La tecnología, una autopista para cerrar la brecha social

En el caso colombiano es la forma de llevar salud, educación y justicia a todo el territorio.

Tecnología

Las nuevas fábricas ya no tendrán complejas máquinas, sino impresoras 3D en parte de su producción.

Archivo

POR:
Portafolio
octubre 01 de 2018 - 10:55 p.m.
2018-10-01

La tecnología al final tiene un impacto social, en la medida en que usted conecta a las comunidades comienza a cerrar brechas. Ya que la población tiene más acceso a la información y por ende se puede educar más rápido y mejor y accede a más y mejores oportunidades.

Así lo explica Mateo Figueroa, director General de HP en Colombia.

Además, la tecnología se convierte en un gran habilitador del Estado en su máxima expresión: la posibilidad de que llegue la educación, la salud, la justicia, es a través de la tecnología. Pero si el país sigue por la senda de manejar todo en el papel, la posibilidad de competir de Colombia es baja. Y la tecnología le puede ofrecer a las empresas y a la gente una posibilidad de elevar su competitividad. “Al final la economía digital, es la posibilidad de que la tecnología mejore la calidad de vida de las personas”, sostiene Figueroa.

(Lea: Del 2G al 5G: aprender a caminar antes de correr

“¿Qué rol tenemos? Lo primero que va pasar es que los procesos de transformación digital se deben adoptar y si uno habla con la banca ve que en efecto lo están haciendo y bien. Hoy en día, la cuenta bancaria se puede manejar desde el celular, y eso es cierto, la seguridad es óptima y hay que ir menos al banco, eso lo vuelve a uno más productivo y a los bancos también”, sostiene el experto.

Ahora bien, la transformación digital del país se va a acelerar, por una razón, tiene que competir, tenemos que competir. Entre nosotros y hacia afuera, el país tiene un gran potencial exportador, pero si no está desarrollado tecnológicamente, le va a costar mucho trabajo.

(Lea: La tecnología exige nuevos perfiles laborales

Para el máximo responsable de HP en el país, el proceso de transformación digital, se va a acelerar; la banca y el sector comercial van muy rápido, ellos incluso tienen Shif Transformation Officer, y tienen una visión muy clara.

Lo que se debe hacer es optimización de procesos. Los procesos de crédito que tomaban tres días, se hacen en seis horas, solo por optimización de procesos. En el caso de la salud hay temas como los recobros en los que solo llenar los formularios y organizar la documentación para iniciar el recobro tomaban 15 días, y en el momento en que lo digitalizan, es un trabajo de horas, es simplemente digitalizar los documentos, se optimiza el proceso y es simplemente cruzar bases de datos para hacer la compañía, en esencia, más inteligente y más ágil.

(Lea: ¿Incrementar la economía nacional con inteligencia artificial?

Y es que para este directivo, las tareas ya las tenemos: “Puntas de lanzas de la transformación digital, procesos que hoy están en papel y los podemos llevar a digital simplemente escaneándolos; hay otros temas ligados, como el trabajo virtual, que no es lo mismo que el teletrabajo. Y ¿qué es? Que yo tengo un contact center acá y no tengo ningún problema de que los colaboradores lo hagan desde sus casas, como sucede por ejemplo, en Leticia, porque hablan perfecto portugués”.

Eso implica modernización del tema administrativo, del tema de equipos, pero también la transformación cultural de las personas.

IMPRIMIENDO EL FUTURO

¿A dónde va en esta materia el país? A la aceleración de la transformación digital.
Ahora nos enfrentamos a una gran revolución industrial; hubo la del vapor, la de los computadores, la eléctrica, ¿qué viene? Que las empresas manufactureras tienen que competir digitalmente, y eso es que tienen que concursar con procesos basados en robótica, en inteligencia artificial y mucho más dinámicos, más rápidos, en donde la tecnología 3D se vuelve fundamental, subraya Meto Figueroa.

Un ejemplo de ellos son los empresarios de transporte, los grandes, y cuando se les revisa su presupuesto e inventario de repuestos es muy alto y grande y muchos de esos repuestos no se usan. Y esos inventarios están entre el 20% y el 30% del capital de trabajo. ¿Y qué pasa, si no hay que comprar repuestos, sino que los imprimen? Imagínese la liberación de capital a la que acceden los camineros. Y si el proveedor de los repuestos le dice que más bien no le vende repuestos, sino que se los imprime cuando los necesite.

Así es la manufactura digital. Vamos a pasar de una línea de manufactura que es fija y que produce un bien de una manera masiva y muy rápida, a una que es ligera y muy flexible, que es impresión 3D, que trabaja en impresión multimetales y donde no hay inventario. El impacto es gigantesco y muy competitivo. La impresión es aditiva, es imprimir piezas modulares para ensamblar.

Este año anunciamos impresión de metales. No todo se imprime, pero dentro de lo que se puede imprimir hay muchas cosas de ahorros gigantescos.

“Piénselo desde los juguetes, cambió la demanda, con esto no hay problema. En los zapatos es un proceso que viene, y lo que hay detrás es un proceso de manufactura mucho más inteligente y es a lo que Colombia tiene que entrar”, prevé.

Allí hay una oportunidad como país de invertir bien y ser competitivos. El Big Data le dice a uno qué viene y sugiere qué hacer y cómo.

La conversación en las corporaciones colombianas ya empezó, hay firmas que están trabajando en ello y están trayendo tecnología muy sofisticada y especializada. Y los que están manufacturando lo están haciendo en manufactura digital, no necesariamente impresión.

Hay una necesidad clarísima del común de las organizaciones de reinventarse. Pero todo esto no es posible sin un cambio cultural de adentro, desde el interior de las compañías. Y es de todos.

“La tecnología acompaña, pero la esencia completa son las personas y creo que hay un buen ambiente. Lo que vemos hoy es unas empresas que trabajan en competitividad y en abrir mercado y hay la voluntad”, sostiene el alto ejecutivo.

Colombia está obligada a tener la mejor tecnología, cualquier país que quiera competir está en la necesidad de tener la mejor tecnología. El fenómeno no es solo para manufacturas, es para las empresas de servicios, es para todos.

Hoy la premisa es modernicemos para ganar y seamos consientes de que la forma de ganar es con tecnología, si no nos modernizamos el reto es grande, porque los competidores lo van a hacer.

Siempre hay sectores vulnerables, pero eso implica que hay sectores que no existen y se pueden desarrollar, concluye Mateo Figueroa.

Siga bajando para encontrar más contenido