Sumados subsidios, ayudas y créditos son 11% del PIB: Iván Duque

“Esto pone al país en una posición global importante frente al tamaño de la economía”.

Iván Duque

El presidente Iván Duque dice que el Gobierno no cederá a las regiones el control de la crisis.

Presidencia

POR:
Portafolio
mayo 25 de 2020 - 07:58 p.m.
2020-05-25

Aunque la economía colombiana atraviesa por el peor trimestre de la historia, con una caída que podría superar el 10%, el presidente Iván Duque mantiene su optimismo. Asegura que está invirtiendo 11 puntos del PIB en el paquete contra la pandemia y que el país volvería a crecer 3% el año entrante.

(Lea: Tres días sin IVA se adelantarán para impulsar reactivación económica)

El mandatario es un convencido de las bondades de su plan de aislamiento inteligente y de la coordinación con las regiones, y espera que la recuperación económica y social empiecen a verse en la segunda mitad de este año, protegiendo la vida y la salud de los ciudadanos.

(Lea: Resultados de la lucha contra la corrupción en tiempos de coronavirus)

Funcionarios del equipo económico del gobierno dicen que estamos en el “peor trimestre de la historia”. Tras un 2019 con una de las tasas de crecimiento más altas de la región, ¿Cuál es su previsión sobre el PIB del 2020?

Estamos ante el desafío más grande para la humanidad desde la Segunda Guerra Mundial. Esta pandemia golpea severamente a todos los países del mundo en salud, en desarrollo económico y social. Este es el trimestre más duro que sentirá la economía mundial en la historia reciente.

Colombia enfrenta este desafío con determinación y un criterio claro de proteger la vida y la salud y al mismo tiempo poner en marcha una senda de recuperación. Nosotros recibimos una economía creciendo al 1,7% y cerramos el año 2019 con un crecimiento del 3,3%, mucho mejor que el promedio mundial y regional e incluso el de la Ocde.

En medio del golpe para el mundo fuimos una de las economías que más creció en el primer trimestre del 2020 y eso nos lleva a asumir que el segundo trimestre será duro para todo el mundo y para nosotros. Pero, debemos recuperar vida productiva protegiendo la salud y la vida para que nos reactivemos en el segundo semestre del año con todo el dinamismo.

Tras un arranque dinámico del año, los primeros días de la cuarentena bajaron el crecimiento del PIB al 1,1 por ciento. ¿Qué tanto dañó y está dañando a la economía el aislamiento obligatorio?

Los efectos de marzo se sintieron antes del aislamiento porque ante la situación del mundo los comportamientos ciudadanos empezaron a verse en hábitos cotidianos. Por supuesto los cierres de fronteras, de vuelos, de colegios, universidades, eventos, etc., también y luego se adelantó el aislamiento para el país.

Estas medidas para salvar vidas han traído efectos en todo el mundo, pero nuestro enfoque ha sido de aislamiento inteligente donde mantuvimos activos sectores importantes y luego hemos dado pasos adelante con prudencia y gradualidad, mientras seguimos manteniendo tasas de contagios y muertes por millón bastante bajas y mantenemos más del 90% de las UCI para covid19 disponibles.

En la medida que sigamos consolidando el balance de proteger vidas y la salud, sumado a una recuperación responsable de la actividad productiva, saldremos adelante.

Colombia ya venía con problemas de alto desempleo y la pandemia destruirá puestos de trabajo, ¿habrá plan de choque si al finalizar el año tenemos el escenario de una tasa del 20 por ciento?

El desempleo venía creciendo desde el 2015 y lo vimos en la misma tendencia en el 2019. El 2020 empezó con buenos escenarios y vino la pandemia. Teniendo en cuenta que esta será la peor crisis del empleo mundial en años, hemos puesto en marcha medidas sin precedentes en la historia de Colombia como el subsidio a la nómina que beneficia a millones de trabajadores, garantías de créditos para nóminas del 90%, diferir impuestos para las mipymes, suspender pagos de pensiones por 3 meses y facilitar retiros de cesantías entre otros.

En la medida en que sigamos recuperando vida productiva y protejamos la salud y la vida podremos ser más efectivos en la protección de puestos de trabajo y sentir una reactivación integral que se consolidará como lo han indicado varios organismos internacionales en un crecimiento superior al 3% en el 2021.

El Consejo Gremial le presentó al Ministro de Trabajo un paquete de 14 propuestas de reforma al mercado laboral. ¿Está de acuerdo con aplazar el pago de la prima y posponer el pago de extras y nocturnos causados?

Este gobierno ha enfrentado esta crisis con medidas sin precedentes en Colombia. Nunca un gobierno había subsidiado la nómina pagando el 40% de un salario mínimo y nunca se habían visto garantías del 90% para el pago de nóminas.

