Una segunda ola ensombrecería el PIB de Colombia

La Ocde prevé una caída de 7,9% si hay un rebrote.

El gasto público en educación es de alrededor del 5 % del PIB.

Colombia está preparada para enfrentar los riesgos, gracias a unas sólidas instituciones y un banco central que ha respondido de manera oportuna.

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 10 de 2020 - 10:54 p.m.
2020-06-10

Las nuevas previsiones que se van conociendo para el PIB de Colombia no hacen más que ensombrecer el panorama en el 2020, el cual podría incluso ser peor si la reapertura de los distintos sectores lleva a una aceleración de los casos de contagio o, más adelante, a que se presente una segunda ola de coronavirus.

(1.604 nuevos casos confirmados de coronavirus en Colombia). 

Mientras que al inicio de esta semana era el Banco Mundial (BM) el que rebajaba los pronósticos para Colombia, planteando la posibilidad de que el PIB este año tenga una contracción de 4,9%, ayer fue la Ocde la que empeoró su panorama. Según el organismo, la economía nacional tendrá una recesión de 6,1% en su escenario base, la cual se incrementaría hasta el 7,9%, en caso de que el país sufra un segundo impacto a causa de la pandemia.

De hecho, según algunos expertos, estas previsiones van más en línea con lo que se puede esperar finalmente.

(OCDE prevé caída del PIB de Colombia entre 6,1 % y el 7,9 % en 2020). 


“Creo que estas proyecciones son un poco más realistas que las que tiene el consenso en estos momentos. El punto de referencia eran aún los datos del FMI que publicó en abril, cuando se esperaba una cuarentena de un mes o poco más, no la extensión que hemos tenido. Nosotros sí consideramos que la caída será superior al 3%”, asegura Camilo Pérez, gerente de investigaciones económicas de Banco de Bogotá.

En este sentido, como explica Paula Garda, economista encargada para Colombia de la Ocde, entre las razones que llevan a este peor panorama están “las medidas de confinamiento necesarias para evitar la propagación, el hecho de que la economía mundial está en cuidados intensivos y la brusca caída de los precios del petróleo han cambiado el panorama económico de Colombia por completo. Mientras esperábamos un crecimiento de 3,5% para este año, o tal vez un poco más, el contexto llevó a una profunda corrección a la baja”.

(Contracción del PIB del país no sería tan profunda, estima la Anif). 

Y, como indica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que Colombia tuviera que enfrentar ese segundo impacto por el coronavirus, llevaría las previsiones a profundizar las caídas.

“De alguna manera creo que ya se anticipa que habrá un rebrote con la apertura de la economía, pues habrá más personas en la calle y en los sitios de trabajo. El problema aquí es más que una segunda ola, es si esta obliga a cerrar la economía, eso es lo que puede empeorar las previsiones” apunta Pérez.

Desde el punto de vista sanitario, esta situación se puede dar en Colombia. Como apunta Jorge Martín, doctor en epidemiología y profesor investigador del Instituto de Salud Pública de la Universidad Javeriana, “cabe decir que Colombia aún no se encuentra en esa situación, como sí lo están los países europeos, que tuvieron un pico, con un número muy alto de contagios, y empezó a descender. Realmente nosotros todavía estamos en la primera ola: entre el 24 de marzo y el 25 de abril había 150 casos diarios, eso aumentó a 450 casos en los siguientes días, a 750 hasta el 26 de mayo y desde entonces tenemos un promedio de 1.350. Tenemos un constante ascenso, por lo que es posible que sigamos un comportamiento como el de Brasil o Perú”.

Ayer mismo Colombia reportó 1.604 nuevos contagios, una de las cifras más altas a la fecha, por lo que Jorge Martín resalta que el riesgo actual no es una segunda ola, sino que los casos no dejen de incrementarse.

Frente a qué hacer en el país para que las actuales reaperturas de los distintos sectores económicos no generen un mayor número de contagios por la pandemia, la economista de la Ocde para el país apunta que “sí creemos que los brotes a futuro se podrían evitar, principalmente preparando el sistema sanitario, desarrollando programas de testeo, localización, seguimiento y aislamiento para evitar brotes, y que en caso de haberlos, se puedan hacer confinamientos focalizados, en lugar de generalizados, haciendo que estos sean menos nocivos para la actividad económica”.

UNA BUENA GESTIÓN 

Más allá de las previsiones económicas para el país, la Ocde resalta la gestión que ha hecho Colombia de la pandemia.

Según Garda, “creemos que la respuesta hasta ahora ha sido ejemplar para mitigar el impacto social y económico del covid-19”.

No obstante, el ‘club de las buenas prácticas’ apunta que aún hay mucho que hacer. “Se requieren aún recursos públicos para apoyar la economía, aunque el espacio fiscal se limitado. Estos deben ser focalizados y temporales para apoyar la economía: a las empresas, pymes y a las empresas en los sectores más afectados por la pandemia; a las familias más vulnerables y trabajadores informales, ya que las tasas de desempleo están alcanzando niveles históricos, y la recuperación sería solo lenta y gradual. Con medidas de apoyo se podrían evitar varios de estos riesgos, como la quiebra masiva de empresas”.

Esto porque, como apunta Garda, Colombia, al igual que el resto de la región, presenta grandes riesgos. “El actual contexto lleva a que empresas puedan caer en riesgos de impago, y si son muchas, podrían empeorar las carteras de créditos y poner al sistema financiero en aprietos. Colombia también es susceptible a las fuertes salidas de capital que se vieron al inicio de la covid-19, que si continúan o se profundizan puede afectar la recuperación. Finalmente, el aumento previsto del déficit y de la deuda pública podría implicar peores condiciones financieras. Pero Colombia está bien preparada para enfrentar estos riesgos, gracias a unas instituciones y un marco macroeconómico sólidos, y un Banco Central que ha respondido de manera audaz y oportuna”.

UNA RECUPERACIÓN CONDICIONADA

Al igual que ocurre con la caída del Producto Interno Bruto para este año en Colombia, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) plantea que la recuperación que presentaría el país durante el año próximo también está condicionada a que no presente una segunda ola de contagios por el coronvirus.

En este sentido, como indica el informe de la Ocde, si se da solo un golpe, la caída sería del 6,1%, mientras que la recuperación será de 4,3%, que sería mayor que en el otro escenario, pero insuficiente para compensar la contracción de 2020.

En el caso negativo, si el país enfrenta una segunda ola de contagios, la caída sería de 7,9% en 2020 y el repunte de 2,8% durante el próximo año.

En Twitter: @rlopezper

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido