Todo listo para cierre de casa de máquinas en Hidroituango

Mañana miércoles, a las 6:00 de la mañana, comienza el proceso de evacuación de las aguas del corazón de la central hidroeléctrica.

Hidroituango

El 3 de mayo de 2018, EPM tomó la decisión de inundar casa de máquinas, para evacuar las aguas del río Cauca y evitar posibles avalanchas.

Jaiver Álvarez/ETCE

POR:
Portafolio
enero 14 de 2019 - 09:14 p.m.
2019-01-14

Con el mayor rigor y precisión, y sin dar espacio al más mínimo error, los técnicos del Grupo EPM darán mañana miércoles el primer paso en el proceso de clausura gradual de casa de máquinas, con el que buscarán cerrar el flujo de las aguas del río Cauca por esta infraestructura, considerada el corazón de la Central Hidroeléctrica de Ituango (Hidroituango).

La operación, que debe estar sincronizada hasta en los más pequeños detalles técnicos se realizará en dos etapas, donde la segunda fase se ejecutará en febrero para sellar definitivamente el paso.

“EPM informa que este miércoles 16 de enero, a partir de las 6:00 a. m., procederá al cierre de una de las dos compuertas de casa de máquinas del proyecto hidroeléctrico Ituango”, informó el conglomerado antioqueño, a través de un comunicado.

(Lea: Socavón hallado en Hidroituango acelera cierre de la casa de máquinas

Jorge Londoño de la Cuesta, gerente general de EPM, recalcó que la evacuación de las aguas de este lugar se desarrollará antes de lo previsto,
aprovechando el fenómeno de ‘El Niño’, para realizar un diagnóstico preciso, con el fin de establecer las verdaderas causas de la emergencia que se registró en abril del año pasado.

“Este no es un proceso tan inmediato como se piensa. Primero, se acondicionó el túnel de acceso a casa de máquinas, el cual durante la contingencia sufrió averías, pero se han realizado obras para consolidar tanto los techos como el piso para ingresar la maquinaria que se necesita”, explicó el funcionario.

Londoño de la Cuesta, indicó, además, que con respecto al socavón localizado a 35 metros de profundidad, desde la cima de la montaña (que fue otro de los motivos para adelantar la evacuación) y que está próximo a uno de los túneles de casa de máquinas, actualmente se realizan estudios más detallados para determinar si representa un peligro para la represa de Hidroituango.

(Lea: Ferri que estaba siendo construido en Hidroituango se incendió

PROCESO DE EVACUACIÓN

Los técnicos de EPM inician el proceso de cierre de casa de máquinas con el descenso de la compuerta dos de uno de los túneles de captación por el que se desvía el cauce del río Cauca en la central hidroeléctrica, así la descarga de agua al río se reduciría a la mitad de lo normal, es decir a 380 metros cúbicos por segundo.

Con el citado descenso de una de las compuertas, el nivel del embalse empezaría a subir de nuevo y, cuando llegue a la cota 403 metros sobre el nivel mar, se cerraría la segunda compuerta y por el río seguiría circulando lo que el vertedero entregue, es decir, el caudal natural que el río Cauca traería en ese momento.

La apertura de la compuerta dos del túnel de captación en casa de máquinas, lugar por el que se desvían las aguas del río, es la fase que genera mayor expectativa para el personal de EPM, ya que puede durar entre 12 y 45 minutos, dependiendo de la velocidad y comportamiento.

Así mismo, porque durante el proceso se evaluarán variables como el ingreso de aire, velocidad de cierre, comportamiento y vibración de la compuerta y estado del macizo rocoso.

Sin embargo, los técnicos de EPM vigilarán con mayor atención el ‘efecto succión’, debido que, al dejar de circular agua por casa de máquinas y los túneles de captación –los cuales están presurizados por estar herméticos–, la salida del líquido produce un vacío que generaría tensión en la roca al punto de colapsarla.

Por esta razón se han realizado una serie de 20 perforaciones ubicadas estratégicamente en este lugar, para que permitan el ingreso de aire y así compensar el vacío que dejan las aguas.

“Se harán mediciones tanto en casa de máquinas como en la central hidroeléctrica, gracias a los 549 indicadores que se supervisan desde el centro de control”, precisó uno de los ingenieros de EPM consultados por Portafolio.

Los técnicos del conglomerado antioqueño calculan que con el caudal de salida se estabilice el lugar y el nivel del embalse empiece a aumentar de forma gradual hasta alcanzar la cota de derrame por el vertedero, que puede estar entre los 403 y los 405 metros sobre el nivel del mar.

“Debido a la temporada seca por el fenómeno de ‘El Niño’, el caudal del río, que viene desde la cuenca alta del Cauca, y que oscila entre los 400 y 500 metros cúbicos por segundo, calculamos que llegaría a este nivel en cuatro semanas”, explicó uno de los técnicos.

El ingeniero de EPM agregó que cuando el vertedero esté en pleno funcionamiento, se procederá a cerrar la segunda compuerta del otro túnel de captación en casa de máquinas, con el mismo procedimiento del primero.

CIERRE TOTAL

Londoño de la Cuesta dejó en claro que la des-inundación de casa de máquinas puede durar hasta dos meses.

“Ya sin agua en el lugar, los técnicos entrarán a hacer un diagnóstico de cómo quedó la infraestructura de la caverna”, dijo.

Cabe recordar que con el cierre las dos compuertas en los túneles de captación, todavía quedaría agua en la casa de máquinas, ya que su infraestructura se encuentra localizada por debajo del nivel del cauce del río Cauca.

“Tendremos listo un gran número de motobombas para evacuar el agua que quede en casa de máquinas al cierre de las compuertas, simultáneamente y cuando se vaya disminuyendo el nivel de la inundación al interior del lugar, debe entrar aire, como ya lo mencioné, para que se vaya secando la caverna y evitar así degradación interna”, explicó Londoño de la Cuesta.

Una vez se despejen la totalidad de las aguas de casa de máquinas, que se calcula sea para abril de este año, los técnicos de EPM y personal especializado revisarán la caverna para establecer si existe algún ‘riesgo geotécnico’.

Igualmente, los ingenieros de EPM consultados por Portafolio, indicaron además que al mismo tiempo se desarrollarán trabajos de sanidad ambiental y se revisará que no hayan daños que afecten la estabilidad estructural del lugar.

“Con el mayor cuidado y con personal experto se procederá al retiro de escombros, piedras, troncos y otros elementos que trajeron las aguas del río Cauca, desde el 3 mayo del año pasado, cuando se tomó la decisión de inundar la casa de máquinas”, precisó uno de los técnicos de EPM.

Para los técnicos del Conglomerado antioqueño la adecuación de casa de máquinas puede durar entre cinco y seis meses,
es decir que solo hasta el segundo semestre de este año se puede establecer la afectación que sufrió esta infraestructura. No dudan en afirmar que esta situación es compleja, que acarrean retos importantes, pero confían que el proyecto saldrá adelante.

INSTALACIÓN PUESTO DE MANDO UNIFICADO

El domingo pasado fue instalado el puesto de Mando Unificado (PMU) en el campamento de Hidroituango, con lo que se dio el primer paso en el protocolo de prevención de las comunidades que están en la ribera del río Cauca, aguas abajo del complejo hidroeléctrico.

Un contingente de 120 hombres de la Defensa Civil fueron ubicados en los cuatro municipios cercanos al proyecto. Asimismo, están disponibles dos helicópteros que apoyarán las tareas de evacuación en caso de requerirse. También están presentes la policía y el ejército.

EPM CON MONITOREO PERMANENTE

El gerente general de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, precisó que la presa, el vertedero, los túneles de desviación y la casa de máquinas están siendo vigilados las 24 horas de los siete días de la semana, por los técnicos de EPM, en el Centro de Monitoreo.
El funcionario explicó también que en la presa ya está superado el riesgo; lo mismo sucede con el vertedero y los túneles de desviación.

Con respecto al túnel auxiliar señaló que se ha avanzado de forma acelerada y se tendría taponado en la segunda quincena de febrero.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido