close
close
Francisco Miranda Hamburger
Retrospectiva

El paro armado

La seguridad de los territorios es un prerrequisito sin el cual ni la reactivación económica ni la recuperación social serán sostenibles en el país.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
mayo 06 de 2022
2022-05-06 11:13 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La extradición por parte del Gobierno Nacional de Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, desató la convocatoria de un ‘paro armado’ del clan del Golfo, organización criminal que lideraba este cabecilla. Desde el pasado miércoles se han registrado alrededor de 93 acciones en 61 municipios de ocho departamentos donde opera esta banda: Antioquia, Bolívar, Córdoba, Cesar, Sucre, Atlántico, Chocó y Magdalena.

A los efectos en términos de seguridad y orden público -como la quema de vehículos, la suspensión de clases y la zozobra dentro de las comunidades- se añaden choques económicos, cuya magnitud de pérdidas aún es pronto para establecer con mayor claridad. El amedrentamiento de estos carteles paramilitares impacta, por ejemplo, el libre desarrollo de la actividad comercial y del transporte de pasajeros y mercancías en esas regiones. Muchos transportadores no solo paralizan sus viajes, sino que son víctimas directas del terrorismo.

De acuerdo a cifras recientes de varios gremios del transporte de carga, más de un centenar de camiones han sido atacados y se reportan conductores heridos, e incluso uno fallecido. De hecho, tanto la Andi como el Consejo Gremial Nacional han solicitado a las autoridades la protección a “productores, empresarios, trabajadores, transportadores, y a la población en general” en esos ocho departamentos.

No sobra reiterar que la reacción del Gobierno Nacional ante este ‘paro armado’ del ‘Clan del Golfo’ debe contar con la máxima contundencia. Tanto los derechos humanos de los pobladores de estas regiones como el ejercicio de sus libertades económicas deben ser protegidos por las autoridades sin dilación. La seguridad de los territorios, bajo la responsabilidad de la Fuerza Pública, constituyen un prerrequisito sin el cual ni la reactivación económica ni la recuperación social serán realmente sostenibles en el país.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes