‘Tendremos laboratorio para tratar las amenazas al banano’

En el país se trabaja desde agosto en el cuidado de los cultivos por la presencia del hongo Fusarium (RT4) en fincas de la Guajira. 

Banano
POR:
Portafolio
febrero 11 de 2020 - 10:28 p.m.
2020-02-11

Desde agosto pasado, el país declaró en cuarentena más de 180 hectáreas de cultivos de banano en el norte del país por la presencia del hongo Fusarium (R4T), una enfermedad que puede permanecer en el suelo hasta por 30 años y que ataca las raíces de la variedad Cavendish de esta fruta y también del plátano que se produce en Colombia.

José Francisco Zúñiga, presidente de Asbama, el gremio bananero del Magdalena y la Guajira, que es la zona en la que se detectó el hongo, explicó cómo se ha tratado la enfermedad y qué otras afectaciones han tenido en la zona.

(Minagricultura habla sobre hongo que tiene en alerta a los bananeros). 

Además, el trabajo que están haciendo para menguar la llegada del Fusarium y su afectación en las exportaciones, que el año pasado registraron 933.761 millones de dólares, con un incremento de 7,87% respecto al 2018.

Las exportaciones desde la Guajira cayeron 44,4% por la afectación del hongo; en Bolívar la pérdida fue de 5,4% respecto al 2018 y, en Cesar, del 16,1%. Magdalena vendió en 2019 317.972 dólares, aportando 1% en las ventas al exterior.

“Si bien hubo una afectación en exportaciones porque hay 185 hectáreas que dejaron de producir, los datos del balance de producción son positivos. En el caso de los contenedores, el año pasado hubo 32.500, que es la misma cantidad del 2018 y que salió de los departamento de Magdalena, Cesar y Guajira”, expresó el directivo.

De igual forma, destacó que aunque fue la misma cantidad de contenedores, aumentó en el caso de la carga suelta.

(Alerta en el sector bananero por sospecha de peligroso hongo). 


“Podemos decir que tenemos alrededor de 50.000 toneladas exportadas en carga suelta y con los 32.500 contenedores están representando juntos 730.000 toneladas de bananos”, apuntó.

La meta este año es no bajar la cantidad en las ventas al exterior y al menos alcanzar el mismo valor que en los dos ultimos años, junto con el mantenimiento de los esfuerzos en el tema de Fusarium en la región norte.

También hay que tener en cuenta las renovaciones para que se reactiven los proyectos de comercio en esta región que por la amenaza del hongo no se ejecutaron en el 2019.

“En 2020 podríamos tener un crecimiento en las exportaciones del 5 o 10% respecto al año anterior, si las condiciones son las adecuadas”, dijo Zuñiga.

Además recordó cómo se ha dado el manejo del hongo. “A raíz del decreto de emergencia del ICA, el sector bananero tuvo una rápida reacción y ha sido reconocido por expertos, pues la forma en la que se enfrentó el problema ha mejorado la resiliencia del sector y se fortalecieron los protocolos de seguridad de las fincas enfermas. Esto ocurre incluso en aquellas donde no hay presencia”, agregó.

De acuerdo con el directivo, en las fincas en las que hubo afectación el sector privado invirtió cerca de 1,3 millones de dólares en las acciones para contener el hongo.

“Esta cifra debe dar la tranquilidad del compromiso que los afectados han tenido para que el daño no sea mayor, se han dado recursos físicos, técnicos y humanos para contener este Fusarium”, señaló.

Zuñiga apuntó que entre las acciones que se han tomado están las casetas y puntos únicos de entrada a las fincas, como lo establece la reglamentación en estos casos. Así se garantiza la misma desinfección y proceso a la entrada y a la salida de estas.

“De igual forma, cada finca que no está infectada ha hecho inversiones importantes y se calcula que al menos 70 millones de pesos se destinan desde cada una de ellas para mitigar el impacto”, indicó.

Junto con el acompañamiento del ICA, el gremio ha estado capacitando al personal para la atención de la problemática.

“Estamos construyendo un laboratorio para inaugurar en 3 meses que ya cuenta con los recursos, diseños y que busca, al estar ubicado en la zona bananera, ayudar con los diagnósticos de amenazas como el Fusarium y otras para poder anticiparse”, agregó.

Para el líder del gremio, el liderazgo y las mesas de mando unificado en la zona fueron claves también para mitigar la expansión del hongo.

“De otra forma, tenemos un convenio con el ICA para fortalecer el cuidado de 250 bananeros de comercio nacional, para que tengan un kit de bioseguridad, y también para que puedan adecuar los protocolos en las fincas, cada uno recibe un millón de pesos para esto”, puntualizó. 

CONTROL DESDE LA RAÍZ 

La idea es que con el laboratorio, que estará en las instalaciones de Agrosavia en la zona bananera, se tenga control sobre los estándares de bioseguridad, muestras y amenazas contra la fruta.

Además de controlar las amenazas que ya tenemos identificadas y del hongo, podemos hacer un mayor cuidado en las fincas y estar mejor preparados. El ICA estará manejando este recurso de la comunidad bananera y que nos podrá servir como centro de investigación a futuro para apostarle a una mayor tecnificación y desarrollo del sector bananero en Colombia”, dijo José Francisco Zúñiga, presidente de Asbama.

Siga bajando para encontrar más contenido