Economía

Sisbén IV moderniza base de datos para programas sociales

Nueva clasificación por niveles de pobreza, recolección de información por medios electrónicos y georreferenciación, los cambios.

Sisben

Hay información de 23,5 millones de personas.

Archivo particular

POR:
Portafolio
marzo 04 de 2021 - 08:00 p. m.
2021-03-04

A partir de este viernes, 5 de marzo, entrará en operación en el país el Sisbén IV, la actualización de la base de datos que clasifica la población por su condición socioeconómica, cuya información utilizan diferentes programas sociales para definir a sus beneficiarios.

(Gobierno presentó nuevo Sisbén y espera optimizar programas sociales). 

El nuevo Sisbén, cuya estructuración y puesta en marcha inició con el Conpes 3877 de 2016, actualiza el sistema que estaba vigente desde 2011, y que ya tenía una desactualización de más del 74% de la información.

Entre las principales novedades del sistema está un cambio de metodología, con el cual su modelo de clasificación dejará de manejarse a partir de puntajes para pasar a un esquema de cuatro grupos.

Así mismo, se introdujeron mejoras operativas, como la centralización de la información en una sola base de datos a cargo del Departamento Nacional de Planeación (DNP), lo que a su vez también permite tener actualizaciones en tiempo real y el cruce de información con otras bases de datos estatales. Además, la recolección de la información para este Sisbén se está manejando por medio de dispositivos electrónicos.

“Los colombianos deben saber que antes del Sisbén IV se recaudaba la información a papel y lápiz, estamos en mora de incluirle avances tecnológicos y en innovación”, aseguró el director de Planeación Nacional, Luis Alberto Rodríguez.

(Atento a los cambios que trae el Sisbén para el 2021). 

Además, el Sisbén IV incluye también un componente de georreferenciación, lo que permitirá detallar información sobre la ubicación geográfica de las familias, ya sea a nivel de ciudad, de un barrio, municipios o corregimientos.

“De seguro esta información que tenemos hoy en el Sisbén IV nos servirá para diseñar nuevos programas, para atender a la población y la pandemia, para tener una reactivación masiva y segura”, aseguró el director de Planeación Nacional en la presentación.

MEDICIÓN DE LA POBREZA

El Sisbén IV y su nuevo modelo de clasificación en grupos en lugar de puntaje parte de las mediciones de pobreza monetaria y multidimensional. El nuevo programa incorpora tanto criterios que se relacionan con la calidad de vida de las personas como con la capacidad de generación de ingresos de los hogares.

De acuerdo con Planeación Nacional, con esto se busca “identificar con mayor facilidad a las personas con mayores carencias”, y que los subsidios lleguen a quienes tienen mayores niveles de pobreza.

Eso se haría por medio del análisis de dimensiones de vivienda, salud, educación y mercado laboral, buscando así que los subsidios lleguen a la población con mayores niveles de pobreza y vulnerabilidad.

Dentro del sistema hay en la actualizad información de 23 millones de personas, de estas, 4,6 millones están clasificadas dentro del grupo A, que hace referencia a quienes viven en condiciones de pobreza extrema, y equivalen a 19,7%del total de la población dentro del sistema.

En el grupo B, que engloba la categoría de personas en condición de pobreza, se encuentra la mayor cantidad de ciudadanos, 8,5 millones, que representan 36,2% de los que están dentro del Sisbén.

En el grupo C están los vulnerables (33,6%), que son 7,9 millones de personas, mientras que en el grupo D están quienes no se clasifican dentro de niveles de pobreza o de vulnerabilidad, que corresponde a 2,4 millonesde personas.

Además, dentro del Sisbén IV también se tendrá en cuenta las características de la pobreza por departamentos, diferenciando sus zonas rural y urbana, de modo que se puedan priorizar áreas con mayores necesidades.

PROGRAMAS SOCIALES 

La base de datos del Sisbén actualizada es un insumo fundamental para que los diferentes programas sociales del Gobierno nacional y territorial puedan identificar a sus potenciales beneficiarios. De allí que con el nuevo Sisbén se busque que las entidades puedan focalizar mejor sus recursos para atender las necesidades de la población vulnerable, y registrar nuevos hogares que por el cambio en sus condiciones de vida requieren de estos beneficios.

A pesar de la actualización, Planeación Nacional aclaró que el Sisbén no sacará a nadie de los planes sociales, pues “es un sistema de información”, y son los programas los que deciden según criterios propios quienes serán sus beneficiarios. Cabe destacar que las estrategias a cargo de los ministerios de Agricultura, Educación, Vivienda y otras entidades nacionales como Prosperidad Social, Colpensiones, el Icetex, el ICBF y la Unidad de Víctimas utilizarán la base del Sisbén IV para sus asignaciones de beneficios.

El Gobierno ya ha hecho uso de la información del nuevo Sisbén, la cual se viene recolectando desde el año 2017, cuando se empezaron a aplicar en el país las encuestas de Sisbén IV. Durante la pandemia este insumo se aprovechó para el desarrollo de programas como Ingreso Solidario o la devolución del IVA.

Ahora, el Gobierno se está enfocando en que las personas que no se encuentran registradas realicen la encuesta del Sisbén IV, para anunciar las novedades como el cambio de residencia, en sus condiciones socioeconómicas o la inclusión de un nuevo miembro en el hogar.

Quienes no se encuentren incluidos en el Sisbén debe solicitar su aplicación gratuita en la oficina Sisbén del municipio en el que vive. Para este nuevo sistema de información, el Gobierno encuestó a más de 25 millones de personas, y también se habilitó la posibilidad de que las personas se inscriban a demanda.

Cabe recordar que pueden ingresar al sistema no solo los ciudadanos colombianos, sino también extranjeros que tengan sus documentos validados, y deben presentar su cédula o salvoconducto para ello.

EVOLUCIÓN DEL SISTEMA

El Sisbén se utiliza desde 1997 para focalizar el gasto social del Estado hacia las personas más pobres y vulnerables, cuando se creó el Sisbén I, que se enfocó en conceptos de exclusión productiva de las personas.

Posteriormente, en 2005, se renovó el sistema, con el Sisbén II, que incorporó medidas de asistencia contra la exclusión social y los primeros programas de transferencias monetarias en el país.

En 2011 llegó la tercera versión del Sisbén, que introdujo además de los conceptos de exclusión social que se traían del Sisbén II novedades como un análisis por estrato socioeconómico.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido