close
close
Francisco Montes

Historia tributaria

Ante las circunstancias y por las necesidades sociales, el sector público es el llamado a realizar las inversiones requeridas.

Francisco Montes
POR:
Francisco Montes
junio 28 de 2021
2021-06-28 08:50 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4aa125444d.png

En Colombia las reformas tributarias se intensificaron desde inicios del siglo pasado. El impuesto a la renta siempre ha sido uno de los más polémicos. Se consolidó después de la reforma de 1935 y se fragmentó en tres: impuesto a la renta, al patrimonio y lo que se llamó en esa época el exceso de utilidades. A raíz de esto el recaudo dejó de tener como principal fuente de ingresos las aduanas. No obstante los buenos resultados arrojados por estos impuestos, hacia la década de los 70, fue cuando se empezó a afectar el propósito de la progresividad a raíz de deducciones que comenzaron a realizarse sobre actividades industriales porque se quiso canalizar inversión a sectores que pudieran sustituir algunas importaciones.

Siempre el propósito en materia tributaria es el fortalecimiento del recaudo. Es por ello que todas las administraciones tanto en el ámbito nacional como en el regional, siempre están buscando fórmulas para incrementar los ingresos.

Hacia el año 1974, bajo la idea del fortalecimiento del recaudo y buscando una equidad tributaria, se eliminaron exenciones y deducciones. A partir de aquí se estableció una tarifa marginal del impuesto para las personas de mayores ingresos. A pesar de las intenciones para mejorar el recaudo, a raíz de los ajustes que se fueron realizando, asimismo el sistema tributario se volvió más complejo y con ello se fue generando la evasión.

Otro impuesto tradicional, pero polémico y de moda, es el impuesto a las ventas. Este tributo se ha mantenido en constante crecimiento desde 1963. El gravamen es de los más elásticos. Esto quiere decir que la población termina adaptándose al cobro. En el año 1983 se extendió el cobro de este fisco al comercio al detal y se le dio el nombre que hoy conocemos: Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Adicionalmente, se creó el impuesto al comercio exterior. El tributo empezó a regir en la década de los 70. Hacia el año 1984 se decretó una tasa a las importaciones. Adicionalmente, se estableció el impuesto a las exportaciones el cual empezó en 1967 sobre las ventas de café por el Decreto Ley 444 de 1967. Finalmente desapareció en el año 1992.

Es preciso decir que la década de los ochenta estuvo marcada por un deterioro en los ingresos del fisco. Es aquí cuando se empieza a echar mano del impuesto del IVA y para ello se fortaleció este tributo.

Esta historia nos ayuda a conocer la evolución del impuesto que tanto inconveniente ha generado últimamente. Lo cierto es que ante las circunstancias y por las necesidades sociales, el sector público es el llamado a realizar las inversiones requeridas toda vez que por parte del privado muy posiblemente no se lograría el alcance social que se requiere.

FRANCISCO MONTES VERGARA
Magister en Economía e Ingeniería
Secretario de Hacienda gobernación de Sucre

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes