Sube percepción de corrupción en las instituciones colombianas

En conjunto, el 52% de las personas en el país considera que los malos manejos siguen aumentando.

Corrupción

Archivo Portafolio/Héctor Fabio Zamora

POR:
Portafolio
septiembre 23 de 2019 - 08:00 p.m.
2019-09-23

Más de la mitad de los colombianos, concretamente el 52% del total, considera que la corrupción en el país durante los últimos 12 meses ha seguido incrementándose, según indica el último Barómetro Global de la Corrupción para América Latina, que elabora Transparencia Internacional.

(Lea: Congreso, la entidad con la más alta percepción de corrupción)

Eso, frente a tan solo el 11% que cree que la corrupción ha disminuido durante este mismo periodo, al tiempo que el 36% piensa que se ha mantenido igual, lo que muestra, según el informe, que la situación sigue siendo desfavorable. Cabe decir que en 2017 era el 61% de personas las que pensaba que, en ese año, estaba aumentando el indicador.

(Lea: Colombia, a mejorar en sus capacidades para combatir la corrupción)

“Hay que destacar que esta es la primera medición sobre percepción de corrupción desde que está el nuevo Gobierno en Colombia, algo clave pues no teníamos herramientas para medir su desempeño. Ante esto, nos preocupa que siga aumentando el número de personas que dice que en los últimos 12 meses ven mayor incidencia de estas prácticas, al tiempo que también es muy destacable la alta cifra de gente que piensan que el Ejecutivo no lo está haciendo bien en este sentido. Además, sobre todo el hecho de que la mayor parte de los que ven una peor situación son jóvenes entre 18 y 35 años”, apunta Andrés Hernández, director ejecutivo de Transparencia por Colombia.

Precisamente, según indica el reporte de Transparencia Internacional, el 57% de los colombianos cree que el Gobierno de Iván Duque no está llevando a cabo una lucha efectiva contra la corrupción, mientras que solo el 40% de los encuestados aseguró que está actuando bien.

Sin embargo, más allá de la percepción general sobre la corrupción en el país, el dato más preocupante es que cada vez más personas ven una mayor corrupción en las instituciones públicas colombianas.

“Sin duda es una gran alerta el hecho que más gente perciba corrupción en las instituciones, y de que haya subido tanto, como es el caso del Congreso o en el poder judicial, áreas en las que el crecimiento ha sido del 10% en los últimos dos años. Estos datos dan cuenta de una situación crítica”, apunta Hernández.

Como lo señala el informe de la organización internacional, todas las instituciones de Colombia analizadas –salvo los empleados públicos locales– ahora son vistas bajo una óptica de mayores malos manejos. Este es el caso, sin ir más lejos, de la Presidencia, cuya visión ha pasado del 48% en 2017 al 55% este año en cuanto a su visión de corrupción.

El Congreso, por su lado, ha pasado en este mismo periodo de un 54% a un 64% de personas que creen que la mayoría o todos sus miembros son corruptos. En empleados públicos a nivel nacional, este dato ha aumentado 11% hasta el 48% del total.

La Policía incrementó en un punto porcentual su indicador, hasta quedar establecido este año en 42%. Pero para Transparencia por Colombia es precisamente el poder judicial el aspecto más negativo del indicador, pues el 47% de los colombianos creen que los jueces y magistrados del país son corruptos, algo “grave, pues la percepción debería ser la contraria, pues son los encargados de luchar contra la corrupción”, señala el director ejecutivo del capítulo de Colombia de la firma.

Por último, decir que la percepción llega al 29% en el caso de líderes religiosos, 26% en ONGs, 36% en ejecutivos de empresas, 33% en banqueros y 19% en cuanto a los periodistas.

PROBLEMA ELECTORAL

Otro de los principales problemas que pone de relieve el informe sobre la situación en Colombia es que el 40% de las personas en el país asegura que le han ofrecido sobornos o favores a cambio de su voto.

“Teniendo en cuenta la coyuntura actual, por la cercanía de las elecciones en Colombia, este es un dato preocupante, y se convierte en una nueva alerta en esta área que se suma a otras como la seguridad de los candidatos, la baja rendición de cuentas, la filtración de recursos irregulares y de opacidad en la financiación”, resaltó Hernández.

Con todo, el aspecto positivo en Colombia viene del lado de que, según los ciudadanos, sí que han sentido un descenso en los sobornos que les pedían por servicios públicos, un indicador que ha caído 10% en los últimos dos años.

El aspecto con peor cifra es la Policía, pues el 26% de personas asegura que son víctimas de este tipo de corrupción, mientras que las escuelas (12%), centros de salud (10%) o documentos de identidad (15%), han experimentado fuertes descensos en el número de personas que han sido obligadas a pagar sobornos.

PROMEDIO DE LA REGIÓN

Al comparar a Colombia con el resto de Latinoamérica en cuanto a la percepción de corrupción, se encuentra en el promedio, al nivel de Honduras (54%) y Argentina (49%). Los líderes de la región son Venezuela (87%), República Dominicana (66%) y Perú (65%), mientras que los que muestran los mejores datos son Barbados (37%), Guyana (40%), México (44%).

En cuanto a las personas que creen que la corrupción en el gobierno es un gran problema, Perú lidera el indicador con el 96% que lo piensa, seguido de Colombia, con el 94%.

En la región, el 53% ve corrupción en la figura del presidente, 52% en los congresistas, 49% en los oficiales del gobierno y 42% en los jueves y magistrados.

“Frente a todo esto, creemos que la mayor prioridad que deberían tener países como Colombia es fortalecer los mecanismos de denuncia. El 78% de encuestados dicen que no se hace por temor a represalias, y el 58% porque no creen que sirva. Es totalmente necesario que las personas sientan que sus denuncias sí tienen efectos”, dice Hernández.

Siga bajando para encontrar más contenido