Economía

Trabajador colombiano, el que paga menos tasa a los ingresos

Según la Ocde, el empleado con salario promedio aporta un 18,2% en total, la mayoría no tributa renta y está lejos de la media del ‘club’, de 34,6%.

impuestos

eEl trabajador promedio de Colombia paga 0% de impuesto sobre el ingreso.

iStock

POR:
Economía y Negocios
abril 29 de 2021 - 08:25 p. m.
2021-04-29

El trabajador promedio en Colombia es el que paga menos tasa de impuestos entre todos los miembros de la Ocde. Así lo indica un reporte de esa entidad que fue presentado ayer, el cual pone énfasis en algunas de las deficiencias que presenta el recaudo tributario en el país.

(Lea: Colombia ya no es grado de inversión... al menos para ‘traders’)

Dicho informe, de hecho, indica que el trabajador promedio de Colombia paga 0% de impuesto sobre el ingreso, una cifra que no ha registrado ningún cambio en los últimos 20 años.

“La presión fiscal para el trabajador soltero promedio en Colombia se mantuvo sin cambios en 0% en 2019 y 2020. El promedio de la Ocde en 2020 fue de 34,6%, por lo que tuvo la presión fiscal más baja entre los 37 países miembros”, indica el reporte.

Por supuesto, ese 0% contrasta en gran medida con otros países, como es el caso de Bélgica, Austria o Alemania, cuyas tasas de presión fiscal sobre el ingreso de sus trabajadores promedio es de 50% o cerca.

Y esto no solo ocurre en el caso de los trabajadores solteros. Como indica el documento, “Colombia tuvo la carga fiscal más baja en la Ocde para un trabajador casado promedio con dos hijos, de -5.4% en 2020”, también bastante inferior al dato de 24,4% del promedio de los miembros del denominado ‘club de las buenas prácticas’.

Cabe explicar que en la cifra de Colombia, no se incluyen contribuciones como salud, pensión y seguros de desempleo, las cuáles sí se tienen en cuenta en el promedio de la Ocde.

Como señala Jens Arnold, que es el economista de la Ocde para el país, “un trabajador colombiano con un salario promedio no paga el impuesto a la renta, ya que solo personas con ingresos mucho más altos lo hacen.

En la gran mayoría de países de la Ocde, sí se paga esa renta, y eso explica buena parte de por qué la tributación al trabajo es más baja aquí. Después están las contribuciones sociales obligatorias para los formales. Pero la suma de impuestos y cargas obligatorias sobre la renta es más baja”.

Así, la tasa de tributación de estos aportes para un trabajador soltero en el país ascenderían a un nivel de entre 11,1% y 18,2% del salario según su situación familiar, una cifra que, sin embargo, en contravía con lo que ocurre en la renta es la más elevada de la Ocde.

Esto llama la atención, por lo que para los trabajadores colombianos que ganan un salario promedio, la presión que generan las contribuciones obligatorias laborales es superior a la de Suiza (16,6 puntos porcentuales), Chile (14,8 pps), Países Bajos (12,9 pps) o Israel (10 pps).

Ese 18,2% que pagan los colombianos corresponde a trabajadores solteros sin hijos, mientras que ese dato baja a 11,1% en el caso de ser soltero con dos hijos, y sube a 13,5% cuando se está casado con dos hijos.

Precisamente, con cifras como estas de fondo, una de las recomendaciones de la Ocde es incrementar esa base en la que más personas pagan impuestos.

Según Arnold, “el principal punto donde Colombia se destaca es que pocas personas pagan el impuesto a la renta. Por eso, nos parece buena idea ampliar la base tributaria de este gravamen. Obviamente, la tasa tendría que ser baja para salarios bajos, y con una fuerte progresividad, y sobre todo tiene que haber cargas muy bajas para personas que ganan cerca de un salario mínimo”.

Según la Ocde, este último aspecto, la baja tributación de las personas que ganen cerca de un mínimo, es un aspecto clave para impulsar la formalización. Y es que, como indica la entidad, para un trabajador con un salario mínimo, el conjunto de las cargas es alto en Colombia, lo cual es problemático en un país donde la mayoría de los trabajadores son informales y, por ende excluidos del sistema de seguridad social.

Es por eso que la posición de la Ocde frente a la reforma tributaria es clara. Como indica Arnold, “el sistema tributario necesita una reforma amplia y profunda, para que Colombia pueda recaudar más y de forma más justa. Un impuesto a la renta bien diseñado abarca a una mayoría de los trabajadores y es progresivo, con tasas bajas para quien gana poco y altas para quien gana más. Y es importante que no haya una multitud de excepciones que diluyan esa progresividad. Es clave que la tasa de entrada sea muy baja, incluyendo las contribuciones de seguridad social. Lamentablemente, Colombia está lejos de un sistema tributario bien diseñado”.

Más allá de Colombia, el informe de la Ocde deja claro que la pandemia ha generado una caída en el recaudo sobre los ingresos de la mayoría de países, lo que se traduce en una caída de 0,39 pps durante 2020.

Cabe apuntar que esta tendencia no se limita tan solo a la pandemia, sino que de alguna forma ha sido una constante en este siglo, pues frente al promedio actual de 34,6% de tributación, este ha venido cayendo de manera paulatina desde el 36,4% que registraba la Ocde en el pasado año 2000.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido