close
close

Innovación

El liderazgo de hoy: un compromiso con la empatía a todo nivel

Un líder está invitado a ser gestor de cambio dentro y fuera de la organización, a inspirar a las personas de sus entornos.

Lider

El liderazgo nos compromete con las personas que engloban cada área del negocio, y nos vincula de manera personal con los intereses de la sociedad. 

123rf

POR:
DANIEL QUIRÓS
junio 25 de 2021 - 02:58 a. m.
2021-06-25

El mundo se ha transformado aceleradamente en la última década trayendo consigo cambios inminentes en la forma como vivimos, nos conectamos, hacemos negocios, interactuamos y lideramos. Si bien el 2020 y el 2021 han sido años atípicos en todos los sentidos, los desafíos que enfrentan hoy los CEO, los gerentes y grandes directores de compañías son un reflejo de aquello que viene ocurriendo desde hace algún tiempo; ser sostenibles, innovar a cada paso, aplicar nuevas tecnologías digitales y comprender al talento humano, al consumidor o cliente desde nuevos formatos, son muchos de los retos que se suman a lo que hoy nos exige una sociedad en plena metamorfosis.

Brent Gleeson en su libro TakingPoint, expone los diez principios para tomar las riendas del liderazgo empresarial en tiempos de cambio.

De acuerdo con Gleeson los directivos de todos los niveles no pueden limitarse a reaccionar ante la transformación, tienen que liderar el cambio y ser agentes directos en el proceso de reinvención, pero ¿cómo serlo sin olvidar que debemos inspirar, mantener nuestra marca personal de liderazgo y cumplir los objetivos corporativos a corto y largo plazo?

COMUNICACIÓN

Según el Informe Liderazgo 360 del Cesa, el 55% de los gerentes encuestados afirmó que la comunicación de manera efectiva, coherente y transparente es la primera estrategia para enfrentar los retos actuales en materia de liderazgo.

Hoy en día ya no se trata de tener una cultura organizacional que permee los altos cargos, se trata de tener una cultura real, que sea transmitida de manera horizontal a todos los colaboradores, incluso con nuestros públicos externos; es de esta forma como aseguramos un ambiente dentro y fuera de la organización que promueva la confianza, el sentido de pertenencia, la fidelidad y sobre todo la claridad -hacia dónde vamos, cuál es nuestra misión, qué esperamos de nuestros equipos, qué nos preocupa, qué nos motiva-, en definitiva, ser el timón del barco de un equipo de seres humanos al que debemos inspirar con transparencia, conocimiento y empatía, sin olvidar la brújula que lo dirige a ese propósito mayor.

FORMAS DE CONECTAR

Retomando a Gleeson, los líderes que logran conectar a sus colaboradores emocionalmente con su trabajo, suelen tener equipos que responden de una manera más positiva a los retos y éxito del negocio.

Si bien la situación actual nos ha dejado como enseñanza atender siempre desde el liderazgo este pilar, la realidad debe ir más allá de lo que nos impone un contexto particular. Actualmente los directores, gerentes o cabezas de equipos debemos considerar tres estrategias claves para conectar efectivamente con nuestros colaboradores:

1. Ser guía y orientador; no se trata de ser un líder que informa las decisiones, sino que despierta habilidades nuevas en su equipo para aportar a los objetivos de negocio y el crecimiento de la organización desde un trabajo integral; la clave está en empoderar.

2. Escuchar y valorar; comprender dónde está el equipo, cuáles son sus fortalezas, sus oportunidades de mejora, en qué momento laboral, personal y emocional se encuentran; nos ayuda, como líderes, a entender y atender las necesidades de todos, construyendo un plan de desarrollo organizacional mucho más robusto y sin fisuras. Escuchar siempre será el activo de comunicación más sólido para generar confianza, participación e inclusión.

3. Generar autoconfianza e inspirar; cuando atravesamos situaciones a las que no estamos preparados, es donde ponemos a prueba el poder de resiliencia y seguridad de nuestros equipos y de nosotros mismos: los líderes. Sin embargo, no debemos esperar a que llegue el momento del ‘combate’, como indica Gleeson, para incentivar y entregar confianza en medio del caos; el papel de un líder es inspirar e imprimir día a día, en cada una de las personas de su equipo, la convicción, la firmeza y la autoconfianza para actuar como unidad y no perder el norte la misión que nos identifica como compañía, así estemos o no en momentos de crisis.

Como líderes afrontamos día a día grandes retos que nos invitan a reinventarnos, y aunque no existe un estilo único para hacerlo, la comunicación, la transparencia y la empatía, siempre serán recursos valiosos para ir un paso adelante del cambio y ser la brújula que dirige el timón del barco: el equipo.

En resumen, el liderazgo nos compromete no sólo con las personas que engloban cada área del negocio, también nos vincula de manera profunda y personal con los intereses de la sociedad. Actualmente, un líder está invitado a ser gestor de cambio dentro y fuera de la organización, a inspirar a todas las personas de sus entornos y a ser un comunicador transparente y referente de confianza y empatía; dos atributos transversales que deben acompañar y definir al líder en cada paso.

DANIEL QUIRÓS
​Gerente General de GSK Consumer Healthcare Colombia

Destacados

  • INNOVACION
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido