Sol y viento, las semillas para una buena cosecha de energía

El Plan de Expansión de Referencia adoptado por el Minminas, traza la nueva hoja de ruta en materia de expansión eléctrica.

Energías renovables

La meta al 2022, es tener poco más de 1.500 megavatios (Mw) en proyectos de generación renovable.

EFE

POR:
Portafolio
octubre 02 de 2018 - 02:39 p.m.
2018-10-02

La nación ya comenzó a sembrar las primeras semillas para germinar sendos proyectos solares y eólicos con los que se busca que a la vuelta de la esquina se conviertan en pieza clave en el engranaje de la matriz de generación. El presidente de la República, Iván Duque Márquez, ha reiterado en diferentes escenarios que las energías renovables son su prioridad, y para alcanzar la meta de diversificación de la matriz, encomendó a su ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, duplicar la capacidad instalada actual en menos de 18 meses.

Así, la cartera minero energética se trazó una meta para tener en el 2022, poco más de 1.500 megavatios (Mw) representados en proyectos de generación con energías renovables no convencionales (granjas solares y parques eólicos).

(Lea: Aval a energías limpias en el sistema nacional

LA HOJA DE RUTA

En una nueva revisión del Plan de Expansión de Referencia Generación Transmisión (PERGT) para el período 2017- 2031 adoptado por el Ministerio de Minas y Energía a través de la Resolución 40790 de 31 de julio de 2018, la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) trazó la hoja de ruta en materia de expansión eléctrica para el país.

Este plan se basa en los análisis de demanda proyectada, que tuvieron en cuenta, entre otros, factores como la introducción de vehículos eléctricos, la entrada del Metro de Bogotá y el comportamiento proyectado de la economía para el período de referencia y los excelentes resultados durante la implementación de la Ley 1715 de 2014.

(Lea: Los retos de Colombia en la diversificación energética

En materia de generación, se incluyeron cuatro escenarios indicativos, adicionales a los de la versión preliminar, que consideran la transición del sector energético, en los cuales el Gobierno Nacional le sigue apostando a la diversificación de la matriz energética del país.

“En este nuevo plan, mantenemos el impulso a las fuentes no convencionales de energía renovable, primordialmente de tipo solar y eólico, con un potencial de expansión identificado aproximado entre 2.800 y 5.600 Mw de capacidad, que varían de acuerdo a cada uno de los escenarios propuestos”, manifestó Ricardo Ramírez Carrero, director general de la Upme.

(Lea: Hacia un modelo energético para el siglo XXI

Entre tanto, en temas de transmisión, el PERGT definió las obras estratégicas con las que se busca garantizar la confiabilidad en el suministro del servicio de energía eléctrica.
En el departamento del Valle, por ejemplo, la nueva subestación Pacífico, con una línea doble circuito en 230 kilovoltios (Kw) con una longitud de 74 kilómetros (km) hasta la subestación San Marcos, constituyéndose así en la segunda alimentación eléctrica para la ciudad de Buenaventura.

Para el área de Guajira, Cesar y Magdalena, el plan define las obras que permitirán la conexión de una segunda fase de proyectos de generación con fuentes no convencionales de energía renovables, correspondiente al segundo circuito entre las subestaciones Cuestecitas - La Loma a 500 (Kw), así como un nuevo circuito entre las subestaciones La Loma - Sogamoso a 500 (Kw).

En el área de Antioquia, se definió la nueva subestación Hispania a 230 Kw y para el departamento de Caldas la nueva subestación Salamina a 230 Kw.

En esta versión del PERGT, la Upme incorporó obras para la ampliación de la capacidad de intercambio entre Colombia y Ecuador, así como análisis de agotamiento de red a nivel de los sistemas de transmisión nacional y distribución regional.

Con las citadas iniciativas, el Ministerio de Minas y Energía, tiende las primeras líneas con las que a mediano plazo se integre las granjas solares y parques eólicos al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

SUBASTA PARA CONTRATOS DE LARGO PLAZO

Y para que los proyectos de fuentes renovables no convencionales garanticen la energía firme en la matriz energética, la Upme publicó el cronograma para la implementación y administración de la primera subasta de contratos de largo plazo.

“Por medio de la subasta anunciada, el Gobierno Nacional busca contribuir al abastecimiento de la demanda nacional empleando, por primera vez en el desarrollo del sector eléctrico colombiano, incentivos a la diversificación del parque generación del país, a la seguridad energética regional, a la complementariedad con los recursos existentes y a la reducción de emisiones en la actividad de generación eléctrica” manifestó el director general de la Upme.

Para el logro de estos propósitos el Ministerio de Minas y Energía ha desarrollado un mecanismo que contempla, para la primera subasta, la contratación de la demanda requerida a partir de 2022.

Los contratos resultantes de la subasta tendrán una vigencia de 10 años y la demanda objetivo a subastar es equivalente al 4,35% de la demanda proyectada en el escenario medio de la Upme para el año 2022.

Este mecanismo, que será implementado y administrado por la citada entidad, adscrita al Ministerio de Minas y Energía, será realizada en enero de 2019. De acuerdo al cronograma, durante las primeras semanas de septiembre fue publicada para comentarios la minuta del contrato y los criterios de calificación respectivos.

El proceso, que prevé la participación voluntaria de compradores y vendedores, tendrá como producto un contrato de energía media que se espera ofrezca precios muy competitivos para los consumidores de energía eléctrica en el país.

Al respecto, la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, reitera que Colombia tiene la oportunidad de hacer una mayor diversificación para la transición hacia una matriz más limpia.

Siga bajando para encontrar más contenido