América Latina, la región más débil ante la pandemia, según la Cepal

El organismo rebajó fuertemente su previsión de crecimiento y señaló que es la más vulnerables frente a otros continentes.

Alicia Bárcena

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal. 

Archivo particular

POR:
Portafolio
abril 07 de 2020 - 02:05 p.m.
2020-04-07

América Latina y el Caribe enfrentan la pandemia desde una posición más débil que la del resto del mundo. Así lo señala la Cepal en su más reciente informe, revelado este martes.

(América Latina, con el peor crecimiento económico en 7 décadas). 

Antes de la pandemia, el organismo preveía que la región crecería un máximo del 1,3% en 2020.

Sin embargo, los efectos de la crisis han llevado a cambiar esa previsión y pronosticar una caída del PIB de al menos un 1,8%.

(En el 2050, la población del país empezaría a reducirse). 


No obstante, el panorama puede ser aún peor, pues no se descarta que el desarrollo de la pandemia lleve a previsiones de contracciones de entre un 3% y un 4%, o incluso más.

El impacto económico final dependerá de las medidas que se tomen a nivel nacional, regional y mundial.

El informe también señala que el coronavirus afectará el número de empleos (aumento del desempleo y el subempleo), la calidad del trabajo (reducción de salarios y menor acceso a la protección social) y a los grupos más vulnerables, como los trabajadores en el sector informal.

La Cepal cita algunas estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT, 2020) según las cuales habrá un aumento del desempleo mundial de entre 5,3 millones de personas y 24,7 millones de personas, con una base de 188 millones de personas desocupadas en 2019.

En un escenario “medio” el aumento del desempleo sería de 13 millones de personas.

La pérdida de ingresos laborales se traducirá en un menor consumo de bienes y servicios, y puede llevar a muchos trabajadores a situaciones de pobreza.

Para la Cepal, uno de los más grandes problemas que enfrentará América Latina y el Caribe será por la disminución de la actividad económica de sus principales socios comerciales, ya que la región depende marcadamente de sus exportaciones, cuyo volumen y valor se reducirán por la recesión mundial. 

De acuerdo con el organismo internacional, la acción de los gobiernos para enfrentar la pandemia se está llevando a cabo sobre la base de procesos de prueba y error.

En algunos casos la crisis sanitaria está adquiriendo elementos de crisis política, como se ve en la contradicción frecuente entre autoridades locales y gobiernos centrales o entre países en el seno de bloques de integración regional.
Más aun, la desprotección de los sectores más pobres y las dificultades que enfrentan para obtener bienes básicos imprescindibles ya ha llevado a estallidos sociales.

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido