close
close

Economía

‘Tenemos energía, aun sin Hidroituango’

El ministro de Minas, Diego Mesa, afirmó que establecer una emergencia energética es para evitar déficit del fluido como el del 2015-2016.

Diego Mesa Puyo

“No hay déficit de energía a la vista”, Diego Mesa Puyo, ministro de Minas y Energía.

Cortesía

POR:
Alfonso López Suárez
abril 14 de 2021 - 08:30 p. m.
2021-04-14

El Gobierno Nacional apoya el proyecto de ley de Transición Energética que le permitiría declarar la emergencia energética, salvavidas que garantizaría mantener a flote el sistema eléctrico del país.

(Lea: Un año sin nueva energía por retraso en proyectos)

En diálogo con Portafolio, el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, explicó los alcances que tendrá la emergencia energética. Así mismo, dejó en claro, que si Hidroituango entra en operación hasta el 2023, el país todavía cuenta con energía para cubrir la demanda en el 2022.

¿Por qué respaldan el proyecto de ley de Transición Energética?

La iniciativa es importante por varias razones. Primero, trae unos elementos que mejoran los incentivos en el marco fiscal, como lo es para las fuentes de generación de energías no convencionales, también para las nuevas tecnologías como es el hidrógeno verde y la medición inteligente.

Segundo, da las pautas para ampliar la cobertura en energía eléctrica. Además, se traza un marco normativo para la inversión en la materia. Así mismo, se mantendrán todos los incentivos que se incluyeron en el Plan Nacional de desarrollo (PND) para la Ley 1715, y que se complementan con las normas para el desarrollo de las fuentes limpias.

La iniciativa abre la posibilidad de declarar la emergencia energética, ¿por qué pidieron incluirlo en el texto?

Esto es para que, en caso necesario, se puedan tomar decisiones ágiles para evitar situaciones de estrés en el sistema eléctrico.

La preocupación que tenemos es que cuando se presentan estas coyunturas, hay que pasar por el Centro Nacional de Operaciones (CNO), lo que no permite tener celeridad para adoptar soluciones. Al declarar la emergencia energética para el sector eléctrico se busca tener una reacción rápida en el menor tiempo posible. Este es un tema preventivo.

¿Con la emergencia energética prevén una crisis en el sistema?

En la actualidad, con base en el balance energético, que se realiza con la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) y la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), está garantizado totalmente el suministro de energía para el 2021-2022, 2022-2023 y 2023-2024.

Además, hemos tenido un fenómeno leve de ‘La niña’ y los embalses están en un nivel que es 15 puntos porcentuales por encima del nivel registrado por la misma época el año pasado. En este momento no hay preocupación con respecto a déficit energético.

¿El futuro de sistema eléctrico del país depende de Hidroituango?

El balance energético oficial expone varios escenarios de lo que pasaría si Hidroituango se retrasaría uno o dos años. Hoy, este proyecto entraría en el 2022 como reitera EPM. El avance del proyecto va en más del 80%.

La Resolución 820 de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) señala que solo al levantar la restricción de la licencia podrá entregar energía. La empresa dice que podrá hacerlo con solo dos turbinas cada una de 300 MW. Esta entidad recibiría el peritaje hacia mediados de este año tiempo suficiente para que lo estudie. La megaobra debe cumplir con toda la normatividad ambiental para entrar en operación.

La Anla tomaría el tiempo necesario para evaluar el peritaje, así la obra entraría en operación en el 2023.

Hidroituango solo puede entrar en operación comercial con la licencia ambiental aprobada. Esta es la condición. Las obras que se hacen actualmente es para mitigar cualquier tipo de riesgo ambiental.

En este momento tenemos como cubrir sin ningún problema la demanda de energía en el 2021-2022, 2022-2023 y 2023-2024 con o sin la entrada en funcionamiento de Hidroituango.

Una carta de la Creg enviada a la Andi indica que los proyectos con asignación no podrían entregar energía en el 2022.

La subasta del 2019 del cargo por confiabilidad traía un incentivo de US$2 para que los proyectos entraran anticipadamente. En ese proceso, que se registró un precio récord a la baja, ya hay tres proyectos de generación térmica que entran en el 2021: Termoyopal, Termocandelaria y Termotesorito. También está el parque solar El Paso, que ya está en pruebas comerciales. Y en la subasta de contratos de largo plazo, los proyectos con asignación de Trina Solar entrarán a finales del 2021.

¿Cómo va el desarrollo de los proyectos renovables en La Guajira?

Van a entrar insumos por dos puntos: Puerto Brisa y Puerto Bolívar. Este año entrará en operación el primer parque eólico Guajira I de Isagen. También están adelantados el parque El Ahumado y Windpeshi.

Estos hacen parte del paquete total de 14 proyectos de energías renovables. Las 11 obras restantes están con atraso por demoras en el desarrollo del montaje de las líneas de transmisión. Hay unos que se conectarán a la línea Colectora, y otros por la red La Loma - Copey Cuestecitas. Habrá mayor demora con la entrada de los proyectos que estarán conectados a la primera línea.

¿Cuál es la razón de convocar una subasta de contratos de largo plazo?

Hay un pipeline de proyectos de energías renovables cuyo desarrollo pueden jalonar la reactivación económica del país. En el listado de iniciativas de la Upme, ya hay futuras plantas que cuentan con el visto bueno de conexión, y que están en Fase 2 o Fase 3. Hay una gran oportunidad para que los usuarios no regulados participen en la subasta, como es el sector industrial y comercial a gran escala.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido