Venezuela extrae el mismo crudo que en el año 1934

Las cifras de la Opep muestran una producción en junio de 393.000 barriles diarios, casi la mitad de Colombia. Prevén mayores caídas.

Pdvsa

Las cifras de la Opep muestran que en abril el bombeo del vecino país era de 737.000 bdp.

Reuters

POR:
Portafolio
julio 14 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-07-14

Todos los países productores de petróleo se han visto golpeados por los bajos precios del crudo y la pandemia, pero si hay uno que se encuentra en una situación cada vez más dramática es Venezuela.

(Lea: Venezuela amplía el estado de alarma por el coronavirus)

Según las últimas cifras de la Opep, el país vecino tuvo una extracción en junio de 393.000 barriles por día (bdp) de petróleo según reportó el Gobierno, un dato que es incluso peor si se toman como referencia las fuentes secundarias, que cifran un bombeo de 356.000 barriles al día.

(Lea: Venezuela cerrará de nuevo su economía no esencial por el Covid- 19)

Este nivel de producción supone prácticamente la mitad de los 732.120 barriles promedio al día que reportó Colombia en mayo (que también registra un importante descenso), y significa el dato más reducido para Venezuela desde 1934, cuanto su dato de extracción era de 373.000 bpd.

(Lea: Cabo Verde autoriza extradición del colombiano Álex Saab a EE. UU.)

“La extracción de petróleo cayó en junio a 393.000 bpd en comparación con los 573.000 bpd de mayo, para una baja en el trimestre en torno a 52%, en comparación con el promedio de 821.000 bpd del inicio del año. Todo se junta para causar la peor debacle en la industria petrolera venezolana, que retrocede al nivel que tenía hace tres cuartos de siglo”, apunta Víctor Álvarez, economista e investigador venezolano y Premio Nacional de Ciencias.

Pero la situación de Venezuela es distinta a la de prácticamente todos los productores, pues su descenso no se da principalmente por los menores precios ni por los acuerdos para reducir el bombeo, sino por una mezcla de varios factores.

“En los años 80 y 90 la producción llegó a 3,5 millones de bdp, incluso tenía potencial para extraer los a 5 millones de barriles, algo que nunca sucedió. Hay informes que dicen que el país tiene un solo taladro funcionando, mientras que solía tener unos 120. Es una situación que no obedece ni a la pandemia ni al bloqueo, sino a una crisis de hace más de una década que con la situación se ha acentuado”, explica Alfonso Molina, escritor venezolano y editor de Inteligencia Petrolera.

Pese a que la crisis que atraviesa el país se ubica como la principal causa, Álvarez apunta que los otros factores sí que han tenido incidencia.

“La mala gerencia de Pdvsa es agravada por el endurecimiento de las sanciones. Por si fuera poco, el impacto de la covid-19 sobre la actividad global origina una baja de la demanda, por lo que las reducidas exportaciones caen cada vez más, y aún con la poca extracción se va llenando y saturando la capacidad de almacenamiento. De hecho, los tanques están casi llenos, así como los buques, y esto obliga a reducir la producción que nadie quiere comprar y no hay donde guardarla. Por eso los taladros no están funcionando. El declive de la industria se va a prolongar”.

Precisamente, la tendencia hasta el momento apunta a que se pueden prever mayores caídas. Es más, las cifras de la Opep muestran que en abril el bombeo del vecino país era de 737.000 bdp, un dato que bajó a 573.000 en mayo. Es decir, en junio bajó 199.000 bpd frente al mes anterior.

Como apunta Alexander Londoño, analista de mercados de ActivTrades, “incluso una vez superada la pandemia, es posible que la producción se mantenga a la baja hasta que no cesen las sanciones de EE. UU. Según la tendencia, la extracción venezolana de crudo viene cayendo en unos 200.000 barriles al día, mes tras mes, desde abril de este año y podría continuar en esa dirección”.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido