Térmicas, listas para enfrentar a ‘El Niño’

Con la entrada de Gecelca y Termonorte, el parque térmico del país contará con un total de 32 complejos para garantizar el suministro.

Plantas térmicas

Las pérdidas de las térmicas en el pasado fenómeno de ‘El Niño’, del 2015, se calcularon en unos US$250 millones.

AFP

POR:
Portafolio
octubre 02 de 2018 - 09:27 p.m.
2018-10-02

Las plantas térmicas son las llamadas a garantizar la generación de energía ante la llegada del fenómeno de ‘El Niño’.

Por esta razón, los 30 complejos del país, a los que se sumarán dos más, que entrarán en operación a finales de noviembre, son las cartas que tiene la Nación para respaldar el suministro. La razón por la cual Colombia deposita toda su confianza en el parque térmico, responde a que están listas para operar, sin la premura financiera o técnica.

(Lea: Aumenta la alerta en el país por la posible llegada de El Niño)

“El primer parte de tranquilidad es que estos complejos entre el 2017 y el 2018 realizaron sus procesos de mantenimiento a gran escala, incluso algunos con trabajos de repotenciación”, señaló Alejandro Castañeda, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg).

Así mismo, el ajuste al precio de escasez por parte de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), en septiembre del 2017, garantiza la viabilidad financiera de su operación.

“El principal problema en el fenómeno de ‘El Niño’ del 2015 fue que las térmicas trabajaron a pérdida, ya que se les pagaba a $300 kilovatio hora (Kw/h) cuando generaban energía entre $500 y $600 Kw/h”, recalcó Castañeda.

(Lea: Fenómeno de ‘El Niño’, un riesgo para el 2019

El dirigente gremial afirmó además que hoy, al estar ajustado el precio de escasez por encima de los $600 Kw/h, no solo permitirá a las térmicas una operación con seguridad financiera, sino además incentivadas a generar. “Evitará que los precios de bolsa se disparen como ocurrió en el 2015 los cuales llegaron hasta los $3.000 Kw/h”, dijo.

Y añadió que, con este precio de escasez, lo que sí se va a encontrar el generador térmico es que va a tener respuesta por parte del carbón, luego del gas y por último de los combustibles líquidos en cuanto a tarifas, “para no dar pie a los oportunismos que se presentaron en el 2015”.

(Lea: Ahorrar agua para mitigar época de sequía

Otra de las variables que le permitirá al parque térmico garantizar la generación tiene que ver con la planta de regasificación de Barú, cuya capacidad de 400 millones de pies cúbicos ofrece un respaldo para atender la necesidad de generar 1.800 megavatios (Mw), desde las plantas de Termocandelaria, Termoflores y Termobarranquilla.

“Este complejo regasificador garantiza la tranquilidad porque existe el remanente con buenos excedentes de gas natural para la operación de las citadas térmicas”, dijo el director ejecutivo de Andeg.

Cabe recordar que las pérdidas de las térmicas en el pasado fenómeno de ‘El Niño’ se calcularon en US$250 millones, déficit que fue cubierto con créditos de la banca y que están respaldado entre otros, con el cargo por confiabilidad que va hasta el 2022.

El parque térmico del país tiene una capacidad instalada próxima a los 5.000 megavatios (Mw), de los cuales el 25% son complejos con base en carbón, el 60% con gas natural y el 15% con combustibles líquidos. Sin embargo este 75% puede operar de forma dual, es decir utilizando alguno de estos dos combustibles.

Registros de Andeg indican que, con corte a diciembre del 2017, la capacidad en generación térmica era de 4.800 Mw, de los cuales 1.800 Mw son con carbón y el resto es gas o combustibles líquido, que está representado en 3.000 Mw.

NUEVOS COMPLEJOS PARA LA OPERACIÓN

Antes de finalizar el presente año, el parque térmico del país contará con dos nuevos complejos, para completar un parque de 32 plantas.

El primero es Gecelca 3.2, que operará con base a carbón y tendrá una capacidad instalada de 250 Mw. El otro complejo que entrará en funcionamiento es Termonorte, planta dual (gas natural o combustible líquido), con una capacidad instalada de 80Mw.
Ambas térmicas están en la fase final de pruebas y entrarán en operación antes de finalizar el mes de noviembre. Así se llega a superar los 5.000 Mw de capacidad instalada con el que cuenta el parque térmico.

Por otra parte, el nivel de los embalses en la actualidad garantizará un abastecimiento de energía, ya que el nivel está por encima del 80% de su capacidad. En septiembre del 2015, cuando arrancó la temporada del fenómeno de ‘El Niño’, el nivel de los embalses estaba ligeramente por debajo del 62%.

Pero hoy, el punto de arranque para la generación hidráulica desde los embalses es totalmente diferente. Hay mayor reserva de agua para enfrentar el citado fenómeno climatológico.

La capacidad instalada en el Sistema Interconectado en el país es de 16.877 Mw, de los cuales a las centrales hidroeléctrias les corresponde 10.940 Mw.

alfsua@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido