close
close

Internacional

Legado de Merkel, símbolo de estabilidad europea en tiempos de crisis

Tras 16 años en el poder, la Canciller dejará un mandato marcado por luces y también sombras.

Angela Merkel

Angela Merkel estuvo 16 años en el poder en Alemania.

Archivo particular

POR:
Rubén López Pérez
septiembre 25 de 2021 - 03:59 a. m.
2021-09-25

La Canciller de Alemania, Angela Merkel, iniciará, tras 16 años en el poder, su retiro de la mayor potencia económica de Europa una vez que este domingo tengan lugar las elecciones que definirán a su sucesor. Y aunque aún no se sabe cuándo abandonará definitivamente el ‘Bundeskanzleramt’, pues tendrá que esperar a que se forme un nuevo gobierno, su legado empieza a regir desde ya.

Un legado que por más de tres lustros ha estado marcado por su influencia dentro de la Unión Europea, su peso en la economía internacional, su labor en las graves crisis que azotaron al Viejo Continente y, por supuesto, por el impulso que ha registrado Alemania, entre muchos otros aspectos.

No es fácil resumir en tan solo un puñado de aspectos lo más destacado del legado de Merkel, pero Johannes Greubel, analista en el European Policy Centre (EPC), apunta a uno muy concreto: “la estabilidad económica en un momento muy difícil para Alemania y Europa, pues durante su cancillería se enfrentaron grandes crisis, muchas de las cuales con fuertes dimensiones económicas”.

(Vea: Angela Merkel: fin de una era).

Precisamente, como resalta Borja Santos, profesor del School of Global and Public Affairs de la IE University, “Merkel se ha enfrentado a crisis enormes: la financiera de 2008, la del euro, las amenaza de disolución de la Unión Europea, la climática, el flujo migratorio derivado por el conflicto en Siria o la pandemia global”.

Y, a pesar de ello, “su estilo menos conflictivo le ha conducido a darle un papel protagonista del liderazgo europeo, teniendo un índice de popularidad que nunca bajó del 50% y pudiendo abordar desafíos sin excesivamente dañar su figura pública”, dijo Santos.

Por otro lado, Merkel ha sido considerada en diversas ocasiones como la mujer más poderosa del mundo, y las formas en las que lo ha logrado esa etiqueta es otro de los aspectos que, según los expertos, marcarán su legado.

Según José M. de Areilza, profesor del Departamento de Dirección General y Estrategia de Esade, “ha sido la única líder que ha respondido en una etapa de crisis encadenadas. Además, ha representado al mundo libre y a las democracias liberales durante los años de Donald Trump y su involución nacionalista y populista. Ha sido una interlocutora crucial de Rusia y una pieza muy importante en la relación con China. Y la canciller ha desplegado un estilo de poder racional, científico, cauteloso, mucho más eficaz que el liderazgo de los llamados hombres fuertes, dispuestos a encontrar soluciones sencillas (y equivocadas) a problemas muy complejos”.

Alemania

Merkel ha sido considerada en diversas ocasiones como la mujer más poderosa del mundo.

EFE

CRISIS FINANCIERA Y DEL EURO

Uno de los episodios en los que el liderazgo de Angela Merkel fue más evidente fue en la crisis financiera de 2008 y la posterior posibilidad de ruptura del euro. Incluso, muchos analistas han considerado que, posiblemente, sin su influencia, la zona del euro podría haber dejado de existir.

(Vea: Colombia reclama piezas precolombinas que serán subastadas en Alemania).

Uno de ellos es James Shields, profesor de ciencia política en la Universidad de Warwich, Reino Unido, quien apunta que “las crisis financiera y de la eurozona, y luego la de refugiados la resaltaron en su momento más decisivo y sellaron una reputación de liderazgo resuelto que se resume en su frase ‘Wir schaffen das’ (podemos hacerlo). Ella utilizó su poder para preservar la integridad de un bloque de la UE que podría haberse derrumbado bajo otro líder; la historia necesitará tiempo para llegar a su veredicto completo, pero podemos decir con confianza que la zona euro hoy debe su existencia a su decidida negativa a dejarla colapsar”.

Areilza, de Esade, agrega que “en la crisis, Merkel llevó la batuta no solo para salir de una situación difícil e inédita, sino para rediseñar la arquitectura económica y financiera de la zona euro”.

Junto a todo lo anterior, por supuesto, no es menos importante su labor al frente de Alemania. Este país es hoy la cuarta economía más importante del mundo y cuenta con unos indicadores y una fortaleza que le permitieron superar las crisis de la mejor forma. Y gran parte de eso se da por el gobierno de Merkel.

(Vea: Facilidades que ofrece Alemania a quienes quieran viajar a estudiar).

Como explica Clemens Fuest, presidente del Instituto IFO y profesor de la Universidad de Múnich, “condujo a Alemania a través de dos grandes crisis económicas, y en ambos casos a Alemania le fue relativamente bien. Su política fiscal condujo a una reducción de la deuda pública y el déficit, y ha contribuido a la resiliencia del país en ambas por una sólida red de seguridad social y el apoyo del gobierno a las empresas”.

