'Va a ser muy difícil sacar a Maduro del poder'

La oposición local e internacional no tiene todavía las herramientas para llevar a cabo su cometido, dice el analista Raúl Gallegos.

Nicolás Maduro

Nicolás Maduro en la llamada 'Marcha de la lealtad' con las Fuerzas Armadas venezolanas.

EFE

POR:
Portafolio
mayo 08 de 2019 - 12:19 p.m.
2019-05-08

A pesar de todos los esfuerzos de gran parte de la comunidad internacional para que Nicolás Maduro deje el poder en Venezuela que lleve a un gobierno de transición, a la democratización y a atacar de manera agresiva la profunda crisis económica, parece que el régimen chavista no da las muestras de debilidad necesarias que permitan un cambio.

En medio de la confusión y lo que parece una sinsalida, Portafolio.co habló con Raúl Gallegos, analista de Control Risk para esa nación y una de las personas que más conoce la situación del vecino país.

Gallegos es autor del libro  ‘¿En qué momento se jodió Venezuela?’, texto que narra las razones históricas, sociales y económicas que llevaron al país a una profunda crisis en todos los sentidos.

Lea: (¿Cuán probable es una intervención militar de EE. UU. en Venezuela?)

¿Cómo analiza lo último qué pasó en Venezuela, en especial el fracaso al levantamiento militar contra Maduro convocado por la oposición?

La oposición y Estados Unidos todavía no se han coordinado lo suficientemente bien y no parecen tener todavía la capacidad de lograr que las Fuerzas Armadas venezolanas se le volteen al régimen. Es una oposición local e internacional que no tiene todavía las herramientas para llevar a cabo su cometido.

Por el lado del chavismo, se demuestra que no tiene absoluto control sobre todos, que hay gente que puede traicionarlos como se dio el caso del jefe de inteligencia. Este es un gobierno que sigue amarrado a la silla del poder y va a ser muy difícil sacarlo. A partir de lo último que ocurrió, convencer a más personas para voltearse para tratar de sacar forzosamente a Maduro va a ser más difícil.

Lea: (‘Calculamos mal el apoyo dentro del Ejército’: Juan Guaidó)

Hay un estancamiento: ni la oposición ni Maduro son lo suficientemente fuertes para derrotar al otro. ¿Se vienen negociaciones?

Ya estamos viendo intentos de negociaciones entre Estados Unidos y Rusia y yo creo que a esos niveles podría haber algún tipo de éxito de negociación. Si los poderes internacionales se ponen de acuerdo que debe haber un cambio de gobierno y hacen presión, hay puede llegarse a algo, particularmente porque Rusia es un gran aliado de Venezuela. La pregunta es qué le puede ofrecer Estados Unidos a Rusia para que ayude a llevar el cambio que está buscando.

Ahora, el hecho de que Rusia deje de apoyar a Venezuela tampoco implica un cambio, tendría que haber presión y por ese lado yo lo veo difícil, pero pueden haber negociaciones de ese tipo también.

Ahora si se llega a un acuerdo internacional por la vía de los grandes poderes globales, el tema es que eso no garantiza que el gobierno que resulte va a ser el gobierno que la oposición quiere. Ya hemos visto que la mayoría de actores con capacidad de mando y de poder dentro de Venezuela siguen siendo chavistas y esa gente no va a compartir poder a menos que se les ofrezca algo importante.

Eso quiere decir que en un gobierno de transición es muy improbable que sea la oposición la que mande o que sea la única que mande. Un gobierno de transición implicaría que Maduro se va pero el chavismo se mantiene, y el chavismo tendría mucha influencia y poder en un gobierno de transición. Lo que implica que la oposición tendría que tragarse muchos sapos.

Lo que sucedería es que ninguno de los dos lados estaría a gusto en un gobierno que es impuesto, o que resulta como una negociación entre Estados Unidos y otros poderes.

Lea: (Maduro llama a militares a “estar listos” para defender a Venezuela)

Si Rusia deja de apoyar al régimen de Maduro, ¿este se caería de inmediato?

No necesariamente y tampoco implicaría un cambio en Venezuela.

Cómo se mantendría Maduro sin el apoyo de Rusia porque es el que lo mantiene en el poder...

El apoyo de Cuba ha sido crucial, su asesoría es lo que le ha permitido que este gobierno se convierta en una dictadura.

Ha estado asesorando de manera importante a Maduro para que logre consolidarse en el poder, a montar la estructura de poder que tiene para que lograr poner en contradicción a los miembros de la oposición y debilitar a los enemigos, además de todo el componente de inteligencia y estrategia política.

Ahora los chinos tienen más intereses petroleros en Venezuela, han tenido flexibilidad financiera para con el régimen. Diría que por el lado financiero es más importante la relación con China que todavía compran el petróleo venezolano.

La relación de Venezuela con Rusia es importante pero no tanto como con China y principalmente con Cuba.

¿Entonces por qué habla Estados Unidos con Rusia y no con China?

Porque el gobierno de Trump tiene todo un conflicto comercial con China mientras que es muy amigo con Putin.

¿Qué lecciones deja toda esta crisis?

Que un eventual gobierno, mirando cómo están divididos los poderes en estos momentos, no necesariamente va a ser un gobierno de oposición, la oposición tendría que tragar sapos y aceptar que sería un gobierno en el que el chavismo va a seguir ejerciendo poder.

Un gobierno concertado sería un chavismo más ‘light’ que Maduro pero también con componentes de la oposición que le han hecho el juego al chavismo por mucho tiempo. Creo que no van a ser ni Leopoldo López, ni Corina Machado, ni Guaidó. 

Pienso que será con gente de la oposición que en muchos casos ha hecho lo conveniente para el chavismo, como participar en elecciones contra Nicolás Maduro cuando era claro que eran dudosas.

Hay que tener conciencia que a medida que pasa el tiempo y la oposición no logra sacar a Maduro del poder, esa oposición se hace cada vez más débil para una posible negociación de alto nivel.

Lo que hemos visto desde enero hasta el momento es una forma de negociación, con el posicionamiento que todo mundo está tratando de parecer más fuerte de lo que es.

En el momento veo una permanencia en el poder de parte de Maduro por más tiempo, no quiere decir indefinido. Si hay una solución de negociación de grandes poderes internacionales, lo que veo es un gobierno concertado que deja no muy a gusto a ninguno de los dos bandos, pero el chavismo seguirá ejerciendo una gran cantidad de poder.

¿Por cuánto más tiempo estará Maduro en el poder?

Es la gran pregunta, pero yo no veo que Maduro salga rápido. Sigo pensando que no sería nada raro que a finales de año todavía estuviera en el poder. Tomando en consideración que otro intento de tumbarlo como el que acabamos de ver va a ser muy difícil montarlo luego de que hemos visto que el madurismo es el que ejerce el poder sobre las Fuerzas Armadas y otra serie de actores.

Esta falta de éxito le da más capacidad a Maduro de seguir donde está.

¿Cuáles han sido los errores de la oposición en el paso de la ayuda humanitaria y el alzamiento militar, por ejemplo?

El problema es que la mayoría de los que observan a Venezuela desde dentro y la comunidad internacional no entienden que están tratando con un régimen de naturaleza casi criminal que abusa de los derechos humanos, promueve la corrupción dentro del mismo, amenaza y amedrenta a sus propios miembros para mantenerlos en línea, se beneficia del tráfico de drogas y de todo tipo de actividad ilegal.

Eso no es algo que muestra la debilidad del régimen, sino que muestra la capacidad de mantenerse en el tiempo.

Es un régimen que pareciera que no, pero tiene la capacidad de mantenerse en el poder porque ejerce un nivel muy fuerte de disciplina dentro de los grupos que le apoyan. El hecho de que tenga tanta gente que está comprometida con el régimen por violaciones de derechos humanos o por corrupción, eso los hace aún más leales de los que sería si fuese lealtad puramente ideológica. La criminalidad hace que esta gente no tenga más opciones que apoyar al régimen.

A un régimen criminal lo miras y dices que está por caer, eso es falso, lo que hace es que la gente que opera dentro del régimen tenga menos opciones y por ende no tenga más opción que seguir apoyando al régimen.

¿Pueden las condiciones de más hambre y escasez tumbar al régimen?

Más hambre, frustración y crisis económica no hace que la gente se enoje más y esté dispuesta a alzarse contra el régimen. Eso lo que hace es amedrentar a la gente, debilitarla y enfocarla en sobrevivir.

Esto va en contra de lo que la mayoría de la gente piensa, casi que contra la lógica, pero es así como funciona la sociedad venezolana en estos momentos. Es una sociedad amedrantada, atemorizada, enfocada en sobrevivir y eso hace más débiles a los venezolanos.

Mientras que el régimen es criminal en donde pesa más la lealtad que la eficiencia y hace que tenga mayor capacidad de mantenerse en el poder. No es imposible sacarlo del poder, pero es difícil.

¿Cuál es el punto clave para que los militares se le volteen a Maduro?

Es muy difícil de saber porque tienes una serie de actores que tienen intereses muy afincados con la sobrevivencia de Maduro. Mucha gente sabe que si pierde a Maduro, puede perder el poder y eso hace que puedan terminar presos o muertos. Esta es gente que está dispuesta a sacrificarlo todo por seguir apoyando a Maduro.

Esto es muy complejo y va a tomar mucho tiempo de parte de los que se oponen a Maduro de ir minando a los militares leales al régimen. Es un grupo complejo haciendo cosas desde hace mucho tiempo. No es algo que se soluciona de la noche a la mañana y es algo que lo tiene que entender la oposición y la gente que apoya la oposición.


Pedro Vargas Núñez
Editor Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido