¿Le gustaría tomar un vino de banano?

Una joven de San José del Guaviare creó esta bebida que será presentada en la feria agroindustrial de la Universidad de La Salle.

Copa de vino

Esta bebida hace parte de las diez innovaciones que se presentarán en el Día de La Cosecha, una feria agroindustrial representativa del programa de Ingeniería Agronómica de la Universidad.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
octubre 08 de 2018 - 11:21 a.m.
2018-10-08

Si usted es amante de los vinos, y además, le gusta probar cosas nuevas e innovadoras en materia de licores, prepárese porque en Colombia crearon uno con un sabor bastante exótico. Una estudiante del Campus Rural Unversitario Utopía de la Universidad de La Salle con sede en Yopal, creó un vino de banano el cual será presentado en la feria agroindustrial de la institución.

“Para la elaboración del vino es vital cuidar de varios factores, entre ellos la calidad de la materia prima, así como del proceso de fermentación, el cual dura en promedio diez días y vigilar, frecuentemente, las variables que permiten que la bebida adquiera un abanico de sabores incomparable”, explicó Nelby Urrego, estudiante de Utopía y creadora de la bebida.

(Lea: En alza, las ventas de vinos de bajo precio en el Grupo Éxito)

Esta bebida hace parte de las diez innovaciones que se presentarán en el Día de La Cosecha, una feria agroindustrial representativa del programa de Ingeniería Agronómica, donde los estudiantes de ocho líneas de producción dan a conocer las materias primas que ellos mismos cosecharon y que transformaron.

De acuerdo con el director general del campus, Pedro Galvis, este evento cuenta con una tradición de seis años y con la asistencia de representantes del sector agrícola y habitantes de la región, “a quienes los estudiantes les comparten de primera mano los métodos utilizados para la elaboración de los productos como una forma de promover la empresarización del campo”, explicó.

(Lea: Pedro Domecq amplía oferta de vinos ‘premium’

“Se trata del resultado de un año de trabajo, en el cual profesores y estudiantes recogemos los frutos de una siembra inspirada en la gratitud y el amor por el campo colombiano, y a partir de lo cosechado fabricamos productos con técnicas industriales e innovación convirtiendo alimentos tradicionales en productos novedosos que demuestren que la agroindustria es la puerta de entrada al desarrollo económico de Colombia”, aseguró el ingeniero de alimentos, Cristian Castro.

Otros de los productos innovadores que podrán encontrar los visitantes de esta feria son los nachos de fríjol, los cuales fueron elaborados con fríjol caupi, pimienta, sal y harina de trigo. “Este es un producto innovador porque en el país tenemos poca variedad de alimentos a base de este tipo de fríjol, permitiendo darle un valor agregado al producto para no verlo siempre en forma de grano”, afirmó el estudiante Cristian Carbal.

También encontrarán un Antipasto de bajo costo a base de tomate, maíz, atún, cebolla y champiñones. “Este es un producto que los colombianos conocen a precios muy altos. Nosotros queremos demostrar que con estos productos es posible reducir los costos y vender a $8.000 cada 175 gramos”, explicó el estudiante Juan Diego García.

“A nivel nacional alrededor del 60% de los productos agrícolas en fresco se pierden por el transporte, almacenamiento o contaminaciones, por lo cual, es urgente trabajar en la valorización y transformación agrícola. En eso están enfocados los estudiantes, quienes al desarrollar un producto están apostando por impactar positivamente en sus zonas de origen a las que regresan con un proyecto productivo al terminar su proceso de formación”, afirmó Gustavo Castro, docente del campus Utopía.

Este campus de la Universidad de La Salle cuenta con 208 egresados y 197 estudiantes activos, los cuales proceden de 22 departamentos y 135 municipios donde el conflicto ha sido particularmente difícil como Caquetá, Casanare, Cauca, Chocó, Córdoba, Guaviare, entre otros.

De igual manera, la universidad asume con la ayuda de un grupo de donantes el 98% de los costos educativos, de manutención y hospedaje de jóvenes campesinos. “Aquí creemos que es muy importante que los estudiantes se relacionen con el mundo real, con el mercado al que van a llegar de manera que puedan conocer las preferencias de los consumidores, crear nuevas ideas y dar rienda suelta a su creatividad”, explica Miguel Sosa, docente del Campus Rural Universitario Utopía.

Siga bajando para encontrar más contenido