Por poner en valor algunas cifras, según Fuest, cuando Angela Merkel se convirtió en Canciller en 2005, Alemania tenía cinco millones de desempleados, una deuda pública en aumento y un crecimiento lento. “En los 16 años siguientes, el avance económico fue mucho mejor y el desempleo actual es de solo 2,5 millones”.

En definitiva, como empezó considerando Greubel, del EPC, “el liderazgo tranquilo, firme y pragmático de Merkel fueron factores importantes para la estabilidad en Alemania, mientras que su capacidad de negociación, prestigio internacional y su experiencia fueron activos importantes para la UE en tiempos turbulentos”.

Angela Merkel, canciller alemana

A Merkel se le reconoce un liderazgo tranquilo, firme y pragmático.

Afp

LAS SOMBRAS DEL CAMINO

Pese a los factores a destacar en el legado de Merkel, durante sus 16 años en el poder también se le han podido reprochar algunas sombras.

Una de las más llamativas es su papel ‘duro’ en la crisis de 2008 con los países con problemas. Según Johannes Greubel, “la verdad es que algunas de sus respuestas políticas a las diversas crisis, incluidas por supuesto las políticas de austeridad, han contribuido a agravar las diferencias entre la UE27, entre el norte y el sur”.

Esto lo explica con mayor detalle Santos, del IE, quien indica que “la gestión hacia la situación en Grecia y en otros países del sur de Europa fue muy conflictivo. Las fuertes políticas de austeridad y la intransigencia mostrada generó amor y odio sobre si era el liderazgo que Europa necesitaba”. Esto, de hecho, provocó una oleada de sentimiento antieuropeo y antiMerkel en diversos países como Italia y España, además de Grecia, y una desafección de los ciudadanos de la UE con respecto a las instituciones del bloque de los 27 países.

Todo este sentimiento exacerbó la división ya existente y avivaron la hostilidad europea, especialmente en Italia. Y mientras Merkel luchaba por mantener la integridad económica de la UE, aparecieron otras fallas como la brecha cada vez mayor entre los regímenes políticamente liberales e iliberales, el auge de los movimientos nacionalistas y el crecimiento de un euroescepticismo, lo que de alguna manera desembocó en el Brexit. Estos son algunos de los problemas sin resolver que Merkel deja atrás”, apunta James Shields, quien agrega que “el suyo era un liderazgo de continuidad, no de cambio”.

(Vea: ¿Quién reemplazará a Angela Merkel en el poder en Alemania?).

Sumado a eso, pese a su popularidad, cabe resaltar que ha tenido que gobernar 16 años en coalición con otros partidos, por lo que no ha podido hacer la política económica que prometía su formación política y, según el experto de Esade, “en Europa, Merkel ha representado la ortodoxia frente a las visiones que querían más solidaridad financiera”.

A nivel local en Alemania, como resaltan tanto Santos como Fuest, los ‘mini jobs’ y el creciente número de trabajos precarios generó bastante controversia al interior del país, mientras que tomó ciertas decisiones que enfrentaron a la población, como la de cerrar la energía nuclear en el país, a pesar de que ayuda a reducir las emisiones, y le han criticado su poco afán reformista.

La canciller alemana Angela Merkel

A Merkel se le critica su papel ‘duro’ en la crisis de 2008 con los países con problemas.

AFP

HACIA UNA EUROPA SIN MERKEL

Una vez que la Canciller salga del gobierno, tanto el país como Europa se enfrentarán después de 16 años a un futuro sin Merkel, y ese liderazgo será difícil de remplazar. Como apunta Greubel, “en términos de liderazgo europeo, sin duda será difícil llenar sus zapatos a corto plazo. Su experiencia, contactos diplomáticos y sus habilidades de negociación serán muy difíciles de cubrir por otros líderes en el lugar. No obstante, lo que se puede criticar del liderazgo de Merkel en Europa es la falta de visión estratégica para el futuro, por lo que un resurgimiento del debate sobre la dirección estratégica del proyecto europeo es, por tanto, algo que muchos esperan después de la era Merkel”.

Esto, con un difícil panorama hacia delante. Según Fuest, del IFO Institute, “Alemania y Europa se enfrentan a importantes desafíos internos y externos en los próximos años. Debido al cambio demográfico, el tamaño de la fuerza laboral comenzará a disminuir, y esto creará vientos en contra para el crecimiento. Muchos países emergen debilitados de la pandemia, mientras que la mayoría de la UE tiene grandes estados de bienestar que solo pueden mantenerse si continúa el crecimiento económico. Pero Europa se está quedando atrás en competitividad y digitalización. Mucho dependerá de si el fondo de recuperación de la UE ‘Next Generation EU’, funcionará y se complementará con las reformas adecuadas en los estados miembros. Externamente, Europa necesita defender sus intereses frente a las crecientes tensiones geopolíticas entre los otros bloques dominantes, Estados Unidos y China. En el esfuerzo por enfrentar estos desafíos, se echará de menos a políticos inteligentes y honestos como Angela Merkel”.

RUBÉN LÓPEZ PÉREZ
Editor de Portafolio

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido