Transmisión de la baja de tasas está llegando al crédito

Según expertos, esta se ve en la cartera de consumo.

Crédito educativo

Desde marzo las tasas de los créditos de consumo de bajo monto han disminuido 1,5 puntos porcentuales.

POR:
Portafolio
julio 14 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-07-14

Aunque algunos consideran que ante las cuatro disminuciones en la tasa de intervención del Banco de la República -por la crisis que genera el coronavirus- los intereses de los bancos comerciales han debido bajar en concordancia (175 puntos básicos o 1,75 puntos porcentuales), los analistas dicen que sí se aprecian caídas, especialmente, en la cartera de consumo.

(Lea: Banco de la República hace nuevo recorte de la tasa de interés)

Además, los consultados consideran que la transmisión de esa política monetaria del Emisor se está dando de una manera relativamente rápida, cuando normalmente ese proceso tarda al menos un año, e incluso, hasta 18 meses.

(Lea: 11,6 millones de beneficiados por alivios de sector finanzas)

Un informe de Asobancaria con corte al pasado 3 de julio, muestra que desde marzo las tasas de los créditos de consumo de bajo monto han disminuido 1,5 puntos porcentuales o 150 puntos básicos (pb), seguidas por las de préstamos ordinarios en la modalidad de cartera comercial, con una baja de 100 pb (1 punto porcentual), mientras que las de tarjetas de crédito (cartera de consumo) han bajado 80 pb (0,8 punto porcentual).

(Lea: Pese a la covid-19, firmas aprovechan emisiones de deuda)

En la modalidad de cartera comercial la tarjeta de crédito empresarial ha disminuido 110 pb (1,1 puntos porcentuales).

Andrés Langebaek, director de investigaciones económicas del Grupo Bolívar Davivienda, recuerda que en la definición de las tasas están involucrados el riesgo y el costo del fondeo, “pero a nivel teórico lo que se ve es que las tasas no solo dependen del componente de la política monetaria del Emisor”.

Además, hay que contar con los plazos de los créditos, pues una obligación a 90 días es menos riesgosa que una a 10 años y, adicionalmente, las categorías bajo las que se calculan los intereses no siempre permiten mirar al detalle la situación.

El analista financiero Juan Camilo Santana considera que en lo que respecta a la disminución del crédito de consumo de 150 pb “es coherente con la baja que ha realizado el Banco de la República, aunque no cuadra con la de las tarjetas de crédito, pues ahí la transmisión no es muy rápida”.

“Como siempre, la crítica es que esas tasas están cerca de la tasa de usura y la gente sigue financiándose con tarjetas de crédito, por lo que habrá una gran carga de consumo de los hogares, pero no basada en el ahorro sino en el apalancamiento, lo que es malo para la economía”, agregó.

OTRAS MODALIDADES

El analista considera que el alza reportada para la modalidad de microcrédito tiene sentido “en la medida en que las entidades que otorgan esos créditos ven a los que los piden con mayor riesgo de cumplir con las obligaciones, especialmente los independientes y pequeñas empresas o los informales que tienen problemas para recuperar los negocios en el corto plazo y esto puede desatar el crédito gota a gota”.

Camilo Pérez, director de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, dice que el costo del dinero ha estado en consonancia con la disminución de los intereses de los instrumentos de intervención del Banco de la República, pues al 19 de junio ya se observaba una caída de 100 pb cuando en ese momento el Emisor había bajado 150 pb. “Es satisfactorio que han venido bajando las tasas. El Banco de la República ha bajado 175 pb sus tasas y las de consumo han disminuido 150 pb, lo que es muy positivo, lo que quiere el Emisor”.

Además, consideró que las disminuciones desde el banco central se están transmitiendo de manera rápida pues el propio Banco de la República afirma que esa política tarda al menos un año.

Pero ese fenómeno podría corresponder más a momentos de relativa calma y no a una crisis como la que atraviesa la economía colombiana en la actualidad.

Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, dice que “la transmisión ha sido relativamente rápida porque ha sido en 3 meses. Sin embargo, hay mucho campo para bajar seguramente, pero además de todo, lo que sí hemos visto es que la demanda por crédito también ha bajado. Entonces no solo el tema de que el precio se está moviendo, sino que la demanda por créditos ha bajado”.

El analista igualmente afirma que en los otros tipos de crédito el manejo de tasas se hace dependiendo de la negociación y del cliente, pero de nuevo, tanto en crédito ordinario como en tarjeta de crédito, “que depende mucho más, no de la caída de la tasa interés del Banco de la República, sino de la tarjeta de crédito, las tasas han caído con la tasa de usura lo cual refleja un adecuado comportamiento”.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido