Valor agregado, la clave para Cerámica Italia

El presidente de la compañía habla de la apertura de un centro de diseño para atender de manera integral a los clientes
de segmentos altos.

David Ararat

David Ararat, presidente de Cerámica Italia.

Cortesía

POR:
Portafolio
septiembre 29 de 2019 - 08:00 p.m.
2019-09-29

David Ararat, presidente de Cerámica Italia, cree que apostar al diseño y al valor agregado ha sido fundamental en el crecimiento de la compañía. En esa línea, la empresa montó un centro de diseño en el norte de Bogotá para atender a los clientes que quieren invertir en remodelaciones.

(Lea: Cerámica Italia, tras mayor cuota del sector constructor)

¿Cómo trabaja Cerámica Italia desde Cúcuta?

Tenemos muchas dificultades porque no estamos en un centro de consumo grande. Los costos en fletes son altos y por eso no podemos hacer productos tan básicos, tenemos que ofrecer valor añadido. El transporte de un metro cuadrado de un producto blanco (el más básico) vale igual que el que tiene alto diseño. Si nos hubiéramos dedicado a los ‘commodities’ hace rato hubiésemos desaparecido.

¿Y cómo afecta la crisis del país vecino?

Ese mercado fue hasta el 30% de las ventas. Pero las ventas de Cerámica Italia nunca han caído en ese porcentaje, gracias a todo el trabajo de marca. Hace unos cuatro o cinco años que se dio el giro y ahí vamos. Cúcuta tiene un problema de sobrecostos en la energía térmica altísimos. A mí la energía me cuesta el 50% más que al resto de las compañías.

¿Cómo es el nuevo punto qué inauguraron?

Abrimos el Centro de Diseño 104, en el norte de Bogotá. La idea es que en una sola parada la persona que tiene un proyecto de cambiar su casa, su oficina o su negocio, lo pueda hacer.

Además de la oferta de productos de alta calidad, está disponible un equipo especializado en áreas de ingeniería, diseño y arquitectura que de manera conjunta puede generar ideas para responder a las expectativas del cliente. Esa es la diferencia entre la tienda tradicional de cerámica y esta tienda nueva.

¿Quiénes son los aliados?

Para los revestimientos novedosos tenemos a Ceramia, marca de Cerámica Italia, para estratos altos. Dentro del servicio también está la ofertas de mobiliario para cocinas, clósets y muebles de baño, por ejemplo. Para eso trabajamos con un aliado que es Del Ben, el cual tiene un distribuidor que se llama El Corte Angarita.

Tienen unos acabados impecables. El centro de diseño nos permite además tener una sala de ventas de 600 metros cuadrados con una exhibición bastante amplia y tecnología para prestar un mejor servicio. Allí se pueden encontrar propuestas para todos los ambientes.

¿Extenderán el concepto?

Esperemos que funcione para que llegue el año entrante a Cali y Medellín. Tenemos que esperar a que el país mejore un poco. Sin embargo, cuando hay restricciones hay que hacer mejores juicios de valor. La gente no se puede dar el lujo de comprar lo más barato porque de pronto sale más caro. Se tiene que ser más juicioso con la decisión de compra.

¿No es un nicho que no se afecte por los vaivenes económicos?

Depende de los segmentos porque somos una compañía productora. Hacemos un millón de metros cuadrados al mes. Lo segmentos comportan muy diferente.

¿Cómo ve la coyuntura del sector de la construcción?

La construcción sigue impulsada por la vivienda de interés social, VIS, pero no pasa lo mismo en la nueva para los segmentos medio y alto.

Pienso que hace algunos años las personas consideraban la finca raíz muy atractiva por ser rentable, pero las condiciones de mercado, los impuestos prediales municipales que ha subido mucho y las restricciones de tierras han hecho que el retorno de esa inversión ya no sea tan interesante.

¿Entonces cuál es el foco de Cerámica Italia?

Hoy es mucho más negocio comprar algo usado y mejorarlo o adecuarlo al gusto. Siempre hemos estamos enfocados en la remodelación y eso se ve en el 90% de las ventas de la compañía. De paso, también porque el constructor es muy prudente a la hora de escoger productos y Cerámica Italia siempre ha sido muy agresivo en temas de diseño.

En un proyecto para 200 clientes, queda muy difícil establecer un diseño en particular. Tenemos una oferta de productos para vivienda nueva pero no ha sido nuestro fuerte.
Lo que sí pasa ahora es que tenemos constructores que tratan de diferenciarse y entregan un modelo estándar y abren la opción de un acuerdo con el comprador final para elegir los acabados. Ahí entra Cerámica Italia.

¿Cómo esperan terminar el año en ventas?

Aspiramos a terminar este año más o menos con los mismos valores del año pasado, es decir unos $154.000 millones de pesos. El año empezó muy mal con una brecha frente al 2018, pero se ha ido reduciendo en los últimos meses. Veníamos de -14%.
Ahora vamos en -6 %, entonces sigue negativo en términos de venta. Pero la apuesta es seguir en recuperación

Siga bajando para encontrar más contenido