Germán Eduardo Vargas
Columnista

Golpe de Estado

Debemos reivindicar la socialdemocracia, y la autoridad del Banco de la República.

Germán Eduardo Vargas
POR:
Germán Eduardo Vargas
agosto 27 de 2019
2019-08-27 09:59 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c6299823137.png

Puerta giratoria, el capitalismo traicionó a quienes “debe” su salvación; “tumbó” al Estado, y el Súper-Financiero dijo que es “bueno” eliminar la rentabilidad mínima. Lorena Gutiérrez, ¿debemos convocar una Constituyente?

No “cesó la horrible noche” en la Ruta del Sol; financieros e ingenieros siguen inflando sus ganancias y el costo país. Triángulo de culpabilidad, apelan al libre mercado para actuar como victimarios; se convierten en persecutores, demandando paternalismo para subsanar sus “fallas”; y, terceros de buena fe, reclaman “Justicia Especial”.

Pontifican sobre “valores”, y ruegan choques de trenes. El excontralor demandó la Ley de Infraestructura, que gracias a los parlamentarios retribuye la corrupción; la Corte “falló”, y el Tribunal concluyó: “no es la mejor expresión de la sabiduría del legislador y la sentencia no es la mejor expresión del constitucional” (El Espectador, 18/8/2019).

En el ámbito global, la banca privada, escondida en caballos de Troya electrónicos, sustituyó a los bancos centrales. Realidad aumentada, esa intermediaria se “independizó” y emite dinero de manera indeterminada, en la neoliberal Inglaterra (Money creation in modern economy. Bank of England, 2014), socialdemócrata Noruega (What should future form of our money be? Norges Bank, 2017) y ambivalente Europa (What is money? ECB, 2017).

Disfuncionales, los Mercados de Capitales salieron empoderados de la Gran Recesión. La cura defraudó, pues les “facilitó” tasas negativas (quantitative easing) que “estresaron” a los ciudadanos; la deuda triplica el PIB, la inequidad no es negociable, y el ilegítimo Gobierno Financiero socializa los riesgos morales, mientras privatiza las garantías.

Valor Hipotético a Futuro o Vigencia Futura, imprimen dinero (electrónico) financiado con deuda (tóxica), y la ficción supera a la realidad: con 1 ganan y con 0 perdemos. No incentivan el ahorro y, salivando (Pavlov), propician gastos innecesarios con dinero que no hay (ni habrá, pues el poder adquisitivo se devalúa); también pagamos “x” veces los “activos”, sin obtener propiedad, porque los intereses son insostenibles o las construcciones se derrumban.

Volviendo a la tierrita, el Gobernador de Casanare allanó la deuda pública, aunque el Nobel Krugman lo criticaría, porque el “mercado suplica que se endeuden” (The World Has a Germany Problem. 19/8/2019); Campeón de Coleo, no se dejó “tumbar”; siguiendo su ejemplo, el sector público tampoco debería recaudar, ni pagar nóminas, en Bancos Privados. Difícil amansarlos: voraces, demandaron la Ley de Financiamiento y amenazan a la ética, porque "extiende un manto de incertidumbre que afectará su apetito futuro”.

Debemos reivindicar la socialdemocracia, y la autoridad del Banco de la República; modernizar su misión, la economía real, ampliar el alcance y alinear sus medios, ofreciendo créditos sin tasa a ciudadanos sin propiedad o con ingresos menores a cierto nivel, a través de las Cajas de Compensación y el Banco Agrario. Recuerden que la traducción germana de Deuda, “schuld”, también significa “culpa”: qué importante actuar con integridad, en la gestión privada y pública.


Germán Eduardo Vargas
Catedrático/Analista
german.vargas@uniandes.edu.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado