Utilidades de los bancos bajaron 58% a septiembre

Más provisiones afectan los resultados de las entidades.

Billetes

Carlos Ortega

POR:
Portafolio
noviembre 30 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-11-30

Las provisiones que los bancos privados han estado haciendo para enfrentar un posible deterioro de la cartera de créditos, producto de la crisis económica generada por la lucha contra la pandemia de covid-19, les ha pasado factura, ya que al cierre de septiembre vieron caer sus utilidades en 58,28% frente al mismo mes del 2019.

De acuerdo con cifras de la Superintendencia Financiera, al cierre del tercer trimestre del año los bancos privados registraban ganancias por $3,44 billones, con una fuerte caída frente al cierre del noveno mes del 2019 cuando estas sumaban $8,24 billones.

Según el balance consolidado del sector financiero privado a septiembre, cuatro bancos registraron un saldo en rojo ante la constitución de dichas provisiones que se constituyen en un gasto para las entidades.

En septiembre, el crecimiento de las provisiones totales se aceleró hasta el 17,2%, alcanzando los $36,4 billones, de los cuales $6,4 billones correspondieron a la categoría A (de menor riesgo). En términos absolutos frente al mes de agosto el saldo de provisiones se incrementó en $1 billón.

Del total de provisiones, $3,9 billones fueron provisiones generales adicionales, efectuadas por 20 establecimientos de crédito.

Para Diana Ordóñez, vicepresidenta financiera de Scotiabank Colpatria, “las utilidades de la entidad han tenido una afectación principalmente por mayores provisiones de crédito que el Banco ha constituido de manera anticipada y proactiva dados los efectos futuros que pueda llegar a tener la covid-19 en la situación financiera de los clientes”.

Cabe recordar que la entidad ha venido realizando grandes inversiones en el último año, a raíz de la reciente adquisición para la integración de plataformas, unificación de los servicios y para garantizar la experiencia de sus clientes.

Asimismo, la ejecutiva dijo que Scotiabank Colpatria “ha venido reforzando su estructura de capital con acciones puntuales como la más reciente capitalización mediante la emisión de bonos subordinados, acción que demuestra la confianza que deposita su casa matriz, tendiente a fortalecer su patrimonio y generar mayor liquidez en el mediano y largo plazo”.

Según la Superfinanciera, al cierre de septiembre, los activos totalizaron $2.164 billones, con lo cual el crecimiento real anual se situó en 6,5%. Los activos crecieron $23,6 billones frente al mes anterior, como resultado del incremento en $14,5 billones en el portafolio de inversiones y $4,2 billones en operaciones del mercado monetario.

Los activos de las entidades vigiladas ascendieron a $1.050 billones y los recursos de terceros, incluyendo activos en custodia, a $1.113 billones.

CIFRAS CONSOLIDADAS

El total del sistema financiero, según el organismo de vigilancia y control, registró una ganancias de $24,25 billones. En ese grupo están los establecimientos de crédito, aseguradoras, fiduciarias, fondos de pensiones y cesantías, intermediarios de valores, proveedores de infraestructura, sociedades especializadas en depósitos y pagos electrónicos e instituciones oficiales especiales y fondos que administran recursos de terceros.

Aún cuando el buen hábito de pago sigue siendo el comportamiento predominante, existen deudores que no han logrado normalizar sus pagos y se observan presiones al alza de la vencida. De un lado, la cartera al día (aquella que registra mora menor o igual a 30 días) ascendió a $499,6 billones, un crecimiento real anual de 3,8% y un 95,5% del saldo total.

De otro lado, la cartera vencida, es decir aquella con mora superior a 30 días alcanzó los $24,6 billones, equivalente a una variación real anual de 11,5%.

En efecto, al cierre de septiembre de los periodos de gracia activos (12%), algunos deudores no pudieron reactivar su pago (si bien pudieran estar cubiertos en el marco del programa PAD). No obstante, la dinámica del recaudo se ha venido afianzando de manera positiva y revela que gran parte de la cartera que se acogió a periodos de gracia o redefiniciones ha retomado sus hábitos de pago.

En efecto, durante la última semana de septiembre el recaudo como proporción de la cartera bruta de los establecimientos de crédito alcanzó un 6,71%, 9 superior al mínimo reportado en mayo (3,9%).

La calidad por mora, medida como la proporción entre las carteras vencida y bruta, fue 4,7% para el total del portafolio.

Con la finalización de la primera fase de medidas este indicador ha retornado a niveles pre-covid (4,7% promedio 2019).

Para la Superfinanciera, resulta natural que la finalización de los periodos de gracia se refleje en un alza del indicador ante la dificultad de algunos deudores de seguir atendiendo sus obligaciones, no obstante, conforme lo sugieren las cifras de recaudo reportadas anteriormente hasta el momento esto no es un comportamiento generalizado.

Por otra parte, dice la Superfinanciera, hay que resaltar que “el efecto de los castigos ha permanecido relativamente bajo, se espera que su impacto sobre las carteras masivas se acentúe en los próximos meses en la medida en que se logre estimar el nivel de afectación definitiva del mercado laboral y la consecuente incobrabilidad de algunas obligaciones”.

LOS DEPÓSITOS SIGUEN ALTOS

Los depósitos registraron en septiembre un saldo de $494,8 billones con una variación real anual de 12.9%.

Por tipo de depósito, se observó un aumento mensual de $257.800 millones en el saldo de las cuentas de ahorros (0.1% mes) y un aumento de $645.600 millones en las cuentas corrientes (0.9% mes).

Por su parte, se observó una disminución de $2,7 billones en el saldo de los CDT. Las cuentas de ahorro cerraron el mes con un saldo de $234 billones, los CDT en $177 billones y las cuentas corrientes en $70 billones.​

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido