Argentina lanza el plan para su deuda

Según el decreto que aprobó el país, el gobierno de Alberto Fernández buscará reestructurar US$68.842 millones. 

Alberto Fernández

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, aseguró que la deuda actual del país es insostenible.

AFP

POR:
Portafolio
marzo 10 de 2020 - 09:10 p. m.
2020-03-10

El gobierno de Argentina fijó en US$68.842 millones el monto de deuda con acreedores privados sobre el que buscará negociar quitas y nuevos vencimientos, según un decreto publicado este martes en el boletín oficial con el que abre el proceso.

Se trata de la porción de deuda en bonos bajo legislación extranjera en dólares, euros y yenes. Incluye títulos emitidos durante el gobierno del liberal Mauricio Macri (2015-2019) y otros lanzados tras los canjes de deuda de 2005 y 2010. El Ministerio de Economía quedó habilitado a realizar todas las operaciones legales sobre esas acreencias.

(Desafíos de la renegociación de la deuda argentina). 

Argentina debe presentar a fines de marzo su propuesta de reestructuración de deuda a los acreedores, según el cronograma establecido por la cartera de Economía.

El índice de riesgo país, que mide el banco JP Morgan, se ubicó por encima de los 2.700 puntos, su nivel más alto en 15 años.

INVERSORES REACIOS AL RIESGO 

“El panorama internacional por el shock del coronavirus y del petróleo no configuran un clima propicio para llevar adelante una negociación de (una) envergadura como la de Argentina”, advirtió Nery Persichini, jefe de Estrategia de GMA Capital.

Para Persichini, “una prórroga no luce como (algo) descabellado a la luz de los acontecimientos internacionales”, y señaló que “la búsqueda de alternativas de riesgo no figura en el menú inversor por estos días, sino lo contrario”.

(Argentina quiere un acuerdo ‘sostenible’ para reestructurar su deuda). 


Los pagos de capital e intereses que deberá realizar Argentina en 2020 ascienden a unos US$34.300 millones, de los cuales US$4.300 millones corresponden a bonos bajo legislación extranjera. “Los vencimientos más acuciantes durante 2020 son mayormente de deuda (bajo) ley local, no en dólares de deuda de legislación extranjera. Ante una propuesta apresurada y agresiva, los tenedores de bonos tendrían incentivos a esperar y, eventualmente, litigar”, señaló Persichini.

El gobierno del presidente Alberto Fernández, que asumió en diciembre pasado, considera que la deuda argentina es insostenible y ha insistido en pedir que se permita al país crecer para poder cancelar sus deudas. “Nos han dejado una deuda que nos condiciona mucho”, dijo Fernández el lunes, en alusión al gobierno de Macri.

Fernández ha reiterado que un acuerdo de reestructuración de la deuda debe “ser sostenible” y que esa condición es “innegociable”, pues “no hay peor alternativa que la austeridad fiscal en las recesiones”.

Argentina se encuentra en recesión desde 2018, con alta inflación (53,8% en 2019) y aumento de la pobreza y del desempleo. El Fondo Monetario Internacional (FMI) también estimó que la deuda argentina es “no sostenible”.

La autorización para que el Ministerio de Economía actúe sobre estos bonos alcanza a los tribunales de Nueva York, Londres y Tokio, según el decreto.

Argentina declaró en 2001 una cesación de pagos por más de US$100.000 millones y estuvo fuera de los mercados internacionales hasta 2015, cuando asumió Macri y llegó a un arreglo con los últimos fondos especulativos que demandaban al país.

La semana pasada el Gobierno designó al Bank of America y al HSBC como los entes encargados de la colocación de la deuda, en el marco de la ley de “Restauración de la sostenibilidad de la deuda pública” aprobada hace pocas semanas por el Congreso.

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido