close
close
Otros Columnistas

Infraestructura y competitividad

Para ser competitivos necesitamos modernizar la estructura productiva aprovechando el avance significativo de la tecnología en distintos campos.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
octubre 07 de 2021
2021-10-07 11:49 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Un indicar clave del desarrollo de los países es la calidad de la infraestructura vial que tiene para facilitar la movilidad oportuna, de calidad, segura y de costos relativos bajos tanto de las personas como de los bienes y servicios. Es indudablemente que es una tarea pendiente del país, a pesar de algunos esfuerzos en las llamadas vías de 4 y 5 generación, muchas de ellas con más bombos que efectividad.

Mientras el país mantenga una visión de subdesarrollo, con una alarmante ineficiencia y corrupción en las distintas esferas del Gobierno, con una concepción marcada de tropicalismo para hacer lo que se quiere y no los grandes proyectos que requiere el país; vamos a seguir estancados y escuchando discursos prometedores. Actualmente, somos los más competitivos en los altos niveles de corrupción y en el grado de desigualdad económica y social. Existen dos naciones distintas, la que dice el gobernante de turno y otra diametralmente opuesta, la que sufre de sus actuaciones, pero infortunadamente la prensa solo hace eco a la primera, somos el país del cielo.

Desde el inició de la apertura económica en el país en 1990, se viene hablando de la necesidad urgente del mejoramiento de la infraestructura para conectar de manera eficiente y a menores costos las zonas de producción con los centros de consumo nacional e internacional. Si bien, se avanza en algunas troncales esto es completamente insuficiente. La apertura de los mercados ha ido en supersónicos y el desarrollo de la infraestructura viaja en burro. Y para completar tenemos un lunar en el túnel en la Línea, construido casi en el pico de la montaña, y que una vez se puso a funcionar la vía ha tenido más cierres que antes de entrar en operación, tal vez por el tamaño de la placa instalada se está derrumbando continuamente.

Es inconcebible que el país haya dejado abandonada la extensa red de ferrocarriles con que contaba en lugar de modernizarla, primaron los intereses de los transportadores por carretera que hacen más costosa y demorada la movilización de mercancías, generando contaminación ambiental e ineficiencia productiva. Igual sucedió en Bogotá con su sistema masivo de transporte, privilegiaron los buses y estaciones inhumanas y de un mayor costo social que el metro. ¿Cuándo vamos a dar el salto a un país moderno, competitivo, desligado de la ineficiencia y de la corrupción? ¿Fue esta generación incapaz de realizar las grandes transformaciones?

Para ser competitivos necesitamos modernizar la estructura productiva aprovechando el avance significativo de la tecnología en distintos campos, construir redes modernas de ferrocarriles para la movilización de bienes y servicios desde el centro-sur y oriente del país hasta los puertos en ambas costas, recuperar la navegabilidad por el río magdalena y avanzar sin corrupción en el desarrollo de la infraestructura vial no solo de las troncales sino de la vías secundarias y terciarias donde está el potencial productivo y de turismo de Colombia. Todavía es posible hacerlo.

JESÚS ANTONIO VARGAS OROZCO
Consultor empresarial
Jesusvargas.orozco@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes