VIERNES, 01 DE MARZO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Horacio Ayala Vela

¿Fiscalización o pesca milagrosa?

Circulares para corregir declaraciones no cumplen ese cometido, pero si generan alarma innecesaria. 

Horacio Ayala Vela
POR:
Horacio Ayala Vela

La Dirección de Impuestos Nacionales ha venido enviando una circular a algunas empresas, invitándolas a corregir sus declaraciones de renta de 2021, ante la suposición de que las cifras declaradas por ellas no corresponden a la realidad económica.

Asume la Administración Tributaria que, con base en las facultades de fiscalización que posee, la sociedad no puede haber incurrido en una pérdida fiscal, por lo cual debe revisar y corregir las cifras de ingresos, costos y deducciones declaradas, porque no se ajustan a la realidad económica de la empresa en la medida que no refleja los indicadores económicos del país.

Añade la Dian, a manera de conclusión, que la economía del país creció 10,6% en 2021 con relación a 2020 y 2,8% respecto del año 2019, de manera que la sociedad no puede haber sufrido una pérdida fiscal en 2021.

Sugiere entonces, a manera de conclusión: “corregir voluntariamente dentro de los diez (10) días calendarios siguientes contados a partir de la fecha de recibo del presente comunicado la declaración de renta y complementarios del año gravable 2021”.
Llama la atención que en la era de la electrónica, cuando las herramientas informáticas están supliendo la mayor parte de las necesidades de las entidades públicas y privadas en materia de información, la administración tributaria de nuestro país esté utilizando mecanismos totalmente anticuados y antitécnicos para intimidar a los contribuyentes.

No se necesita ser expertos en economía para saber que existen multiplicidad de razones para que el comportamiento de todos y cada uno de los negocios no responda a un patrón único, como las cifras macroeconómicas del país. Las empresas en nuestro país invierten ingentes cantidades de dinero en personal y en equipos especializados, solamente para cumplir las obligaciones de información con el fisco nacional, lo cual constituye una sobre carga a los tributos que pagan en forma directa; por ejemplo, las interminables y voluminosas relaciones de pagos a terceros, que facilitan la tarea de la administración tributaria.

La Administración Tributaria, igual que muchas entidades del Estado, ha venido siendo dotada, desde hace muchos años, de personal y equipos suficientes para cumplir las tareas que le han sido encomendadas, utilizando las técnicas más modernas, hasta el punto que ya está en condiciones de preparar y sugerir las declaraciones de renta de muchas personas naturales.

En materia tributaria no debe haber presunciones; la obligación de la administración es buscar y encontrar la verdad, la justicia y la ecuanimidad. Circulares como la comentada no cumplen ese cometido, pero si generan alarma innecesaria en el mundo de los negocios. Y son totalmente inútiles, por ejemplo cuando, como ocurre, se envían a entidades exentas de impuestos o no contribuyentes. No es sabio tratar de cazar evasores con escopeta de perdigones.

Horacio Ayala Vela
Consultor privado.

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes