Vestuario costaría 25% más con artículo del Plan de Desarrollo

Propuesta de aumentar aranceles a importaciones de confecciones golpearía el bolsillo de los consumidores.

Confecciones

Varios empresarios nicaragúenses han realizado solicitudes para comprar prendas de vestir hechas en Colombia.

Archivo / EFE

POR:
Portafolio
abril 24 de 2019 - 11:46 a.m.
2019-04-24

La propuesta que está en el Plan de Desarrollo, que está listo para segundo debate, de incrementar del 15 al 37,9 los aranceles a las importaciones de confecciones tendría un efecto negativo en el bolsillo de los colombianos.

(Lea: Gremios ‘objetan’ más de 15 puntos del Plan de Desarrollo)

Fenalco y Analdex advirtieron que la iniciativa se traduciría en un incremento de
de hasta el 25% en el precio del vestuario. “De acuerdo con estudios de Fenalco, tendría un impacto potencial de hasta un punto porcentual en el índice de precios al consumidor”, reveló el vicepresidente del gremio, Eduardo Visbal.

(Lea: ¿Aranceles en el Plan Nacional de Desarrollo?)

Por su parte, el presidente de Analdex, Javier Díaz, alertó sobre el impacto que la medida tendría en las exportaciones de las empresas colombianas. “Una decisión de este tipo iría en contravía de lo suscrito por Colombia en los diferentes acuerdos comerciales vigentes en el marco internacional, y es posible que algunos socios comerciales presenten medidas retaliatorias frente a esta disposición, con un efecto claro en las ventas de la industria nacional”, explicó.

No obstante, los gremios hicieron un llamado al Gobierno a diseñar una política pública que le permita a la industria de confección fortalecer su competitividad, solucionando de forma real sus problemas de productividad, innovación y tecnología sin que estas medidas afecten al comercio formal y a los consumidores.


Además, los dirigentes gremiales expresaron su preocupación por el efecto que tendría el incremento de aranceles en industriales, comerciantes y el fisco, al darle una ventaja de cerca de 50% en precios al contrabando.

Este margen, que se genera porque el contrabandista no paga arancel ni IVA y compra el dólar en la calle, llevaría a una importante caída en las ventas del comercio formal y, por ende, de la producción nacional. Además, tendría impacto en la inversión extranjera y nacional, dado que podría frenar las aperturas de nuevos almacenes, especialmente en las ciudades intermedias, por la baja en la rentabilidad.

Los dirigentes gremiales insistieron en la necesidad de fortalecer a la Dian para que pueda ejercer eficazmente la labor de control al ingreso de este tipo de bienes. “La subfacturación y el contrabando técnico requieren una mayor capacidad de control y fiscalización por parte de la autoridad aduanera. Tecnología e inteligencia son elementos esenciales para controlar la subfacturación”, señaló Díaz.

Siga bajando para encontrar más contenido