inventarios. Eso generaría otro choque en la economía”.

Asimismo, para la economista Cecilia López, “la estrategia del Gobierno ha sido por el lado de la oferta y la reactivación va despacio. No se ha pensado que si no se reactiva la demanda, las empresas no podrán vender. No se puede desconocer el efecto que está teniendo el desempleo en las ventas y en las empresas”.

Según López, los retos del Gobierno son aumentar los montos de las transferencias que se está haciendo en programas como Ingreso Solidario, e impulsar el empleo. “Se pueden crear puestos de trabajo de emergencia con pequeñas obras en las regiones y en las ciudades. Y a ese plan se le tienen que sumar el trabajo para las mujeres y los jóvenes”, apunta la exviceministra de Hacienda y exdirectora del Departamento de Planeación Nacional.

Finalmente, según Herrera será clave que se mantengan las ayudas del Gobierno como los subsidios a la nómina para el caso de los estratos bajos, y para los medios y los altos revisar cómo seguir alargando parcialmente el congelamiento de créditos y una reducción en las tasas de interés.

PROPUESTAS DE EMPRESARIOS

Entre las propuestas que presentaron los empresarios al Gobierno para incentivar la demanda está un estímulo de cobertura del IVA; reducir las tarifas de impuestos como el de industria y comercio, predial, las estampillas, ProCultura y pro adulto mayor; devolver los parafiscales para mantener y crear nuevos empleos y ampliar el Programa de Apoyo al Empleo Formal con condiciones distintas, para que más organizaciones entren a esas ayudas.

Además, plantean que también se tengan en cuenta a personas naturales que generan hasta dos empleos, y a los trabaja- dores independientes que se encuentren realizando sus aportes al sistema de seguridad social.

Otra de las propuestas es que se subsidie la tasa de interés al consumo para estimular la demanda, lo que funcionaría con un mecanis- mo similar al que rige para el programa de vivienda FRECH no VIS. Para Herrera, una medida como reducir el IVA durante algunos días podría tener un impacto positivo en el consumo.

María Camila González Olarte
Twitter: @CamilaGolarte

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido