close
close

Economía

Subsidios a ingresos altos, foco del pulso por las pensiones

Expertos señalan la alta concentración de ayudas en personas con más altos ingresos, lo que incrementa la desigualdad en el sistema. 

Billetes

ARCHIVO CEET

POR:
Laura Lucía Becerra Elejalde
septiembre 27 de 2021 - 09:34 p. m.
2021-09-27

En los últimos días la propuesta de habilitar el traslado exprés desde los fondos privados a Colpensiones ha vuelto a llamar la atención sobre las falencias que se encuentran en el régimen, pero hay otro tema sobre el cual los expertos siempre han hecho énfasis por mucho tiempo: las ineficiencias en materia de subsidios pensionales.

(Lea: Disminuir subsidios del régimen de reparto pensional cerraría brechas)

Para el centro de estudios económicos Anif, “el problema de la mala focalización de los subsidios en el Régimen de Prima Media”, es en buena parte responsable por las dificultades en términos de cobertura, inequidad y sostenibilidad financiera del sistema pensional colombiano. “Tan solo los subsidios implícitos representan 3 puntos del PIB cada año”, destacó la entidad en un documento publicado en la última semana.

(Lea: Traslado exprés a Colpensiones: los pro y contra que ven los expertos)

Esto además se agrava si se tiene presente que estas ayudas benefician en especial a las personas de más altos ingresos. De acuerdo con los cálculos de la entidad, “el 74% de los subsidios que existen en el RPM beneficia al 20% más rico de la población, mientras que tan solo el 0,5% de los apoyos se dirigen al 20% más pobre de los ciudadanos del país”.

(Lea: Críticas de fondos a propuesta de traslado exprés incluido en el PGN)

Carlos Felipe Prada, vicepresidente de Anif, explicó que “este tipo de medidas benefician a los hogares de más altos de ingresos, que a lo largo de su vida han podido ahorrar porque han tenido más recursos, pero que además van a recibir un subsidio en su vejez a través del Presupuesto General de la Nación. Los subsidios pensionales son una política contraria a lo que buscan todos los gobiernos, que es reducir la desigualdad”.

En medio de la literatura económica son varios los análisis en esta materia. De acuerdo con el Informe Nacional de Competitividad 2020-2021 del Consejo Privado de Competitividad, dentro del Régimen de Prima Media existe una “inequidad vertical dada la asignación regresiva de los subsidios pensionales”.

Estimaciones del informe establecen que un pensionado con 1 salario mínimo mensual legal vigente (SMMLV) recibe un subsidio anual de $6,6 millones, mientras que el monto que le corresponde a uno que percibió entre 2 y 4 SMMLV es de $15 millones, mientras que un pensionado con más de 10 SMMLV obtiene un subsidio anual de $58,6 millones.

Además, hay otras estimaciones, como la que realizó en 2016 el Departamento Nacional de Planeación (DNP), en la que señalaba que 65,4% de los subsidios están focalizados en el quintil más alto de ingresos, mientras que los individuos que pertenecen al quintil inferior reciben solamente el 0,3% de este monto.

Así mismo, otros estudios coinciden en que entre 65% y 86% de focalización va al quintil más alto. Así, el director del Observatorio Laboral de la Universidad Externado, Stefano Farné, hizo hincapié en que, “en términos porcentuales, el subsidio es mucho más alto para los más pobres, pues una pensión de salario mínimo está subsidiada en un 70%, mientras que una pensión de una persona que ganaba 25 salarios mínimos está subsidiada en 40%”.

Farné aseguró que si se mira en términos absolutos, estos subsidios terminan representando entonces pensiones mucho más altas, pues quienes tienen una cotización más elevada resultan con un nivel mayor de ingresos. Sin embargo, recordó que quienes ganan alrededor de un salario mínimo son el 55% de los pensionados, y que es un porcentaje muy bajo de la población el que tiene posibilidad de cotizar para una megapensión.

Un país que envejece

Sin embargo, no solo las fallas estructurales del sistema pensional colombiano tienen que ver con la asignación de los subsidios. Otro choque que lo amenaza es el envejecimiento de su población. En la última publicación de ‘Borradores de Economía’ del Banco de la República, los investigadores Fernando Arias Rodríguez y Julián Parra Polanía revisaron los efectos que tendría el envejecimiento poblacional en las próximas décadas en el sistema.

La investigación indica que en la actualidad alrededor del 12% de la población en el país es mayor de 60 años y que esa proporción aumentará a alrededor de 30% en el 2060. Esto, según los investigadores, llevaría a que “en los próximos 30 años la cantidad de personas en edad de trabajar por cada persona en edad de pensión se reduzca a menos de la mitad”.

Allí los subsidios a las pensiones también tienen espacio de discusión pues, según Arias y Parra, “en ausencia de subsidios, el régimen de reparto otorgaría pensiones más bajas que las del régimen de ahorro. Aunque, la presencia de los subsidios entregados por parte del Estado hace que las pensiones otorgadas en el primero sean más altas que las del segundo, generando distorsiones en las asignaciones eficientes de las contribuciones al sistema pensional y en las decisiones de ahorro”.

También los investigadores señalan que hacia el 2060 y en adición a la cotización obligatoria, “se pagará el doble de impuestos con respecto a los que se pagan actualmente para poder financiar los subsidios del régimen de reparto”.

Si bien son varias las incógnitas que surgen en torno a cómo financiar el sistema a mediano y largo plazo, cabe mencionar que desde Colpensiones se han realizado estimaciones sobre la actividad económica relacionada con los adultos mayores, o ‘Silver Economía’, y esta representa una proporción del PIB del 12,8%, pues es una población que recibe ingresos ya sea de pensiones, patrimonio acumulado, familiares o directamente del Gobierno.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido