VIERNES, 23 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Innovación

26 oct 2023 - 10:42 p. m.

‘Hoy en la educación debe hablarse de multiversidad’

El fundador de Edlatam explicó las formas en las que la educación y la tecnología pueden extender el alcance en la actual era digital.

Educación

Educación

iStock

POR:
Diana K. Rodríguez T.

Aunque pensar en tecnología y educación parecería un condicionante necesario, lo cierto es que desde las universidades aún hay tareas pendientes para sacarle provecho a ese universo de herramientas.

Fernando Valenzuela Migoya, fundador de Edlatam, explica las estrategias que puede abordar el sector para fluir con los avances.

(Únase aquí a nuestro canal de WhatsApp y reciba toda la información económica de Colombia y el mundo).

¿Por qué juntar la educación y tecnología?

Hay dos visiones. Una es utilizar tecnología para los métodos educativos y la otra es educar para una era tecnológica. La tecnología en la educación ha existido en diferentes formas desde hace mucho tiempo, pero nunca había existido la necesidad de educar para la era digital. Eso trae una dimensión mucho mayor que obliga a repensar conceptos como la modalidad online, la presencia de tecnología en todo lo que hacemos, el complemento entre lo digital y lo humano. No es reemplazar la educación con tecnología, es aumentar la experiencia de aprender y extender el alcance de la educación para la era digital. 

Usted habla de cuatro aspectos y uno de ellos es la universidad con capas. ¿A qué se refiere?

Este concepto lo aprendimos trabajando con la Universidad de Arizona, en Estados Unidos. Básicamente lo que se empezó a hacer fueron diferentes experiencias, con diversas rutas para diferentes públicos.

Habría que cambiar el concepto de ser una universidad y transformarse en una multiversidad. Ahí es donde empiezan a verse las diferentes capas. Una multiversidad tiene múltiples experiencias, certificados para múltiples públicos de generaciones a lo largo de etapas de la vida y en diferentes formatos. Cada uno de estos es una capa. Se tiene la capa donde la experiencia para un tipo de estudiantes es exclusivamente en el campus presencial. Luego otra donde el campus se aumenta, se extiende con tecnología y una puramente tecnológica. 

(Les más: ¿Busca empleo? El Sena ofrece vacantes con sueldo de hasta $8 millones)

¿Y por qué repensar el espacio físico?

Eso es fundamental. Hicimos un trabajo fascinante que fue evaluar los planos de cárceles en el mundo y compararlos con universidades. Nos encontramos que había mucho parecido entre la arquitectura de una cárcel y la de una universidad. Y entonces surgió este concepto de que el espacio físico tendría que estar diseñado para ayudarnos a descubrir, a conectar, a colaborar, a explorar, a reflexionar. Todo eso obliga a pensar que el aula no es la única forma de aprender.

¿Cuáles son los retos con el acceso a conectividad?

La conectividad en América Latina fue uno de los grandísimos desafíos, no solo en Colombia, en todos los países. Primero, estamos pensando que la gente que tiene conectividad aprende más y no necesariamente. La conectividad es una capa.

Por otro lado, también pensamos que hay una sola solución para todos los estudiantes en todos los contextos y eso también es un error porque ninguna tecnología logra resolver y mejorar el aprendizaje de todos los estudiantes en todos los contextos.

Evidentemente, hay gente que está fuera de la conectividad y se está generando una brecha que va a ser mucho mayor con la llegada de la inteligencia artificial. Tenemos que acelerar la conectividad y tecnológicamente hoy es posible, es más una voluntad económica y política la que genera las condiciones para acceder a la conectividad. 

(Vea: Así puede aplicar a las becas para pregrados de la U. Javeriana)

¿Cómo trabajar para que la inteligencia artificial no se vuelva una amenaza?

Hay dos miradas de la inteligencia artificial, una optimista y una pesimista. Hay una mirada que dice: los estudiantes están haciendo trampa y pueden escribir mejores ensayos y conocer las respuestas. Mientras que la mirada optimista es a donde hay que llevar la educación, a diseñar una inteligencia acompañada de tecnología. Creo que la discusión ética sobre la tecnología es muy válida. Merece la pena repensar esta mirada optimista, pesimista, pensar dónde la tecnología es mejor que nosotros, dónde tendríamos que ser más humanos y crear este futuro que es la inteligencia híbrida, siempre acompañada de tecnología, con una especie de regulador que minimice el impacto negativo de la inteligencia artificial.

Fernando Valenzuela Migoya, fundador de Edlatam.

Fernando Valenzuela Migoya, fundador de Edlatam.

Cortesía

¿Se puede transitar en la educación básica?

Sin duda. Desde las edades más tempranas debemos fortalecer esta mirada de lo humano. Tenemos que crear condiciones de aprendizaje que son menos basadas en materias y en contenido y más en habilidades humanas, sensibilidad, empatía, pasión por aprender, por conocer a otras personas. Hay toda una agenda de contenidos y seguimos pensando que lo que tenemos que hacer es un contenido académico de materias y lo que tenemos que desarrollar son actitudes, mentalidades, habilidades y capacidades humanas.

¿Se deben hacer grandes inversiones?

La ecuación del capital y los recursos son parte fundamental de esta transformación. El problema es que queremos integrar estos presupuestos e inversiones por encima, como una añadidura, como un tema adicional. Hay muchas consideraciones para que la tecnología nos ayude no solo a liberar recursos, sino a ser mucho más eficientes.

(Más noticias: ¡Aproveche!: cursos y certificaciones gratuitos que ofrece Google)

¿Qué objetivos hubo con el CESA?

Lo que me trajo a Colombia fue reflexionar sobre este concepto del aprendizaje para toda la vida, que creo que se ha desvirtuado en muchas organizaciones, se ha hecho un término muy común y pensamos que eso es dar cursos a personas que no están matriculadas en una escuela, en una universidad y que esa es la estrategia de aprendizaje para toda la vida. Y lo que estamos desarrollando aquí es muy distinto, es cómo diseñar para generar la curiosidad y la pasión, por aprender siempre, por aprender de otros, por diseñar con otros. Creo que ese concepto de aprendizaje para toda la vida merece la pena discutirse a fondo.

DIANA K. RODRÍGUEZ T.
Periodista Portafolio 

Destacados

Más Portales

cerrar pauta