Soy un convencido que Colombia debe enfrentar de manera fraterna entre trabajadores y empleadores con el apoyo del gobierno esta situación excepcional y eso implica proteger el empleo y la sostenibilidad de quienes lo generan.

Por eso debemos tener claro que la prima se debe pagar y encontrar herramientas para que ese pago se dé con facilidades manteniendo la fraternidad entre empleadores y empleados. Es con acuerdos fraternos y con mecanismos, como juntos saldremos adelante.

Antes de la llegada de la pandemia, se estaban discutiendo aspectos de una eventual reforma laboral y otra pensional. ¿Vendrá un paquete con estas y otras reformas en el segundo semestre del año?

Más que seguir utilizando la palabra “reforma” que se utiliza para todo, lo que nosotros hemos dicho siempre es que necesitamos generar más empleo formal y estable, y darle protección para la vejez a los colombianos.

Hoy más que nunca y mucho más en el marco de una pandemia necesitamos que todos con un propósito nacional generemos empleos formales, dignos y estables y le demos protección para la vejez de manera exponencial a más colombianos. Esos objetivos deben ser propósitos de país y así lo sentimos.

Mirando los cálculos del Fondo Monetario y la Ocde, el tamaño del paquete de estímulo fiscal de su gobierno es menor en porcentaje del PIB que en otros países latinoamericanos. ¿Está de acuerdo con estos cálculos?

Cuando se suman los recursos que hemos dispuesto para darle protección social a más de 10 millones de familias colombianas mediante transferencias directas, con los recursos para la salud, con los montos apalancados para créditos, con los subsidios de nómina, con las facilidades tributarias y de servicios públicos y se agregan los aportes de liquidez Colombia puede estar, según cálculos de analistas, en el 11% del PIB y eso nos pone en una posición importante frente al tamaño de la economía y mucho más teniendo en cuenta que se ha operado de la mano con el comité de la regla fiscal.

Apoyo estatal en la crisis

Cortesía


Si consideramos que nuestro gobierno heredó niveles de deuda cercanos al 50% del PIB, distinto a otros países de la región, hemos actuado con contundencia y responsabilidad para proteger a los más vulnerables y a quienes generan empleo, al igual que los trabajadores.

¿El Gobierno tiene planes de incrementar sus programas de estímulo? ¿Qué capacidad fiscal tiene el país para hacerlo?

Nuestros programas sociales están diseñados para proteger a lo más vulnerables durante la emergencia que nos golpea. La devolución del IVA llegó para quedarse al igual que los 3 días sin IVA. Ingreso solidario ha sido muy importante para llegar a quienes nunca habían recibido una sola ayuda del Estado. Estos programas encarnan una economía fraterna pensada para la equidad.

¿Su gobierno ve con preocupación el incremento de la deuda pública ante todos los gastos de la pandemia? ¿Cuál es el plan para mantener ese rubro bajo control?

La deuda pública ha crecido en todos los países del mundo sin excepción. Enfrentar la pandemia y sus efectos requiere de grandes esfuerzos fiscales para proteger la salud, los más vulnerables y los empleos.

Colombia no es la excepción, pero lo hemos hecho con coherencia dentro de los lineamientos de la regla fiscal y buscando escenarios de recuperación que nos permitan definir una senda rápida de reactivación.

También creo que después de enfrentar el covid-19 y por un tiempo veremos niveles de endeudamiento en muchos países cercanos al 70% del PIB y lo que será clave será la senda de reducción de la mano con la recuperación.

Colombia es un país que ha obrado con contundencia y responsabilidad y eso le ha permitido ser visto como un lugar atractivo para la inversión y mucho más si consolidamos la recuperación responsable de vida productiva protegiendo la vida y la salud.

Seguimos transitando hacia el pico de contagios. ¿Aplazamos la curva o pospusimos el pico con la cuarentena? ¿Aprovechamos el tiempo para fortalecer la capacidad del sistema de salud?

Nuestra estrategia ha sido la de reducir ritmo exponencial a la pandemia, salvar vidas y tener capacidades en el sistema de salud. A la fecha, el índice de positividad de las pruebas es menor al 9%.

También tenemos una tasa de muertes por millón que es de las más bajas del mundo para un país de nuestro tamaño, tenemos una tasa baja en la región de contagios por millón, una mortalidad baja y tenemos más del 90% de las UCI para covid-19 sin ocupación.

A pesar de esto seguimos ampliando capacidades para enfrentar retos locales. Los picos llegan, pero quitarle velocidad exponencial al virus significa que los podamos enfrentar con toda la preparación. Además debo decir que la cultura ciudadana con las normas de higiene y distanciamiento también son vitales para quitarle velocidad al virus.

Millones de colombianos caerían de nuevo en la pobreza. Además de las transferencias monetarias, ¿qué agenda contra la pobreza, como por ejemplo una renta básica semiuniversal, desarrollará para contrarrestar esos impactos?

Reactivar la vida productiva es la primera parte, de manera responsable y protegiendo la vida y la salud. Proteger con transferencias a los más vulnerables, promover el acceso a la nutrición y activar los programas de inversión e incentivos que generen oportunidades laborales son centrales en nuestra agenda.

Muchos sectores productivos como el del transporte aéreo han pedido salvavidas a su gobierno. ¿Autorizará préstamos a Avianca y las demás aerolíneas?

Acá no se habla de actores específicos sino de sectores afectados. En todo el mundo se están diseñando esos programas para defender el empleo, la conectividad, el turismo y la competitividad. Todos los países han diseñado esas líneas especializadas para los actores del transporte en el marco de esta pandemia y Colombia no debe ser la excepción, mucho más teniendo uno de los tráficos y aeropuertos más significativos de América Latina y el Caribe.

Colegios, jardines infantiles y universidades son considerados de alto riesgo. ¿Tiene una fecha definida para que niños y jóvenes regresen a clases? ¿Y para abrir restaurantes, bares, discotecas y cines?

En agosto está previsto el regreso a clases aplicando un modelo entre la presencialidad, el estudio desde casa y la virtualidad, a través de un modelo de alternancia. En cuanto a restaurantes estamos avanzando en evaluar protocolos y distintas experiencias en el mundo con el equipo de expertos en salud.

Bares y discotecas creo que están un poco más distantes, porque la evidencia muestra que en la intensidad de contactos existen grandes riesgos como lo ocurrido en Asia en los últimos días.

A partir de junio el Gobierno Nacional cederá a los alcaldes la llave de las medidas para la reactivación económica. ¿Cuál será entonces su papel? ¿Qué criterios usará el Ejecutivo para, por ejemplo, intervenir regiones con contagios crecientes como en Cartagena?

El gobierno nacional no cede su control de la emergencia sanitaria. Como gobierno nacional damos los lineamientos de los sectores y las pautas para que los gobiernos locales los apliquen de conformidad con los avances frente a la pandemia.

Nosotros damos los lineamientos de reactivación, hay 9 indicadores que se analizan en conjunto con la dinámica geográfica de la región, y los gobiernos locales avanzan con las debidas precauciones mientras mejoran su desempeño frente a la pandemia el cual será monitoreado por el Ministerio de Salud.

Así lo hemos hecho con buenos resultados en los últimos 2 meses y así queremos seguir. La coordinación de las autoridades locales con el gobierno nacional trae buenos resultados.

La reactivación económica, cada vez más local, va a distintos ritmos. ¿Cuál es su balance de la reapertura y está satisfecho con su velocidad?

Creo que estamos avanzando gradual y responsablemente en un entorno mundial con tanta incertidumbre. Además, nuestro concepto de aislamiento inteligente nos ha permitido acercarnos a la actividad de más del 70% del PIB con indicadores de salud que son destacados en el mundo.

No podemos cantar victoria ni bajar la guardia pero el aislamiento con enfoque regional también es necesario para dar pasos seguros. El uso de la tecnología y los datos ha sido clave en la toma de decisiones.

¿Está dispuesto a volver a confinar al país si hay un fuerte incremento de los casos?

Creo que el país está en un proceso importante se focalizar acciones donde estén los casos más críticos como lo hemos hecho en Leticia y Cartagena. Eso nos permite diferenciar entre ciudades y regiones y por supuesto ver el enfoque nacional como un todo.

Cada vez hay más dudas en cuanto a la velocidad que tendrá la recuperación económica tras la pandemia, ¿repuntará Colombia en el 2021?

El FMI, el BID, el Banco Mundial, la Ocde, entre otros, han dicho que en el 2021 esperan crecimientos superiores al 3% y en la medida que recuperemos más vida productiva con responsabilidad estaremos reactivándonos en esa dirección. Por eso, tenemos que ganarnos la vida frente al covid-19 con inteligencia colectiva, con cultura ciudadana y demostrando una vez más la resiliencia que caracteriza a Colombia.

‘ES ABSURDO HABLAR DE IMPUESTOS EN ESTE MOMENTO’

Usted ha dicho que no es hora de hablar de reforma tributaria, pero ¿la descarta para 2021?

En medio de una pandemia que golpea a toda la sociedad es absurdo hablar de impuestos. Si se grava a las empresas más, se afecta la recuperación laboral.

Si se grava a las personas naturales cuando están golpeadas se afecta la demanda agregada y por ende se afecta el crecimiento. Colombia debe reactivarse y por eso ese
es nuestro objetivo en materia económica, de la mano con la protección
de la vida y la salud.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido